x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Empleo

La buena marcha económica no frena el continuo goteo de cierre de empresas en Navarra

Tras estas decisiones están la falta de adaptación al mercado o las consecuencias retardadas de la crisis

Foto de los mayores de 45 años forman un colectivo difícil de recolocar.

Los mayores de 45 años forman un colectivo difícil de recolocar.

Actualizada 28/08/2019 a las 14:05
  • C.L. Pamplona
A+ A-

El robusto crecimiento económico y, consecuentemente, la continua bajada del desempleo en Navarra en los últimos años no ha impedido que, en lo que va de año, un goteo de empresas haya tenido que afrontar duros ajustes de plantilla o incluso plantearse el cierre. Decisiones que han cogido a contrapelo a un numeroso contingente de trabajadores, muchos de los cuales no han tenido la oportunidad de reengancharse al mercado laboral debido a las dificultades para encontrar un nuevo empleo más allá de los 45 años. El año pasado terminó con el anuncio de Clinhotel, subcontrata de limpieza de habitaciones que trabajaba para hoteles como Pompaelo, Villa de Castejón o El Toro, de despedir a 45 empleadas. También fue sonada la noticia de que Cabelte-Incasa, una empresa que fabricaba cableado eléctrico de aluminio ubicada en Egüés, ponía fin a la actividad productiva y despedía a sus 81 operarios de talleres, una decisión que llegó después de que agravara la situación financiera de la matriz portuguesa por una multa por prácticas anticompetitivas.

En febrero se comunicaba el traslado de Manipulados Mendavia a La Rioja, una empresa especializada en la fabricación de piezas de caucho para automoción con cien empleados que, en su momento álgido, llegó a tener contratados a cerca de 300 trabajadores. También proveedora del auto, Kayaba notificaba el cierre de su planta en Orkoien especializada en la producción de bombas hidráulicas para direcciones de coches, un producto en desuso, y la finalización de los contratos de sus 136 operarios. La cadena de distribución Carrefour negoció en mayo la clausura de su híper en Las Cañas, con 90 empleadas, y en junio estallaba el conflicto en SGE Quality Services, con 120 asalariados, que ha acabado en concurso. El último gran golpe al empleo llegó con el ERE de extinción para los 73 empleados en Olazagutía de Apoyos Metálicos.
 

Te puede interesar



La histórica Incasa cesa la actividad productiva

Aunque se anunció a principios de diciembre de 2018, no fue hasta enero de este año cuando se hicieron palpables las consecuencias del cese de actividad productiva en Cabelte-Incasa, fábrica instalada en el polígono de Egüés. Quedaron en la calle sus 81 operarios de talleres especializados en la producción de cables eléctricos de aluminio, una actividad que se desgajó de la histórica Inasa de Irurtzun. Los problemas de la empresa ya se conocían de meses atrás debido a un ERE que la matriz portuguesa presentó para despedir a 24 empleados en noviembre, pero nadie entre la plantilla esperaba una decisión tan drástica debido a la creciente carga de trabajo que había llegado con la recuperación económica. La única explicación que encontraron los sindicatos era una multa de 1,8 millones por prácticas anticompetitivas que la multinacional recibió de las autoridades lusas y que obligó a concentrar la actividad en Portugal, por lo que denunciaron que la medida encubría una deslocalización de la actividad. La matriz arrastraba desde comienzos de la crisis económica una importante deuda con los bancos que tuvo que refinanciar.

Clinhotel se deshace de 45 ‘kellys’ y debe sus nóminas

Clinhotel, una subcontrata dedicada a la limpieza de habitaciones de hoteles entre los que estaban el Pompaelo, el Villa de Castejón y El Toro, mandó al paro a 45 camareras de piso antes de Navidad, según denuncia a comienzos de enero el sindicato ELA. Estas trabajadoras conocidas popularmente como ‘kellys’ padecían además impagos en las nominas desde octubre. La acusación destapó las malas condiciones económicas que soportaban estas empleadas, que según ELA cobraban entre 2,15 y 2,80 euros por habitación limpiada, condiciones que les obligaban a mantener ritmos de trabajo incompatibles con unas mínimas condiciones laborales dignas. Es por ello que reclamaban cobrar su trabajo por jornadas y no por número de habitaciones hechas, situación que padecían debido a que esta subcontrata de servicios no estaba obligada a acogerse al convenio de hostelería. Desde el sindicato exigían a los hoteles que habían externalizado la limpieza con Clinhotel que contrataran a las trabajadoras despedidas.


Manipulados Mendavia se traslada a La Rioja


Instalada en Navarra desde 2002 y perteneciente a la multinacional turca Standard Profil, Manipulados Mendavia comunicaba en febrero su intención de cerrar la planta y trasladar su producción a La Rioja. Con una plantilla de cien empleados y una actividad centrada en la fabricación de juntas de estanqueidad de caucho para diversos modelos de automóvil, la decisión resultaba preocupante debido a las consecuencias sobre los ingresos para el propio Ayuntamiento de Mendavia y la Hacienda foral, ya que buena parte de sus trabajadores residían en la comunidad vecina y podían ser trasladados. No obstante, los sindicatos reclamaron compensaciones e iniciaron una campaña de protestas y paros que secundó la plantilla.

Vodafone presenta un ERE

La caída de la facturación de la teleco británica por la guerra del fútbol motivaba la presentación de un ERE en enero que iba a suponer el despido de uno de cada tres empleados en España. Según trascendió, este ajuste de plantilla se trasladó a Navarra con la intención de despedir a seis de sus 18 trabajadores en plantilla.

KSS: 136 operarios a la calle

Aunque la planta llevaba varios años languideciendo debido a la caída de la demanda de las bombas hidráulicas para direcciones de automóviles, la noticia del cierre a comienzos de abril cayó como una bomba. La que había sido la tercera pata de la presencia de la multinacional japonesa Kayaba en Navarra, junto a las fábricas de Ororbia y Los Arcos, pondrá fin a casi 25 años de presencia en Orkoien en 2021 y dejará en la calle a sus 136 operarios, una plantilla en horas bajas que en 2003 llegó a alcanzar los 450 trabajadores. El comité llevaba años aceptando rebajas en sus condiciones laborales para atraer nuevos productos, esfuerzo que no dio frutos. La plantilla llegó recientemente a un acuerdo con la dirección sobre las condiciones de los despidos.

Juicio por el ERE de Miasa

La vista por la demanda sindical presentada contra los 23 despidos en Miasa ejecutados a comienzos de año arrancó en abril. Los tribunales dieron la razón a los trabajadores y a comienzos de julio se declararon improcedentes. El comité denunciaba que se debían a una deslocalización de parte de la carga de trabajo.

Diez despidos en San Miguel

Eran mediados de abril también cuando el comité de la clínica San Miguel denunciaba la intención de la empresa de despedir a diez enfermeras y auxiliares por exceso de plantilla. Esta cifra se redujo finalmente a siete salidas con carácter voluntario tras el acuerdo con la plantilla, que secundó varias protestas.

Carrefour clausura el híper en Las Cañas

Quince años después de su apertura, el hipermercado de Carrefour en el centro comercal de Las Cañas (Viana) bajó por última vez la persiana a comienzos de junio. Con una plantilla de 90 empleados, mayoritariamente mujeres, el anuncio de cierre que llegó en mayo era en cierto modo esperado tras la adquisición de la cadena comercial francesa del hipermercado en el centro logroñés Berceo, ubicado a pocos kilómetros. Aunque se puso en marcha con una ambiciosa inversión de 8 millones de euros y la creación de 250 puestos de trabajo, las expectativas comerciales nunca se llegaron a cumplir. Tras varios días de paros y concentraciones, comité y dirección alcanzaron un acuerdo para reubicar a 80 empleadas que fue ratificado por la plantilla.

Gamesa Aoiz ejecuta tres despidos

A finales de mayo se ejecutaron tres despidos en la planta de Gamesa en Aoiz, lo que motivó una concentración de protesta del comité (6 ELA, 4 LAB, 2 UGT y 1 CC OO) que fue secundada por la plantilla. Fuentes sindicales denunciaron que los compañeros despedidos estaban de baja debido a los altos ritmos de trabajo.

Sueldos atrasados y fin de actividad en SGE

Todavía está por conocerse el futuro que le queda a SGE Quality Services, empresa de servicios del sector de automoción ubicada en Orkoien que en junio planteó un ERE para despedir a sus 120 trabajadores, 50 de ellos indefinidos y el resto fijos-discontinuos, y finalizar su actividad. Especializada en el control de calidad de piezas, la empresa arrastraba desde mayo un conflicto laboral por el impago de la nómina de abril y la paga extraordinaria de diciembre, problemas que con la presentación del ERE se agravaron y desembocaron en una huelga. La sorpresa llegó tras los Sanfermines, cuando la dirección retiró el ERE para presentar concurso de acreedores ante los juzgados de Barcelona, donde radica su sede social. Con ilustres clientes en el sector del motor como Volkswagen, Gestamp, Tecnoconfort, SAS o Antolín, el panorama para SGE Quality Services no resulta muy esperanzador, aunque el comité (3 CGT y 2 ELA) ha reclamado al Gobierno foral que se implique para evitar el cierre. Fuentes sindicales sospechaban que la verdadera intención de la empresa es forzar a la plantilla a aceptar peores condiciones laborales.
 

Protestas en Productos Kol por dos despidos

La plantilla de Productos Kol, empresa de Sangüesa dedica a la fabricación de edredones y almohadas con 160 trabajadores, iniciaron a finales de junio movilizaciones contra el despido de dos trabajadoras que, según el comité (6 ELA y 3 CC OO), no habían aceptado un cambio de vacaciones. Los sindicatos informaron de que la dirección venía amenazando desde marzo con “con adelgazar la plantilla” y que en febrero había intentado negociar un cambio de las vacaciones de verano por otras en primavera. Ante la negativa de la representación social, la empresa comenzó a presionar individualmente a los empleados para que aceptaran voluntariamente el cambio. Este episodio de conflictividad llegó tras la firma en marzo del segundo convenio de empresa con el que, según informó ELA por entonces, incluía “ultraactividad indefinida; imposibilita la inaplicación del convenio; subidas salariales por encima del IPC; reducción de jornada de ocho horas; y ampliación de la prima de producción al colectivo de oficinas”.

Apoyos Metálicos echa el cierre

Sakana ha sido una de las zonas de Navarra más castigadas por la crisis económica y la destrucción de empleo industrial, una situación que parecía haberse enderezado en los últimos meses con algunas buenas noticias como los planes de Sunsundegui para contratar a 70 nuevos operarios para atender el incremento de demanda de autobuses. Sin embargo, a comienzos de julio la dirección de Apoyos Metálicos, empresa ubicada en Olazagutía, comunicaba el pasado 15 de julio a sus 73 trabajadores el cierre inminente de la planta especializada en la construcción de torres de aerogeneradores.

No en vano, esta empresa comenzó su andadura hace casi 25 años como una filial del grupo Gamesa para el que suministraba las torres. Sin embargo, la multinacional eólica terminó vendiendo el 66% de la propiedad al grupo Daniel Alonso, cuyas instalaciones principales se encuentran en Avilés (Asturias), con el que mantuvo relaciones comerciales como suministrador. En los últimos años la fábrica había mantenido una intensa actividad y, según los sindicatos, tuvo beneficios en los últimos años.

El comité (3 ELA, 1 LAB y 1 UGT) mostraba su sorpresa tras el anuncio de la dirección, con la que estaba negociando un nuevo pacto de empresa, y manifestaba la intención de la plantilla por “pelear” para mantener sus puestos.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra