Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Okupas en Pamplona

El Gobierno navarro no puede asegurar que Rozalejo sea "impenetrable al cien por cien"

Ayerdi señala que el Ejecutivo "va a adoptar las medidas necesarias para que la seguridad prevalezca por encima de todo"

Así está el interior del gaztetxe Maravillas
Así está el interior del gaztetxe Maravillas
Interior del gaztetxe Maravillas en el Palacio de Rozalejo.
Gobierno de Navarra
Comienzo de las obras para tapiar la puerta del gaztetxe Maravillas en el Palacio de Rozalejo.
Comienzo de las obras para tapiar la puerta del gaztetxe Maravillas en el Palacio de Rozalejo.
Calleja
  • Europa Press. Pamplona
Actualizada 10/01/2019 a las 15:02

El Gobierno de Navarra ha acordado por "razones de seguridad" clausurar el palacio del Marqués de Rozalejo, okupado desde septiembre de 2017 como gaztetxe.

Ante el estado de "alto riesgo" del edificio el Ejecutivo ha adoptado esa decisión en la primera sesión de este año, según ha comunicado en rueda de prensa el vicepresidente Manu Ayerdi, acompañado por las consejeras María José Beaumont y María Solana.

Ayerdi ha apuntado que son conscientes de que "la complejidad del edificio y su ubicación" hacen "imposible asegurar al 100 % su impenetrabilidad", pero ha remarcado que "cualquier intento de volver a entrar va a poner en riesgo la seguridad de quienes intenten acceder y de los bienes, "la seguridad en mayúsculas".

Por eso van "a adoptar las medidas necesarias para que la seguridad prevalezca por encima de todo", han indicado, al tiempo que han anunciado que el dispositivo de la Policía Foral que ha permanecido estos días en la zona se va a levantar esta tarde, una vez que concluya el sellado con hormigón de la puerta.

La decisión de clausurar el edificio, al que se accedió con autorización del juzgado de instrucción número 4, se ha adoptado ante el "contundente" informe elaborado por los técnicos de Patrimonio del Gobierno, junto con el responsable de la oficina de Rehabilitación del Ayuntamiento y jefe de Patrimonio de Príncipe de Viana, que constata un "agravamiento" de los riesgos.

Tras una primera inspección, los técnicos han continuado trabajando y han elaborado un informe "más completo", en el que se confirma la realización de obras como cierres de fábrica o derribos de tabiquería, picados o una ampliación de la instalación eléctrica con un enganche ilegal, que no cumple la normativa y está alcance de cualquier persona.

Asimismo se constatan condiciones de riesgo para personas y edificios derivadas además de por la estructura y la instalación eléctrica, por la posibilidad de incendio por la acumulación de productos inflamables o caídas al vacío huecos sin protección.

En el edifico, en el que faltan "condiciones de salubridad", se han realizado además actividades en zonas de "grave riesgo", actividades que podían dado lugar a aglomeraciones sin contar con sistemas de acceso o evacuación. En el caso de que se hubiera producido algún caso el Gobierno sería "responsable civil y penalmente", han apuntado.

Con esos datos los técnicos han propuesto desmontar la instalación de electricidad y pedir a la compañía que proceda a su eliminación, al igual que desmontar el sistema de agua, vaciar el interior de materiales y enseres, especialmente los inflamables, levantar pavimentos, recolocar y aumentar las líneas de apeo, cerrar huecos y señalizar riesgos.

Además se ha solicitado que solo se permita el acceso al interior del palacio del personal autorizado.

Ante esto y porque "la prioridad absoluta es la seguridad" el Gobierno ha decidido clausurarlo, según Ayerdi.

A partir de ahora el compromiso del Gobierno, según Solana, es acometer el proyecto planteado para el palacio y que ya cuenta con una partida.

Respecto a la actuación de la Policía Foral y los incidentes que han tenido lugar tanto el día 8, cuando se produjo la entrada en edificio, como este miércoles, Beaumont ha lamentado las "molestias" que se hayan podido causar al vecindario y por eso "una vez que se clausure ya no estarán" en la zona, salvo que se produzca algún problema de seguridad ciudadana.

Ha dicho tener constancia de dos cargas por parte de la Policía Foral, pero ha remarcado que en ningún caso se han utilizado pelotas de goma, ya que han sido suprimidas, sino que se usaron "cartuchos con punta de espuma deformable".

Además ha indicado que ante una situación de "riesgo del cuerpo y a cuerpo" se "disparó a lo alto", sin que por el momento le conste motivo alguno para abrir expediente a ningún agente, aunque ha señalado que si hay "errores o negligencias" se investigaran.

El Gobierno, que ha pedido "responsabilidad" a sus socios, ha condenado el ataque contra la sede del PNV y las pintadas con las siglas de "PNV y UPN dentro de sendas dianas".

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE