Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gastronomía

Tres recetas para sobrevivir en el Polo Norte (y ahora en Navarra)

Migas, garbanzos y bien de bechamel, tres recetas calentitas para hacer frente al temporal Gerard (no me tiren de la lengua  )

Ampliar Una manera oerfecta de comer legumbres y verduras en un solo plato.
Una manera oerfecta de comer legumbres y verduras en un solo plato.
Publicado el 24/01/2023 a las 06:00
Shakira y su revolución mundial consiguieron que la semana pasada me centrara en ese acalorado debate en lugar de seguir hablando de propósitos de año nuevo como estaba previsto. Hoy pensaba retomar el tema (el de las dietas, tranquilos, del otro ya estoy harta).Pero resulta que volviendo a casa del cole me ha saludado un pingüino y este tema hay que ponerlo sobre la mesa. Vamos a ver ¿pero que frío es este? El que corresponde al invierno me dirán ustedes. Ya, pero Maaaaama Mia! Yo con esta temperatura no puedo comer poco, ya lo aviso. Mi cuerpo me pide calorías a gogó que como su nombre indica consiguen meternos fueguito en el body. Pura supervivencia. Sí, también nos aportan la energía que necesitamos para salir de la cama. Por eso en este momento de nuestras vidas nada de ensaladitas y cremas y pescadito al horno. Ahora mismo nuestra especie necesita legumbres, bechameles por doquier y ñus al horno. Así que de los propósitos de cerrar el pico hablaremos en otra ocasión. Ahora centrémonos en sobrevivir. La digestión lenta de unos garbanzos aderezados con calabacín y cebolla pochaditos son una estupenda opción. Eso sí, no tengo pruebas pero tampoco dudas de que comer migas delante de una chimenea puede ser el planazo por excelencia esta temporada. Si las migas están hechas con la receta de mi adorada Angelita Alfaro pues entonces ya… ¡la vida para nosotros! No hay frío que nos paralice. Y, por supuesto, never forget los huevos con bechamel sobre pan tostado. Ese olorcito que desprende el pan hecho en la sartén... huele a hogar y a calor. Platos calientes, sí, calóricos y maravillosos. Lo que nos pide el cuerpo. Estas dos últimas recetas, además, se hacen con pan del día anterior, todo muy de aprovechamiento. Así con el dinero que nos ahorramos podemos pagar la calefacción. Y el gimnasio.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora