Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Recetas

Un hojaldre, una oda a las alcaparras y un batido de fresas congeladas, más recetas para celebrar

Siguiendo la idea de la semana pasada, hoy más recetas deliciosas para celebrar la vida

Ampliar Este hojaldre de puerros y gambas es una de las tres recetas de hoy.
Este hojaldre de puerros y gambas es una de las tres recetas de hoy.Sara Nahum
Publicado el 10/05/2022 a las 06:00
Me vine muy arriba con mi columna llena de poderío de la semana pasada y mi 40 cumpleaños y luego estaba deseando que terminaran de una vez las celebraciones. La vida. Ahora miro las fotos de las delicias que comimos y quiero repetir todo desde cero otra vez. La vida también. Hay cosas que la edad no cambia. Que me siga volviendo loca el hojaldre de puerros y gambas es una de ellas. Les digo en serio que pocos rellenos me gustan más que ese. Me han visto usarlo en todo tipo de recetas y siempre es un éxito. La nueva década la tenía que comenzar con él. Viejos conocidos que sabes que nunca defraudan. Como no lo hace la salsa para el salmón ahumado que en mi casa se hace desde tiempos inmemoriales. Persona que la prueba, persona que exige su receta in-me-dia-ta-men-te. Y yo, que odio hablar de pasos y de elaboraciones mientras como, acabo siempre explicándola con la boca llena de salmón. Ahumado, claro. Es el que mejor acompaña esta maravilla a la que el otro día no le pude echar alcaparras porque había un rarito al que no le gustaban. No diré su nombre porque no quiero humillarle públicamente y que vayáis a su casa a hacerle escraches con pancartas en pro del vinagrillo. Pero sí, fue una lástima, porque es un ingrediente clave en esta salsa. Háganla. No inviten a ningún raro a su mesa y hagan la receta original. O invítenle y que tome batido de fresas que eso sí que es imposible que no le guste a alguien. Fue mi desayuno de cumpleaños. Un poco improvisado, rescatando unas fresas congeladas que compré ya listas para convertirse en un batido con leche. Me las llevé a casa un día que me sentí sana y me imaginé desayunando eso con unos kiwis y unas tostadas de avena y aguacate. Y me sentí muy fitness. La realidad es que fueron unos cruasanes industriales quienes acompañaron el colorido batido. La vida.
volver arriba

Activar Notificaciones