Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El peregrino de la mano larga en Estella

Un hombre de 53 años fue detenido en Estella por la Guardia Civil y la Policía Municipal tras cometer dos hurtos en sendos albergues y robar un bolso a una mujer durante una misa. Todo en 4 días

Ampliar Armas incautadas
Armas incautadasGC
Actualizado el 17/10/2022 a las 06:00
Un vecino de Terrassa (Barcelona) de 53 años que supuestamente hacía el camino de Santiago ha sido detenido entre la Guardia Civil y la Policía Municipal de Estella después de que, en solo cuatro días, acumulara más hurtos que sellos credenciales. Una mochila en el albergue de Logroño, el dinero de cuatro peregrinos en el albergue de Estella y el bolso de una mujer en una iglesia de la ciudad del Ega. Una policía local fuera de servicio, que observó el hurto durante la misa del domingo 9 de octubre, dio con él tras perseguirlo.
Tres días antes, el viernes, el detenido llegó al albergue municipal de Estella entre las dos y las tres de la tarde. Lo hizo en compañía de otros dos peregrinos . “No me dio buena espina... llevo muchos años en esto y no me suelo equivocar”, cuenta la responsable del albergue, que se encargó de tomarle los datos. Al día siguiente, sobre las ocho y media de la mañana, la mujer recibió la llamada de la empresa dedicada a recoger las mochilas de peregrinos para trasladarlas hasta el siguiente destino. Habitualmente, el peregrino deja en recepción la mochila con un sobre atado en cuyo interior hay 5 euros, el precio del servicio. Pero cuatro de la media docena de mochilas que esperaban en la entrada del albergue de Estella tenían el sobre vacío.
Tras el aviso, la responsable se puso a revisar las cámaras de seguridad. A las 8.04 horas, la grabación recogía de forma muy nítida cómo un peregrino se hace el remolón antes de salir y va sacando el dinero de los distintos sobres. “Hacía como que disimulaba, como que él también iba a dejar su mochila con dinero en el sobre, cuando en realidad estaba sacándolo”, relata la responsable. Y como ella misma le había tomado los datos, no fue complicado averiguar su identidad. Pero las imágenes desvelaban algo más: la mochila North Face que portaba el ladrón encajaba con la sustraída en el albergue de Logroño el 5 de octubre, solo dos días antes de su llegada a Estella.
Con estos datos, agentes de las Oficinas Móviles de Atención al Peregrino de la Guardia Civil lo localizaron ese mismo día en el albergue de Los Arcos. No fue detenido (la cantidad robada no era elevada), sino que quedó como investigado. “No es el dinero en sí, es el hecho...”, lamenta la responsable del albergue. La detención llegaría al día siguiente, en Estella.
Una agente municipal de la ciudad se encontraba ese domingo fuera de servicio y asistía con su familia a misa de 12 en la iglesia de San Juan . Al poco de empezar la eucaristía, observó la llegada de un peregrino que cargaba con una gran mochila roja. Se sentó dos bancos más adelante, junto a una mujer mayor. “De repente vi que aprovechó un descuido de la mujer para hacer una reverencia, coger el bolso y marcharse sin llamar mucho la atención”, relata la agente, con 22 años de experiencia. Ella salió tras él. No lo vio al salir, pero enseguida lo localizó en las inmediaciones. “Le di el alto y se paró. También pedí a unos vecinos que llamaran a la policía, porque había salido sin móvil, y mis compañeros llegaron enseguida”. El peregrino repetía que no había robado nada, pero también pedía perdón. Y llevaba consigo el bolso de la mujer, que fue devuelto de inmediato. La Guardia Civil sí detuvo esta vez al ladrón (llevaba además encima una serie de armas prohibidas), por un delito continuado de hurto. Uno más en su peregrinar policial y judicial: cuenta con varios antecedentes policiales y dos requisitorias de juzgados.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora