Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Confesiones profesionales de...

Abel Moreno, socio director de Gurpea: el electromecánico que persiguió su sueño

Abel Moreno, socio director de Gurpea
Abel Moreno, socio director de GurpeaJesús Garzaron
Publicado el 27/08/2021 a las 17:00
Abel Moreno Armendáriz (Logroño, 21 de enero de 1977) conoció a Antxon Errea cuando trabajaba como electromecánico en una fábrica de Urroz Villa. Había estudiado FPII de electricidad y al igual que Antxon entendía a la perfección las máquinas industriales que montaba, ajustaba y arreglaba. Entre turno y turno empezaron a tejer un sueño: poner en marcha una empresa para liderar la externalización de servicios industriales relacionados con la maquinaria productiva. Y aquel sueño terminó haciéndose realidad. Fue en 2004, cuando fundaron Gurpea, especializada en ofrecer asesoramiento y soporte a los departamentos de mantenimiento, procesos, producción e ingeniería y que hoy emplea a 200 personas con una media de edad de 36 años y que desempeñan su labor en centros de trabajo de Navarra, País Vasco, La Rioja y Cataluña. “Tengo mucha suerte de los compañeros que tengo, todos están súper implicados en la empresa y gracias a ellos estamos donde estamos. No he conocido mejores profesionales, del primero al último”.
Entre los procesos de producción de Gurpea destacan labores como el diseño mecánico y eléctrico, la programación industrial y la robótica y visión artificial, así como montaje mecánico, construcción metálica o instalaciones eléctricas.
Desde que el proyecto echó a andar, Abel no ha dejado de formarse: contabilidad, RRHH, técnicos de venta, negociación… “Soy una persona a la que le gusta tener controlado el trabajo, hacerlo bien, meticuloso... Siempre me estoy formado y siempre intentando mejorar”.
Aunque nacido en Logroño, siempre ha vivido en Navarra. Hasta hace cuatro años residía en Pamplona y actualmente en Etsain, un pequeño pueblo de 40 vecinos situado en la comarca de Ultzamaldea, a 24 kilómetros de la capital de la comunidad. Tiene huerta, gallinas, perro… y acaba de ser padre de mellizos Hegoi y Saioa. “Mi vida es ahora un poco mas intensa”, reconoce.
CON LA PANDEMIA
Un aprendizaje tras un año de pandemia.
Durante el año de pandemia hemos visto que todo puede cambiar de forma radical hasta límites insospechados y que la única forma de estar preparados es con un equipo involucrado, flexible y con autonomía.
LAS DECISIONES
La decisión más difícil, arriesgada, o traumática de su carrera profesional.
La decisión mas difícil fue cuando iniciamos Antxon (mi socio) y yo la andadura en Gurpea. Teníamos 23 y 26 años, había mucho riesgo económico y mucha incertidumbre sobre lo que seríamos capaces de hacer. Fue una decisión difícil.
Un error del que es consciente ahora.
No sabría señalar uno en concreto, se cometen muchos errores y todos se corrigen y de todos se aprende. Son parte del crecimiento personal y profesional.
Un descubrimiento.
La responsabilidad que se adquiere hacia el equipo. Unas 200 familias han apostado por Gurpea para su vida laboral, se involucran en el proyecto, creen en él y se dejan la piel. Tengo que estar a la altura 100%.
Una meta por cumplir.
La calidad. Creo que tenemos un nivel muy alto de calidad de servicio, pero siempre quiero más, nunca me canso de intentar mejorar.
En qué se fija en una entrevista de trabajo.
En la actitud y la honestidad. Por supuesto que se valoran los conocimientos, pero sin actitud no sirven de nada.
IDEAS Y CONSEJOS
Una idea, un consejo, una frase que le haya hecho reflexionar como profesional.
Recuerdo que trabajando de mecánico metí la pata y generé una avería importante, parecía que se acababa el mundo. Cuando avisé a mi encargado me esperaba lo peor y, sin embargo, me trasmitió mucha calma, cogió su herramienta, me acompañó y lo irreparable lo arreglamos (o lo arregló). Aprendí que lo más importante es mantener la calma y trabajar con profesionalidad, todo se arregla.
El consejo que daría usted a alguien para empezar o para mejorar en su trabajo.
Que tenga compromiso con lo que haga y que lo haga bien. Da igual el trabajo que haya que hacer, a todos nos tocan cosas que nos gustan más o menos, hay que hacer todas bien, todo es importante. Un trabajo bien realizado es gratificante, enorgullece, hace que nos vean de otra forma, se gana confianza… haciendo bien lo demás viene rodado.
LECTURAS
Un libro profesional para hacer pensar. Una lectura indispensable.
La verdad es que leo más bien poco, es una asignatura pendiente. Me resulta más fácil ver un vídeo o escuchar un podcast. Recomendaría alguna ponencia de Emilio Duró como" Optimismo e Ilusión".
Otro que le haga relajarse.
Para relajar escucho todo tipo de podcast, por ejemplo “Memorias de un Tambor”, “La escóbula de la brújula” o “Cualquier tiempo pasado fue anterior”. Me gusta la historia.
TECNOLOGÍA
Sus compañeros tecnológicos preferidos sin los que no se puede desenvolver en la oficina.
Desde hace un tiempo trabajo mucho con el bloc de notas y la agenda para preparar la semana. En el día a día voy recopilando notas y los lunes cuando entro a trabajar transformo esas notas en acciones que paso a la agenda.
Y el que odia o no le gusta.
Jajajaj, sin duda trabajar en SAP, soy muy torpe.
ESPACIOS
Un lugar ideal para un encuentro de trabajo.
Para un encuentro de trabajo una oficina o una sala de reuniones. Los restaurantes, bares y hoteles para relajarse están muy bien, pero para trabajar un sitio de trabajo.
OCIO
Una serie de TV.
No veo casi televisión, actualmente no estoy viendo ninguna. Me gustó 'Juego de Tronos', igual un día la repito.
Y su lugar ideal para desconectar.
No sabría uno en concreto, me encanta salir con la autocaravana y aparcar cerca del mar o en lo alto de un monte, la sensación de libertad es total.
Si tendría que elegir un restaurante sería el Altxunea Erretegia, hotel Las Arenas de Valencia y como ciudad San Sebastián.
El hobby que le hace desconectar.
Correr, si puede ser por el campo mejor, y tallar madera en el taller de Mikel Okiñena. Son las dos cosas que más me relajan y me hacen desconectar.
volver arriba

Activar Notificaciones