Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Turismo

5 visitas imprescindibles en Navarra para el puente del Pilar

Hacemos un recorrido breve por algunos de los mejores destinos para hacer una escapada a la Comunidad foral

Panorámica de los centros urbanos de Irurita y Elizondo, al fondo.
Panorámica de los centros urbanos de Irurita y Elizondo, al fondo.
ARCHIVO
Actualizada 07/10/2020 a las 10:30

El del Pilar es el primero de los puentes de otoño y, tras las vacaciones de verano, muchos esperan con ansia su llegada para hacer una escapada de turismo rural después de un vertiginoso comienzo de curso. Para un respiro así, nunca mejor dicho, Navarra ofrece enclaves únicos a los que desplazarse durante unos días para disfrutar de la naturaleza, practicar algún deporte, conocer el patrimonio histórico y artístico y probar los manjares de la tierra. A continuación, repasamos algunos destinos ideales de la Comunidad foral para disfrutar al máximo del puente del Pilar.

1. Selva de Irati. Este hayedo-abetal de 17.000 hectáreas, el segundo más grande de Europa, solo por detrás de la Selva Negra de Alemania, es uno de los mayores atractivos turísticos de la Comunidad foral. Se trata de un lugar de gran valor ecológico y paisajístico en el que practicar deporte y hacer senderismo: solo hay que calzarse unas buenas botas y escoger una ruta de las que existen, que son variadas y están adaptadas a todo tipo de visitante, desde el más intrépido hasta aquel que prefiera un paseo tranquilo para disfrutar de la naturaleza. Está ubicada en pleno Pirineo navarro y bebe de los valles de Aezkoa y Salazar.

Errekaidorra, oculto en el corazón de la Selva de Irati

2. Valle del Roncal. También en la zona de los Pirineos nos encontramos con una comarca ideal para disfrutar de una escapada de unos pocos días. Roncal ofrece una muestra de los mayores atractivos de Navarra: un entorno natural singular, algunas joyas del patrimonio histórico, tradiciones como el Día de la Almadía (conmemora el antiguo proceso por el que se transportaba la madera recién cortada por los ríos, en este caso el Esca) y la mejor gastronomía, pues es la zona en la que se puede probar uno de los mejores quesos de toda España, el que toma el nombre del valle. No podremos irnos sin hacer una visita a localidades pintorescas como Burgui, Vidángoz, Roncal, Isaba y Uztárroz.

Tributo de las tres vacas en el Valle de Roncal

3. Bardenas Reales. Si lo que buscamos en nuestra escapada es un paisaje natural único, otra opción es hacer una visita al Parque Natural de las Bardenas Reales, al sur de la Comunidad foral. Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, este enclave semidesértico, casi lunar, de 42.500 hectáreas brinda al visitante un espectáculo insólito que, además, se presta a un montón de planes variados: hacer una ruta en coche, a pie o en bici, visitar el parque de atracciones de Sendaviva (plan ideal si acudimos en familia o con niños pequeños) o buscar una buena visita guiada (en este caso, es recomendable llamar antes de ir a alguna de las empresas que organizan rutas en la zona). En Bardenas podremos disfrutar de incontables tesoros naturales, como el Castildetierra o la cumbre de Pisquerra.

La imponente figura de Castildetierra que se alza en las Bardenas Reales como promontorio icónico en su vasta llanura.

4. Olite. Situado en la Zona Media de Navarra, Olite se erige en protagonista sobre todo por su principal atractivo: el Palacio Real de Olite, la mejor y más importante muestra del gótico civil de Navarra, uno de los más relevantes también de toda Europa, que fue declarado monumento nacional en el año 1925. Esta ciudad es ideal si somos amantes de la historia, el arte y el mejor vino, sobre todo, y bien merece una buena visita por sus calles empedradas para conocer el castillo, las plazas de Carlos III y Teobaldos, sus bodegas y el Museo del Vino o la Iglesia de San Pedro. Además, si tenemos tiempos podemos desplazarnos a toda la comarca de la Valdorba, a pocos kilómetros hacia el norte, para pasar un día en contacto con la naturaleza.

El Castillo de Olite, un palacio de ensueño

5. Valle de Baztan, una de las joyas de la corona de la geografía navarra y uno de los lugares más queridos y recordados por los visitantes. Ofrece, además de paisajes singulares y una muy buena gastronomía, la posibilidad de conocer de cerca cómo era y es la forma de vida en la montaña de Navarra. Su paisaje siempre verde contrasta con la arquitectura de sus caseríos y casas-palacio, y es un lugar ideal para 'perderse' en mitad de la naturaleza. De visita obligada son lugares como Elizondo, la capital del valle, la cascada de Xorroxin, el castillo de Amaiur, Arizkun y su barrio de Bozate o Irurita. Y, aunque no forma parte del valle, por su cercanía merece la pena desplazarse hasta Zugarramurdi, una de las aldeas de brujas más famosas no solo de España sino de toda Europa.

El segundo cámping de Baztan aspira a ser ecológico y cinco estrellas

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE