Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Transporte

Pese a la bajada de precio, Pamplona está entre las ciudades con bicicletas eléctricas más caras

El cambio de tarifas sigue dejando a la capital navarra como una de las ciudades más caras para moverse en bicicleta eléctrica pública, solo por detrás de Barcelona

Ampliar Sistema de bicicleta compartida de Pamplona
Sistema de bicicleta compartida de PamplonaEuropa Press
Actualizado el 12/01/2022 a las 16:52
Pamplona estrenó en diciembre su primer sistema de alquiler de bicicletas eléctricas públicas, un servicio que pone a disposición de los ciudadanos 400 bicis distribuidas en 42 bases repartidas por toda la ciudad. A pesar de su escasas semanas de funcionamiento, las críticas no tardaron en aparecer debido a su precio elevado. Tanto es así que la empresa que lo gestiona, Ride On, solicitó al ayuntamiento un cambio de tarifas que entró en vigor este lunes. ¿Sale rentable este servicio?, ¿ Es Pamplona más caro que otras ciudades?
Esta red de bicicletas eléctricas públicas arrancó en Pamplona en diciembre con 240 vehículos y 26 estaciones. A lo largo de este mes de enero, se ha completado con las 16 bases restantes y se ampliará con 160 bicicletas más. Los abonados a este servicio pagan 15 euros si optan por la modalidad mensual y 40 si lo hacen por la anual.
Esta suscripción permite el acceso a los vehículos pagando posteriormente un precio por viaje. Antes se pagaba 0,75 euros los primeros treinta minutos de uso; 1,20 euros, hasta 1 hora, y 3 euros, por encima de este tiempo. Este lunes, 10 de enero, se eliminaron los tramos de facturación y se pasa a cobrar por minutos. Y la novedad más importante: los 20 primeros pasan a ser gratuitos. Eso sí, se ha establecido una tarifa de desbloqueo o apertura de viaje de 0,50 euros, antes inexistente en este tipo de sucripciones.
Para analizar este nuevo servicio, y el cambio de tarifa, lo comparamos con ciudades en las que las bicicletas eléctricas y sus estaciones de carga son ya parte del mobiliario urbano, como San Sebastián, Bilbao, Madrid o Barcelona. Dado que cada urbe cuenta con diferentes sistemas para monetizar este servicio público partimos de un hipotético usuario que emplea este método de desplazamiento de lunes a viernes para ir al trabajo en un viaje de menos de 20 minutos. Es decir, 10 viajes a la semana, lo que suman 40 al mes.
Así, podemos ver que con la primera tarifa por la que el Ayuntamiento de Pamplona y la empresa prestadora del servicio habían optado, este usuario hipotético que utiliza el servicio 40 veces al mes pagaría 400 euros al año por el uso de este servicio. Un precio muy elevado si lo comparamos con el que pagaría en el resto de ciudades. En Barcelona, el segunda urbe más cara, costaría 299 euros. Se pagaría 16 veces más que en Bilbao, en la que únicamente se abona la tasa anual (25,25 euros) en este tipo de viajes.
Como se puede ver en el gráfico, con este cambio de tarifa, la reducción de precio es sustancial y este usuario hipotético que realiza 40 viajes al mes ahorraría 120 euros al año. Pamplona pasa de ser la ciudad más cara -con una diferencia de más 100 euros- a la segunda con el precio más alto, únicamente por detrás de Barcelona.

TARIFAS

PAMPLONA (TARIFA ACTUAL):
Bono anual: 40€
Primeros 30 minutos: Gratis
Desde el minuto 21 al 30: 0,025€/minuto
Del minuto 31 al 60: 0,03€/minuto
Desde el minuto 60: 0,08€/minuto

MADRID:
Tarifa abono anual: 25
Primera fracción de 30 minutos: 0,50 €
A Partir de 30 minutos: 0,60 €

BARCELONA:
Tarifa anual: 35€
Primeros 30 minutos: 0,55€
A partir del minuto 30: 0,90€

SAN SEBASTIÁN:
Tarifa anual: 35€
Primeros 30 minutos: 0,40
A partir del minuto 30: 1,20

LA CORUÑA:
Tarifa anual: 30€
Primeros 30 minutos: Gratis
A partir del minuto 30: Gratis

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA:
Tarifa anual: 40 euros

BILBAO:
Tarifa anual: 25,25 € (20,20 euros para empadronados)

Ride On, la empresa concesionaria de origen navarro, por su parte, ha explicado en una nota de prensa respecto al precio del uso del servicio que la diferencia fundamental es  la aportación que pueden hacer los ayuntamientos para abaratar precios. "Ejemplos claros son Bilbao con un valor de licitación de más de 6 millones de euros, Barcelona con una licitación de 227 millones de euros y con alta proporción de vehículos convencionales frente a eléctricos, Madrid con 25 millones de licitación más el coste de la municipalización del servicio o San Sebastián con una licitación de 6,6 millones de euros también con una proporción baja de vehículos eléctricos. El ayuntamiento de Pamplona no incluyó ninguna partida presupuestaria en la licitación de manera que es gratis para todos aquellos ciudadanos que no lo usan", explican desde la empresa.
"Tampoco los precios son por sí solos argumento para explicar las bondades de un sistema ya que en algunas ciudades se cuenta con abono anual gratuito, pero su red de
estaciones y bicis es poco menos que anecdótica. En las ciudades mencionadas se cobra por tramos y no por minutos como en Pamplona tras la actualización de tarifas", señalan desde Ride On.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE