Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Confesiones profesionales...

Francisco Esparza Unsáin, presidente de Adefan y gerente del grupo Unsáin

Fiel defensor de la empresa familiar como presidente de la asociación que las representa en Navarra, cree en las virtudes del esfuerzo y la constancia y dice no mirar atrás para lamentarse de errores pasados

Francisco Esparza Unsáin
Francisco Esparza UnsáinBuxens
Publicado el 05/11/2021 a las 19:00
Francisco Esparza Unsáin (Pamplona 1958) comenzó en el negocio familiar, vinculado a la venta de coches y gasolineras, con 25 años tras completar sus estudios de Económicas y Empresariales en la Escuela Superior de Ciencias Empresariales, ahora conocida como Deusto. El repentino fallecimiento de un tío suyo, que se encargaba de la parte comercial de la empresa, le llevó a asumir tempranamente mayores responsabilidades. Fiel defensor de la empresa familiar como presidente de la asociación que las representa en Navarra, cree en las virtudes del esfuerzo y la constancia y dice no mirar atrás para lamentarse de errores pasados.
Con la pandemia
- ¿Qué ha cambiado en su empresa u organización?
- Cierto crecimiento de la conciencia del trabajo. Somos vulnerables.
- La tarea pendiente sigue siendo…
- Crecer el compromiso y la responsabilidad en el trabajo de algunas personas. Hay todavía quien sigue anclado en los tiempos de los dos bandos, la empresa y los trabajadores. Como empresario me debo a la propiedad que arriesga su capital, al equipo humano que trabaja y a atender al desarrollo, inversión de la propia empresa para afianzar su subsistencia.
- Hemos perdido una oportunidad para…
- Yo creo que no hemos perdido ninguna oportunidad, además que no merece la pena lamentarse por lo no hecho, sino seguir trabajando en cumplir propósitos y metas.
- ¿Cuál de las grandes transformaciones que están en marcha (ecológica, movilidad...) le preocupa más?
- Por mi negocio, los cambios en la movilidad, el de los combustibles fósiles a la electricidad, coches compartidos, autónomos... Esto es una realidad que viene, definida y planificada pero con muchas incógnitas. Pero todo ello deriva en preservar el planeta, de parar su deterioro, en definitiva, de cuidar el entorno.
- ¿Cómo están trabajando para el cambio desde su organización. Iniciativas que tienen previsto poner en marcha?
- Nuestra empresa fue el primer concesionario de España en obtener la certificación medioambiental ISO 14001. Este compromiso medioambiental es cultural, se vive en nuestra empresa. El resto de cambios que nos vienen, la movilidad, los nuevos motores o la digitalización, ya trabajábamos en ellos y seguimos, con formación, la adaptación de los equipos a las nuevas fórmulas de comunicación con el cliente y compartiendo con todos lo que nos viene y a lo que nos tenemos que adaptar.
La empresa navarra
- ¿Principal fortaleza y principal debilidad?
- En Navarra la empresa está comprometida. Hay grandes empresas, grandes empresarios y magníficos colaboradores, pero esta fortaleza, no puede traducirse en confort o acomodo. Hay que seguir empujando para mantenerlo con compromiso de las personas con la sociedad y el trabajo y con formación.
- ¿Cómo ha evolucionado el sector en el que trabaja desde que usted empezó?
- Llevo 40 años en el sector y ha habido muchos cambios. Hasta ahora solo con cambios de tendencia, con dientes de sierra en la economía y en las marcas, eso sí, con un importante avance de la tecnología
- ¿Qué retos afronta en el corto plazo y qué riesgos diría que debemos asumir?
- Crecimiento moderado, como único camino para seguir adelante. Pensar en subsistir no es suficiente. Hay que avanzar, posicionarse en el mercado y adaptarse a los cambios. Los riesgos vienen solos y están cada día, es obligado afrontarlos y vencerlos.
- ¿Qué cambiaría si estuviera en su mano?
- Hay que trabajar la economía circular, aprovechar, reparar y dar más vidas a las cosas. Fabricar es hoy más barato que reparar, o mejor dicho, reparar en muchas ocasiones se hace antirentable ante el costo que acarrea, por lo que se tira y se repone. Aquí hay que cambiar. La educación en valores y compromiso de las siguientes generaciones es básica. Nada es fácil ni cae del cielo y todo cuesta.
También creo que en el mundo de la relaciones laborales hay que trabajar en el compromiso de las partes, rebajar la precariedad, las diferencias para el mismo trabajo, apoyar el empleo juvenil dar confianza y exigir a los jóvenes. Hay que poner delante el compromiso con el trabajo y la implicación en este. No vivimos para trabajar, pero tampoco podemos pensar que el trabajo es un medio solo para vivir. En el punto medio esta la virtud trabajar y vivir, lo uno tan importante como lo otro.
En primera persona
- ¿Cómo y en qué le ha cambiado la pandemia?
- Al principio, después de la pandemia logré trabajar menos horas y potencie el teletrabajo, pero con el paso del tiempo sigo utilizando el teletrabajo como una herramienta habitual y trabajo más horas.
- ¿La decisión de la que se siente más orgulloso y por qué?
- La verdad soy de las personas que no se arrepiente de nada, porque de nada vale. Soy impetuoso, pero con la edad más reflexivo. Una gran satisfacción es la continuidad de mi saga familiar que he resuelto.
- El fracaso o la decepción de la que más ha aprendido estos años. ¿Alguna vez pensó en abandonar?
- Me he equivocado muchas veces y he aprendido mucho de los errores. Siempre afirmo que es más fácil obedecer que mandar, pero nunca he pensado en abandonar. Una empresa es un compromiso vital con ella y con todos los colaboradores. Son muchas familias las que viven de ella y esta es una gran responsabilidad.
- ¿Tuvo (o tiene) algún referente?
- Mi mayor referente y mejor educador fue mi padre. Con sus consejos de sabio, muchos los escuché y los cumplí, y otros los escuché pero decidí seguir otro camino. A pesar de las discrepancias propias de la diferencia de edad, lo mejor es que me dejo hacer y esto es algo que recomiendo en las sucesiones de las empresas: aprender de las anteriores generaciones y estas dejar hacer a las siguientes.
- ¿El consejo que más le ayudó en su carrera y el usted daría ahora a los más jóvenes?
- Trabajar con ética y compromiso. Cada día es un reto que hay que ganar. No se puede olvidar que las empresas están formadas por personas, con grandes valores y de las que como directivo hay que sacar lo mejor de ellas.
- ¿Algún fichaje con el que le gustaría contar en su empresa?
- La gran mayoría de mis equipos directivos son gente hecha en la empresa y esto es una suerte. Apoyar y promocionar gente de dentro es un reto y a la vez una satisfacción.
Tecnología
- ¿Cuál era la más habitual cuándo empezó? ¿Le costó adaptarse a los cambios? ¿Con qué apoyos contó?
- Hoy en día o te adaptas o no estás, no soy nativo digital, pero me desenvuelvo y me defiendo. Sí observo que las siguientes generaciones obtienen de la tecnología recursos mejores y en menos tiempo que yo.
- ¿Qué papel juegan hoy las nuevas tecnologías en su trabajo? ¿Alguna que se le resista? ¿La que eliminaría si pudiera?
- Forman parte de nuestra manera de trabajar. La que se resiste hay que buscarle solución. No podemos mirar atrás, porque el pasado enseña pero no vuelve y no puedo eliminar nada.
- ¿Qué opinión le merecen las redes sociales? ¿Las utiliza? Sí es así, ¿cuál es su preferida?
- Las redes sociales son una herramienta más, que bien utilizada y con prudencia es buena, pero su capacidad de manipulación, de tergiversar las cosas, el exceso de creencia en ellas de algunas personas es nocivo y peligroso. Son una opinión más, pero no la verdad absoluta. Consulto Facebook, Instagram y Twiter y soy activo en Linkedin como red profesional y más seria.
Ocio
- ¿Con qué lugar de Navarra se queda para su tiempo libre y por qué?
- Me gusta Pamplona, sus paseos y sus rincones. Tenemos un privilegio con esta ciudad del que algunos no son conscientes.
- ¿Un viaje soñado que todavía no ha realizado o algún lugar que ha descubierto recientemente y al que ya piensa en volver?
- Con tiempo, quiero hacer el Camino de Santiago y repetir un viaje por el interior de Marruecos. Y desde luego seguir conociendo España, que cada lugar que descubro me apasiona más.
- ¿Una comida que le apasione?
- Me gustan las comidas sencillas y en las que destaque la materia prima.
- ¿Con quién le gustaría compartir una velada?
- Realmente en la vida pública encuentro pocos mitos. He tenido oportunidad en mi vida profesional e institucional de compartir veladas con grandes personas por el puesto que representan o por que en sí son grandes personas.
A CONTINUACIÓN, FRANCISCO ESPARZA UNSÁIN EXPLICA EN AUDIO SU TRAYECTORIA PROFESIONAL
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones