x
    Navarra
RESUMEN DE LA JORNADA DE HUELGA

Incidentes aislados y escaso seguimiento de la huelga abertzale

La incidencia fue mayor en localidades de Sakana, donde varias empresas tuvieron que parar

Vídeo de la manifestación de la huelga abertzale al lado de El Corte Inglés
Vídeo de la manifestación de la huelga abertzale al lado de El Corte Inglés

Manifestantes de la huelga abertzale en Navarra, a su paso por El Corte Inglés de Pamplona.

C.L.
Imágenes de la jornada de huelga convocada este jueves 30 de enero en Navarra por los sindicatos ELA, LAB, Steilas, Esk, Ehne, Hiru y Etxalde.

Fotos de la huelga de los sindicatos nacionalistas. CASO

Fotos de la huelga de los sindicatos nacionalistas 91 Fotos
Fotos de la huelga de los sindicatos nacionalistas

Imágenes de la jornada de huelga convocada este jueves 30 de enero en Navarra por los sindicatos ELA, LAB, Steilas, Esk, Ehne, Hiru y Etxalde.

Actualizada 31/01/2020 a las 07:51
A+ A-

La jornada de huelga general convocada por los sindicatos abertzales en Navarra y el País Vasco se saldó con algunos incidentes aislados, que provocaron trece detenciones, y una escasa repercusión de los paros en la actividad económica de la Comunidad foral salvo en localidades concretas del noroeste. El seguimiento en Pamplona y comarca fue minoritario sin paralizar en ningún caso a las mayores empresas de los polígonos pese a la acción de los piquetes.


Volkswagen Navarra, donde el seguimiento se situó en el 8%, pudo completar sin problemas su producción diaria habitual y una tónica similar se registró en el resto de empresas de Landaben. En Agustinos los piquetes fueron muy activos y la valla que rodea a la empresa Icer Rail quedó cubierta de pegatinas y pancartas. Uno de los accesos al polígono de Areta fue bloqueado a primera hora de la mañana por cuatro huelguistas que cortaron la calzada encadenados a bidones rellenos de cemento. La acción obligó a la policía a utilizar martillos neumáticos y radiales para despejar el paso y que terminó con la detención de los cuatro activistas.


Según los datos de seguimiento facilitados por la patronal navarra, la incidencia de la huelga fue “escasa” en los principales sectores. En el metal, donde más se notó fue en Alsasua. Allí la huelga tuvo un seguimiento que osciló entre el 6 y el 8%, pero fue mucho menos notable en las empresas de Pamplona y la cuenca, de entre el 2 y el 4%. En Estella llegó apenas al 2% y en la Ribera el porcentaje bajó hasta un anecdótico 1%. La normalidad fue total en el transporte y la logística tanto de pasajeros como de mercancías. Respecto al sector agrario, la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) informó que el impacto fue “nulo”. En talleres, el paro estuvo secundado por el 16% de los trabajadores aunque sin cierres y el comercio abrió con normalidad en la mayoría de las localidades. En la zona de Bidasoa, con presencia de empresas dedicadas a la transformación de la madera, se trabajó “sin problema”, pero en Sakana el seguimiento llegó en ese sector al 85%.


Precisamente, el noroeste de Navarra fue la zona que acumuló mayores incidencias entre las que destacó el corte momentáneo de la N-I cerca de Alsasua, a la altura de los túneles. Fuentes sindicales destacaron que en el acceso del polígono de dicha localidad en el que se encuentra Sunsundegui un grupo de huelguistas levantó una barricada a la que prendieron fuego, lo que obligó a los trabajadores de las empresas a aparcar lejos y acercarse a pie. Algunas empresas tanto de Alsasua como de Olazti tuvieron que cerrar y el paro fue casi total en el pequeño comercio aunque el mayor supermercado de la comarca, de la cadena BM, se mantuvo abierto. El seguimiento de la huelga también fue alto en los polígonos de Bakaikoa y Etxarri-Arbizu.


Los convocantes valoraron la repercusión de la huelga en los servicios públicos, “especialmente” en Educación y Administración Local, pero también en Salud, Administración del Estado o la UPNA, si bien el Gobierno de Navarra cifró en el 8,13 % el seguimiento de la huelga por la mañana entre su personal.


El principal acto reivindicativo de la jornada de huelga general fue la manifestación que recorrió desde el mediodía las calles del centro de Pamplona tras una pancarta en la que se leía ‘Pensiones públicas dignas ya. Lan eta bizitza duina denontzat (Trabajo y vida digna para todos)’. Hasta la Plaza del Castillo fueron llegando las cientos de personas que previamente habían ido saliendo de diferentes puntos de la comarca (la UPNA, San Jorge, Berriozar, Villava y Chantrea).

Miles de manifestantes


Según los organizadores, participaron más de 20.000 personas, cifra que Delegación del Gobierno rebajó a 12.000. La marcha se desarrollo sin incidencias hasta su conclusión. Entonces, un pequeño grupo de jóvenes cruzó unos contenedores en el paseo Sarasate, entre ellos el de vidrio, y les prendieron fuego, lo que obligó a la Policía Nacional a hacer pequeñas cargas para dispersarles sin que los choques alcanzaran la gravedad que se registró en la huelga general abertzale de mayo de 2013.


La rápida actuación de una dotación de bomberos sofocó las llamas y no se produjeron detenciones. La policía sí tuvo que arrestar al miembro de un piquete en el centro de Pamplona por desobediencia. Tras la gran manifestación, los coordinadores de ELA y LAB, Imanol Pascual e Imanol Karrera, se dirigieron a los congregados en la Plaza del Castillo, que no llegaron a ocupar ni la mitad de su superficie, con sendos discursos en los que atacaron a UGT y CC OO por no secundar la huelga. Karrera aludió directamente a la presidenta del Ejecutivo foral, María Chivite, a la que exigió terminar “con los chiringuitos”, en alusión a la reactivación del Consejo de Diálogo Social integrado por CEN, UGT y CC OO. No fue el único mensaje que el líder de LAB lanzó a Chivite y que hizo extensivo al presidente de CEN, José Antonio Sarriá. Fue para advertirles de que debían atender sus reclamaciones si no querían una “primavera roja”: “O responden positivamente elmartes a nuestras reivindicaciones o renacerá la movilización”.


Pascual también cargó contra el nuevo Gobierno de Navarra, cuyas políticas situó “más cercanas al Régimen” tras “quitar impuestos a las empresas” o volver a convocar el Consejo de Diálogo Social. Tampoco se olvidó de censurar el impulso al TAV, “una salvajada medioambiental, social y económica”, así como el reciente acuerdo presupuestario entre PSN y EH Bildu, que sólo servía para “maquillar” unas políticas “antisociales”. Por la tarde, los manifestantes volvieron a tomar el centro con una marcha mucho menos masiva que concluyó sin incidentes poco antes de las seis. Minutos después, unos 150 activistas trataron de colapsar los accesos al centro comercial de La Morea, acto que culminó con ocho detenciones tras las labores de dispersión efectuadas por la Guardia Civil.

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

 

Te puede interesar

 

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra