Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Recetas

San Fermín Txikito y la churrería La Mañueta

Tres recetas para este fin de semana festivo y una historia familiar con sabor a churros

Este estofado de toro es una de las tres recetas de San Fermín de hoy.
Este estofado de toro es una de las tres recetas de San Fermín de hoy. sara nahum
Actualizado el 21/09/2021 a las 07:53
Paulina fue al internado con mi abuela Juanita. Compartían habitación. Pueden imaginar lo amigas que eran. Esas amistades indestructibles que se forjan echando de menos a tu familia todas las noches. Los niños Nahum y los niños Elizalde se criaron como primos. Solo los tragaldabas de los Nahum podían tener como primos a unos churreros. Solo los morros finos de los Nahum podían tener como primos a los mejores churreros del universo. La vida es maravillosa. Por eso yo siempre que he entrado en La Mañueta he sentido esa punzadita dentro de estar en casa. En la casa del pueblo. La sentía cuando me llevaba mi padre de pequeña en San Fermín y miraba a esos hombretones Elizalde alrededor del fuego como Vulcano en su fragua, con la misma atmósfera oscura que pintó Velázquez en su cuadro. Y escuchaba las risas y el comadreo y pensaba que qué suerte tenía esa familia de reencontrarse cada año durante unos días alrededor de esas calderas de aceite con sus delantales azules y sus gorros blancos de marines . Yo también quería formar parte de esa historia viva de Pamplona. Y lo seguía pensando años después cuando iba de empalmada con mi amiga Marta, cubata todavía en mano y sin perdonar la tradición, aguantando la cola que hiciera falta sabiendo que el esfuerzo merecía la pena. Siempre lo hacía. Porque pocas sensaciones hay mejores que ese primer mordisco a un churro de La Mañueta. “Es otro producto” repetíamos como un mantra Marta y yo cada mañana. No es parecido a ningún otro churro del mundo. Y les habla una degustadora de churros profesional. Los que me conocen saben que no puedo ver un puesto callejero y no caer en la tentación. Siempre y en todo lugar. Pero saben de lo que hablo. Otro producto. Y a La Mañueta se le une la magia de que son muy pocos los días al año que abre. Como uno de esos fenómenos astrológicos que solo se pueden disfrutar en contadas ocasiones y tienes que abrir mucho, mucho los ojos para no perdértelos. Porque vuelan. Y, afortunados nosotros, estamos en uno de esos momentos en los que se alinean los planetas y la fragua de Paulina se vuelve a iluminar. Y ya no está Josecho, su marido, y se sigue haciendo muy raro no ver a Pepe ni a Maripauly por ahí… la casa del pueblo necesita todas sus risas, pero el sábado es San Fermín Txikito y La Mañueta abrirá de 7h45 a 11h y también todos los domingos de octubre, y solo por eso ya tenemos motivos para sonreír un mes. Y dos. Y tres. La vida es eso, ratitos de felicidad absoluta que compensan todo los demás. Agua, harina y sal. A veces solo hace falta eso.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones