Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Recetas

Disfrutones, Gandhi y tres recetas con boniato

Boniato en la tostadora con un tartar de aguacate y salmón por encima, en crema con manzana, y en ñoquis con queso azul... ¡Ideazas!

Esta receta de tartar de aguacate y salmón sobre tosta de boniato es una de las tres recetas de hoy
Esta receta de tartar de aguacate y salmón sobre tosta de boniato es una de las tres recetas de hoy
Actualizada 08/03/2021 a las 17:41

Siempre me gustó la gente disfrutona. El adjetivo es relativamente nuevo, la cualidad no. Gente que tiene la capacidad admirable de disfrutar de la vida conscientes del regalo increíble que es. Sabiéndola efímera se proponen exprimirla al máximo, o les sale solo, no lo sé. Pero lo cierto es que los huevos fritos les saben mejor. Y el currusco de pan en la calle, y las castañas paseando con frío y ese cubata con amigos aunque ya no tenga hielos. Por eso, porque saben distinguir lo realmente importante de ese momento. Y me gusta la gente que no sólo lo disfruta si no que lo comparte. Y lo dice en alto. Y te hacen aprender a valorar el momento a ti también. “Lo que sale de la boca del corazón sale”,dice la Biblia. Y si el besugo está fabuloso hay que decirlo. Así: fa-bu-lo-so. Y poner adjetivos, sin miedo, y compartir en alto esos momentos de felicidad. Y más si hay niños delante. Niños que se puedan empapar de ese entusiasmo vital. Decía Gandhi “Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino”. Así que nada de pensar que los boniatos tienen un nombre horrible, una pinta nefasta, un color chungo, una textura desagradable o un sabor extraño. Son exóticos, diferentes, dulzones, polivalentes, llamativos, tienen infinitas posibilidades y además están deliciosos. Repitan conmigo de-li-cio-sos. Somos muy afortunados de poder disfutarlos en casa teniendo un origen tan lejano. Así que háganlo, valórenlos, disfrútenlos y cuéntenlo, en alto, aunque estén solos. Griten al mundo lo afortunados que son por estar vivos comiendo boniatos. Y cuiden a esos disfrutones que tienen cerca, a esas personas que hacen que la vida sea más bonita, que tenga más luz y que el vino sepa mejor. Y, sí, los boniatos también.

Te puede interesar

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE