x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PAMPLONA

Abucheos y despedidas de soltero tras el pleno de constitución del Ayuntamiento de Pamplona

Una plaza del Ayuntamiento llena recibió el cambio de alcaldía con gritos mayoritarios contra UPN y PSN. También hubo aplausos. Y bandas de música y escenas

Salida de Enrique Maya del Ayuntamiento de Pamplona
Salida de Enrique Maya del Ayuntamiento de Pamplona

Salida de Enrique Maya del Ayuntamiento de Pamplona tras su elección como alcalde entre gritos de apoyo y abucheos.

David García
El nuevo alcalde de Pamplona, Enrique Maya, cruza la plaza del Ayuntamiento tras la elección.

El nuevo alcalde de Pamplona, Enrique Maya, cruza la plaza del Ayuntamiento tras la elección.

CALLEJA
Actualizada 16/06/2019 a las 09:44
A+ A-

A las seis de la tarde, un joven disfrazado de Jesucristo, con una cruz a hombros, atraviesa la plaza del Ayuntamiento de Pamplona y algunos se preguntan si forma parte de la concentración de protesta convocada contra el presumible cambio de alcaldía. Pero solo es una despedida de soltero. Hora y tres cuartos después, Enrique Maya sale de la puerta con el pulgar hacia arriba y es recibido por una plaza abarrotada al grito mayoritario de “¡UPN kanpora!” e insultos. También con aplausos de una veintena simpatizantes y miembros de la coalición que, en primera línea, esperan al recién nombrado alcalde de Pamplona. Escoltados y abriéndose camino entre la multitud, Enrique Maya, Javier Esparza y otros miembros de UPN, PP y Ciudadanos abandonan la plaza. Maite Esporrín (PSN), media hora antes, ha preferido salir por un lateral y es seguida por la calle por algunos que le gritan “traidora”.

Política y ambiente festivo se entrecruzan durante hora y tres cuartos. Media hora antes del pleno, los concejales de los distintos partidos van llegando por separado y sus acompañantes de formación se quedan fuera tomando algo, aprovechando los más de veinte grados y una plaza todavía semivacía. A las seis de la tarde, cierran las puertas del Ayuntamiento. El pleno va a comenzar. Un cuarto de hora después, llega un grupo disfrazado con pelucas y camisetas con el lema “Maya no quiere playa”, una pancarta con la frase “Resistiré” y, acompañados de una guitarra y a modo de chirigota, comienzan a cantar canciones contra el cambio de poder. Poco a poco la plaza se va llenando. Y en cuanto se confirma que Maya es nuevo alcalde, la mayoría estalla al grito de “¡UPN Kanpora!, ¡PSN kanpora!”, “¡UPN, PSN berdin da!” (UPN, PSN son lo mismo”, “¡Asiron, Asiron!”.

De repente, alguien disfrazado de dinosaurio da una vuelta a la plaza, sortea a manifestantes y se vuelve por Santo Domingo. Una escena Berlanguiana que se repite al poco: una decena de jóvenes, cubata en mano, corre como si fuera un encierro delante de tres dinosaurios. Cruzan la plaza desternillándose y siguen a lo suyo.

Vuelve la política. “¡Iruña-será-la-tumba-del-fascismo”. Y le sigue la fiesta. Por el centro de la multitud, comienza a llegar el desfile de bandas de música camino de la plaza de toros con motivo del centenario de La Pamplonesa. Un banda tras otra, sin parar.
Amaia Izko (EH Bildu) sale del Ayuntamiento y en el flanco izquierdo de la plaza se junta con simpatizantes, que corean su nombre. Más tímidos son los aplausos para Itziar Gómez (Geroa Bai).

Elma Saiz es la primera socialista en salir. Pitos, gritos en contra del PSN e insultos envuelven su camino hacia el lado opuesto, la calle Nueva. Uno de los acompañantes de la edil tiene que apartar a alguien que se acerca demasiado. Siguen las consignas contra el PSN y UPN. Gritos para que Esporrín “dé la cara”. Y el paso de las bandas de música. A las 19.14 horas sale Joseba Asiron. Los fotógrafos se arremolinan. El ya exalcalde levanta las manos sonriente y recibe abrazos y muestras de afecto de simpatizantes, que le corean y le gritan “¡con Chivite no!” mientras se encamina hacia Mercaderes.

A las 19.22, carreras hacia Santo Domingo. Maite Esporrín ha optado por salir por un lateral y evitar la plaza.Fotógrafos y algunos de los concentrados, que le gritan “traidora”, suben veloces por las escaleras de San Saturnino tras ellos, que avanzan a paso ligero. Por el camino, uno de los escoltas llega a sacar una porra extensible. Y aunque inicialmente circula la versión de que les habían lanzado vasos, ella después lo niega.

Solo queda Maya, el nuevo alcalde. Sale sonriente a las 19.44 con Javier Esparza, Fermín Alonso y Carmen Alba, entre otros. Levanta el pulgar antes los aplausos de la parte delantera de la plaza y los gritos mayoritarios de “¡UPN kanpora” por detrás y desde los laterales. Rodeados de fotógrafos, se abren camino entre la gente, que se arremolina a su paso. Abucheos e insultos, también aplausos , y cruzan hasta Zapatería. En un par de minutos, cesan las consignas y en la plaza se abren huecos con rapidez. De fondo, sigue la música de las bandas.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra