Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Suplemento Osasuna

Así es el nuevo Sadar que se han encontrado los socios 524 días después

524 días después los socios privilegiados que han sido agraciados con la posibilidad de entrar a El Sadar volverán al templo rojillo

Ampliar El videomarcador situado en el fondo sur, con unas dimensiones de 86 metros cuadrados
El videomarcador situado en el fondo sur, con unas dimensiones de 86 metros cuadradosCordovilla/Goñi
  • DN. Pamplona
Actualizado el 14/08/2021 a las 20:39
524 días después los socios privilegiados que han sido agraciados con la posibilidad de entrar a El Sadar volverán al templo rojillo. La última vez fue el 8 de marzo de 2020, en la victoria por la mínima ante el Espanyol que supuso la permanencia virtual y la despedida sin previo aviso. Desde entonces, el aficionado ha seguido por televisión el cambio tan drástico que ha sufrido el estadio. Quitar y poner nuevas cubiertas, ver cómo crecía en altura con el nuevo anillo y el cambio de butacas y pasillos. Cada jornada que el equipo jugaba como local servía para sacar pecho del resultado. Como si de un niño se tratara, cada quince días se veían cambios notables hasta que los socios pudieron entrar y comprobarlo en primera persona gracias a las visitas guiadas. Se batió cualquier registro imaginado y más de 7.000 abonados acudieron a la llamada del club. En esos días también se aprovechó para conocer de verdad las entrañas: pasillos más anchos, renovación de lavabos, nuevos espacios comunes, emplazamiento de los bares y el escudo de 1967 que tanto ha gustado con ese estilo vintage.
86 METROS CUADRADOS
En definitiva, El Sadar se ha adecuado a las necesidades de los socios y se ha modernizado a los nuevos tiempos. Una de las novedades más representativas son los dos videomarcadores que se sitúan en los fondos. En el de Graderío Sur se aprovecharon las pantallas anteriores, ya que estaban en buen estadio, y el de Norte se adquirió a la compañía coreana LG.
El primer videomarcador se colocó en El Sadar en 1999, en tiempos de Javier Miranda. Estaba situado en un córner y fue un avance en la modernización del estadio. Hasta el 2017, tenían una superficie de 30m2. Luego pasaron a 45 y ahora tienen 86. Para darse cuenta de la magnitud de las medidas, cabe señalar que estadios como el Wanda Metropolitano, San Mamés o el Reale Arena cuentan con pantallas de menor tamaño.
El apartado sonoro también ha sufrido grandes cambios desde la última visita de los aficionados. El club invirtió en la implementación de una nueva megafonía y altavoces, que ya se estrenaron en las últimas jornadas de la pasada temporada. La puesta en escena no pudo ser mejor y sonó el himno de la Liga de Campeones en la previa ante el Valencia, un duelo que finalizó 3-1 para Osasuna. La misma suerte espera tener el equipo hoy en el debut liguero ante el Espanyol. El 33% de los socios, los que podrán entrar por la normativa de Sanidad, disfrutarán de un estadio modernizado y nuevas sillas.

Nuevo césped a la altura de la categoría

Osasuna aprovechó el periodo estival para cambiar el sistema de drenaje y riego del terreno de juego. Nunca antes se habían realizado unos trabajos de tal magnitud, desde que el templo navarro se inaugurara en 1967. La entidad había programado esta mejora para el verano pasado, pero el curso finalizó el 19 de julio y no daba tiempo a efectuarla.
El primer paso fue retirar el césped antiguo, una superficie que se había colocado la temporada anterior para acabar con algunas deficiencias y evitar una sanción de LaLiga. Sin embargo estas mejoras no dejaban de ser un parche. Sin hierba, los operarios de la empresa Laziturri S.L. cavaron medio metro sobre la superficie visible y comenzaron las labores para abrir las zanjas. Un total de 25 boquetes separados por unos metros para instalar las tuberías, siendo las más gruesas las del centro del campo. El último paso fue rellenar las diferentes capas con grava hasta colocar el tepe final. Durante esta semana se han ultimado los detalles y hoy el césped lucirá en su máxima plenitud.
UNA DOCENA DE LÁMPARAS
Como complemento del nuevo terreno de juego, Osasuna invirtió en un sistema de luz artificial. El club compró la temporada pasada una docena unidades a la empresa holandesa de luminoterapia SGL System. El objetivo es dar calor a la hierba, analizar su estado y mantenerla en condiciones óptimas. En invierno pueden permanecer en funcionamiento las 24 horas del día y ocupan el 30% del terreno. Fueron claves para deshelar la nieve de la famosa tormenta Filomena ante la visita del Real Madrid el pasado febrero.
Ahora, el nuevo Sadar ofrece la corriente eléctrica necesaria para soportar este método que emplean numerosos clubes a nivel internacional. Hasta ahora no era posible conectar las lámparas , que se guardaban fuera del estadio en la parte de Preferencia. En definitiva, un ejemplo más de la modernización del club.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones