Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Heredar en Navarra

Cómo tributan las herencias con bienes fuera de Navarra

Los impuestos de una herencia se pagan en función del lugar de residencia del fallecido con independencia de dónde se ubique el bien que se reciba

Cómo tributan las herencias con bienes fuera de Navarra
Cómo tributan las herencias con bienes fuera de Navarra
Actualizado el 29/03/2021 a las 12:36
El pago de los impuestos derivados de la herencia de un familiar puede resultar siendo un quebradero de cabeza para muchas personas, especialmente si es la primera vez que se enfrentan a esta realidad y no saben con seguridad cuánto cuesta heredar en Navarra. Las gestiones que hay que realizar se complican aún más cuando los herederos o el propio fallecido (causante según la terminología legal) viven en distintas comunidades autónomas o países, algo cada vez más habitual en nuestros días. En estos casos, no siempre se tiene claro qué derechos son exigibles y cuáles las obligaciones que debemos cumplir como herederos. Por eso es importante tener en cuenta que en el proceso sucesorio la norma aplicable no es opcional y resulta imprescindible conocer la ley que se impone en cada caso para planificar y gestionar bien las herencias. Una normativa que en el caso de Navarra otorga, por un lado, plena libertad al testador para disponer de sus bienes porque no existe legítima (la parte de la herencia de la que no se puede disponer libremente) y, por el otro, establece los impuestos que se deben pagar. Estas son algunas preguntas que giran en torno a esta cuestión y a las que hemos tratado de dar respuesta con ayuda del notario y mediador José Miguel Gómez Sánchez.

¿Cómo se declaran los bienes heredados ubicados fuera de Navarra?
La tributación en las herencias la marca el fallecido. Concretamente, la residencia del fallecido. Da igual que el fallecido sea o no navarro, y da igual que el que herede lo sea o no. También da igual que herede bienes en Navarra o fuera de Navarra. Es decir, si el fallecido residía en Navarra, sus herederos tributan en Navarra. La vecindad civil determina el derecho civil que se aplica al fallecido (Fuero Nuevo, Código Civil, derecho vasco, aragonés, catalán…), pero los impuestos de la herencia del fallecido se pagan en función del lugar de residencia del fallecido (sea alemán, navarro o malagueño). Así, un heredero que reciba un bien ubicado en otra comunidad tributará donde resida el fallecido, con independencia de dónde esté el bien. A este respecto, conviene conocer qué pasos se deben seguir para aceptar o renunciar a una herencia en Navarra.

¿Ocurre lo mismo si en lugar de una herencia es una donación?
No. Si un padre dona a un hijo un piso en Madrid, aunque los dos vivan en Navarra tributará esa donación en Madrid.

¿Y si el bien heredado está en otro país, por ejemplo, en Francia?
En ese caso, los hijos, si son los herederos, tributarán en Francia y en Navarra. En Francia por lo que marque la legislación tributaria francesa. Y en Navarra por lo que les corresponda, aunque se pueden deducir lo que ya hayan pagado en Francia (para así evitar pagar dos veces). Y eso es así porque los residentes en España tienen una obligación “personal”, motivo por el que deben tributar por todos los ingresos que perciban tanto dentro como fuera del país. A la hora de liquidar el impuesto se aplica la normativa de la comunidad autónoma donde se encuentre el mayor valor de los bienes y derechos situados en España. En caso de que no hubiese bienes, la fiscalidad se regirá por la ley de la comunidad en que reside el sucesor.

¿Y si los herederos viven fuera de España? ¿Deben declarar aquí?
Sí, salvo que lo recibido no tenga ninguna conexión con nuestro territorio. En este caso, los herederos tendrán que declarar y tributar únicamente por los bienes y derechos situados en España. Se trata de una “obligación real” que debe cumplirse “sin perjuicio de la fiscalidad específica que tenga el Estado de residencia del beneficiario”. Para evitar el pago por duplicado de la transmisión, se aplicará lo dispuesto en los convenios de doble imposición.
volver arriba

Activar Notificaciones