Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Turismo

Los diez pueblos más bonitos de Navarra

Una breve guía para conocer algunos de los enclaves más bellos y espectaculares de la geografía foral

Vista en detalle del Palacio Real de Olite
Vista en detalle del Palacio Real de Olite
CEDIDA
Actualizada 07/07/2020 a las 09:17

Navarra ofrece espectáculos singulares a lo largo y ancho de toda su geografía y, sin duda, los paisajes naturales y los pueblos con encanto son sus grandes bazas a la hora de destacar entre los diferentes destinos turísticos de España. A continuación, repasamos algunas de las localidades con más encanto de la Comunidad foral, lugares en los que el paso de la historia ha hecho mella.

OLITE

Sin duda, Olite es uno de los principales atractivos de Navarra, sobre todo por el aspecto de su castillo-palacio, que se erige en protagonista de todas las postales. Fue sede real durante la época medieval y sus torres almenadas atraen cada año a miles de visitantes que no quieren dejar pasar la oportunidad de viajar en el tiempo por unas horas. Estrechas rúas, escudos de armas y murallas completan la silueta regia de esta localidad.

OCHAGAVÍA

Sus calles empedradas, tejados empinados y un río abrigado por un robusto puente medieval hacen de Ochagavía uno de los pueblos más bellos de la geografía foral. Cumbres altas y bosques frondosos completan un paisaje de postal inigualable que solo rompe su horizontalidad con la torre que preside su iglesia de piedra. Es la viva imagen del Pirineo navarro, un enclave natural y pintoresco que no falta en ninguna guía.

ELIZONDO

Mundialmente conocido por las investigaciones de la inspectora Amaia Salazar, Elizondo representa la belleza del valle de Baztan, uno de los enclaves naturales más bonitos de España y Europa. El verde de los alrededores contrasta con el gris de la piedra, presente en palacios, caseríos y casas señoriales. Muros blancos, sillar rojizo, tejados a dos aguas y balconadas de madera completan el fresco de un lugar marcado también por la historia.

PUENTE LA REINA

Puente la Reina, situado a apenas un cuarto de hora de Pamplona, es uno de los enclaves históricos más ricos y mejor conservados de la Comunidad foral. Villa medieval en la que confluyen las dos rutas principales del Camino de Santiago, su paisaje urbano contempla puentes medievales, palacios, casas señoriales y templos religiosos, así como rúas empedradas y joyas arquitectónicas como las iglesias del Crucifijo, Santiago y San Pedro.

RONCESVALLES

Esta localidad, famosa por la impresionante colegiata que ha sobrevivido perfectamente al paso del tiempo y a día de hoy forma parte de la leyenda, traslada al visitante en un momento a un mundo de batallas, cruzadas y encuentro entre culturas. Orreaga/Roncesvalles está conformado por un parque natural en pleno Pirineo navarro que sin duda hará las delicias de cualquier aficionado a la historia y a la naturaleza.

UJUÉ

A 840 metros de altura, en el centro de una meseta de la Navarra media, emerge un pueblo con aire medieval llamado Ujué. Sin bosques frondosos ni montes cercanos, el pueblo se erige en protagonista para desplegar todo su esplendor, centrado en el Santuario-Fortaleza de Santa María de Ujué, que lo corona. Desde esta impresionante atalaya navarra se pueden divisar la cordillera pirenaica y la planicie de la ribera.

ARTAJONA

Como Olite o Ujue, Artajona también es reconocible desde la distancia gracias, en este caso, a la espectacular fortificación medieval corona el cerro sobre el que se ubica esta localidad de la Navarra media. Pasear por sus calles también supone un viaje al pasado, a la época de los nobles, los reyes y los papas. Otros edificios, como la iglesia gótica de San Pedro, la basílica de Nuestra Señora de Jerusalén y la ermita de San Bartolomé, completan una silueta única.

BURGUI

Denominado 'el pueblo de los oficios' por la cantidad de actividades que se han realizado en diferentes épocas, Burgui es puerta de entrada al valle de Roncal y el paisaje montañoso y boscoso contrasta con la arquitectura de un enorme puente romano, la Foz de Burgui, declarada Reserva Natural, o la silueta del monasterio benedictino de Urdaspal, entre otros enclaves.

ZUGARRAMURDI

Una aldea famosa por el proceso de Logroño (siglo XVII) contra las brujas, su encanto parte tanto de las características de su entorno, dominado por un espectacular manto verde y prados limpios, como por la impresionante cueva de las brujas de Zugarramurdi, que bien merece un paseo o una visita guiada y nos retrotrae directamente a los tiempos de los akelarres, las brujas y la magia del valle de Baztan.

CASCANTE

Entre el Parque Natural de Bardenas Reales y la sierra del Moncayo emerge Cascante, un antiguo poblado celtíbero cargado de vestigios de la época romana. Su belleza reside, sobre todo, en la Basílica barroca de Nuestra Señora del Romero, su monumento principal. Desde el parque del Romero se puede divisar todo el valle del Queiles, uno de los paisajes más bellos de Navarra.

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE