Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Turismo

5 lugares para disfrutar de la nieve en Navarra

Repasamos algunos destinos fundamentales si queremos pasar un día diferente en familia o con amigos o practicar deportes de invierno

La nieve y la niebla, protagonistas del paisaje invernal
La nieve y la niebla, protagonistas del paisaje invernal
CEDIDA
Actualizada 30/12/2020 a las 13:44

Por su situación geográfica, en la zona norte del país, y su cercanía con la cadena montañosa de los Pirineos, Navarra es una de las zonas de España donde la nieve se deja ver invierno tras invierno, sin excepción. Aunque depende de cada año y de diversos factores meteorológicos, los meses de diciembre, enero y febrero suelen teñirse de blanco en algunas zonas de la Comunidad foral, especialmente en la zona nororiental, adonde muchos acuden en busca de una jornada invernal con amigos o en familia o para practicar diversos deportes de invierno. Estas son algunas de las zonas que merece la pena visitar para disfrutar de la nieve en Navarra.

SAN MIGUEL DE ARALAR

Es uno de los santuarios más famosos de España y una verdadera joya arquitectónica y paisajística de la Comunidad foral. San Miguel de Aralar cuenta con más de mil años de historia y está ubicado en la cima del monte Artxueta, desde donde ofrece unas vistas panorámicas excepcionales del corredor de Arakil o Barranca, San Donato y las sierras de Urbasa y Andía, más todavía en caso de encontrar el paisaje nevado.

Lugar marcado por la leyenda del dragón y Teodosio de Goñi y enmarcado en un paisaje dominado por densos hayedos, al santuario (siglo XI) se accede por carretera desde Lecumberri, aunque también hay acceso desde la zona sur de la sierra, a través de una pista que parte de Uharte-Arakil. Tanto las inmediaciones del templo como toda la sierra de Aralar es un verdadero oasis para los aficionados al senderismo: desde la Vía Verde del Plazaola o el nacedero del Larraun hasta Astitz, donde se puede visitar la cueva de Mendukilo, o municipios como Uharte-Arakil, la zona de Aralar es ideal para pasar un día de invierno e, incluso, practicar esquí de fondo si las condiciones meteorológicas son favorables.

BELAGUA

Belagua constituye uno de los enclaves más bellos de la Comunidad foral y es el ecosistema pirenaico más importante del Valle de Roncal, al que podemos acceder desde Isaba. Cuenta con cimas altas como el Rincón de Belagua, que alcanza los 1100 metros de altitud, o la Mesa de los Tres Reyes (2428 metros), que es la cumbre más alta de toda Navarra, rincones naturales de una imponente belleza paisajística.

Este valle, situado en el corazón de Roncal (en la muga de Navarra, Francia y Huesca), cuenta con lugares únicos, entre los que destaca la Reserva Natural de Larra, uno de los parajes morfológicos kársticos más impresionantes de todo el continente europeo. Es una opción ideal, además de para apreciar el paisaje nevado y pasar un día diferente en familia o con los amigos, si queremos practicar esquí de fondo, ya que allí se encuentra el centro de esquí de Larra-Belagua. Está equipado con todo lo necesario para los amantes de los deportes de montaña en la temporada de nieve y consta de dos zonas: El Ferial, un edificio totalmente equipado con varias instalaciones y que ofrece diversos servicios (alquiler de material, cafetería, solarium, sauna...), además de diez kilómetros de pistas esquiables; y el refugio de La Contienda, una edificación más reducida situada a dos kilómetros de El Ferial, unto a la carretera Isaba-Francia.

RONCESVALLES

Como en el caso de San Miguel de Aralar, el entorno de la Colegiata de Roncesvalles, uno de los lugares más destacados del Camino de Santiago, ofrece una de las estampas invernales más impresionantes de toda Navarra durante la temporada de nieve. El monte pirenaico y la piedra se conjugan para crear un paisaje excepcional que hace las delicias de los más curiosos, digno de vivir e inmortalizar cámara de fotos en mano.

El rincón pirenaico de Orreaga/Roncesvalles, ubicado en la zona noroeste de Navarra y próximo a la frontera con Francia, también merece la pena por los enromes bosques de hayas que rodean a la Colegiata, en los que podremos disfrutar de un buen paseo y repirar aire puro durante un rato. Si la nieve no es muy abndante, también merece la pena recorrer rutas como la del Bosque de Basajaunberro (3,9 kilómetros) o la del paseo circular de los Canónigos, que se inicia junto al edificio Itzandegia y consta de 1,6 kilómetros. Podemos coronar la jornada con un apunte gastronómico y probar el queso Idiazábal, que se elabora con leche de oveja y se puede adquirir en la propia tienda de la Colegiata.

VALLE DE ERRO

En la zona oriental de Navarra, en plena merindad de Sangüesa y a unos treinta kilómetros de Pamplona, se encuentra otro de los valles pirenaicos de Navarra: Erro. Limita el norte con el Valle de Baztan y Francia, al este con las localidades de Burguete y Artzibar, al sur con Lizoáin-Arriasgoiti y al oeste con el valle de Esteríbar.

Erro es una zona que cuenta con dos zonas bien delimitadas, como bien saben los senderistas y aficionados a los deportes de montaña: la llanura que se extiende a lo largo de todo el valle, vertebrada por las localidades de Aurizberri, Aintzioa, Ardaitz, Bizkarret, Erro, Esnotz, Lintzoain, Loizu, Mezkiritz y Orondritz; y, en segundo lugar, todo el paisaje montañoso que la bordea y arroja una panorámica invernal singular y única, marcada por las cimas de Adi (1458 metros de altitud), Quinto Real y Larrogain. Algunos de los lugares que merece la pena visitar en el valle, además de la localidad que le da nombre, son los pueblos de Aincioa, Zilbeti, Saragüeta, Bizkarreta-Gerendiain y Mezkiritz.

La noche más gélida de este otoño en Navarra: Erro alcanza los -10 ºC

ABODI E IRATI

A 13,5 kilómetros de la localidad de Ochagavía, a los pies de la Selva de Irati, y una altura de 1400 metros se ubica uno de los lugares más importantes de Navarra para los aficionados al esquí, el Centro de Montaña Irati-Abodi. Además de situarse en un enclave natural de primer orden dentro de la geografía de la Comunidad foral, este centro ofrece diversos servicios, como el alquiler de bicis, esquíes y raquetas de nieve, y cuenta con cafetería-restaurante y aparcamiento exterior.

Irati-Abodi dispone de 22 kilómetros esquiables de nivel sencillo y pista para raquetas, y los más experimentados también tienen su sitio gracias a otra pista de 16 kilómetros, que parte del mismo lugar que las dos anteriores. Las pistas de esquí de fondo son cuatro: Cerrillar (4,5 kilómetros), Cruz de Osaba (8), Zamukadoia (9) y Koixta (16 kilómetros, solo para expertos). Durante nuestra visita, merecerá la pena recorrer sus senderos a través del bosque y contemplar los picos nevados de los Pirineos.

Chivite inaugura el Centro de Montaña Irati-Abodi en el Valle de Salazar

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE