Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

G.P. Miguel Induráin

Alejando Valverde se despide este sábado del Gran Premio Miguel Induráin

Valverde, uno de los ciclistas españoles más grandes de todos los tiempos, ha ganado esta clasica en dos ocasiones: 2014 y 2018

Foto de  Alejandro Valverd.
Las dos ocasiones en las que Alejandro Valverde se ha impuesto en Estella ha sido en solitario.
Actualizada 02/04/2021 a las 06:00

El Gran Premio Miguel Induráin de 2021 también tiene el marchamo de convertirse en una cita para el recuerdo. Alejandro Valverde, uno de los ciclistas españoles más grandes de todos los tiempos, se despide este sábado de la clásica de Estella, de la afición navarra y de una tierra en la que ha cosechado éxitos. Desde aquel 14 de septiembre de 1999 cuando se impuso en la Prueba Ciclista Alsasua cuando militaba en el Banesto, pasando por dos victorias en etapas de la Vuelta al País Vasco, la contrarreloj por equipos inaugural de la Vuelta a España de 2012 y, por descontado, las dos victorias en el propio G.P. Induráin, la de 2014 y la de 2018. Y todo, con la opción real de pelar por un tercer triunfo que le auparía a los récordman de la prueba: Vidaurreta, Lasa, Juan Fernández y Ángel Vicioso.

Navarra ha tenido un papel fundamental en la carrera deportiva de Alejandro Valverde. Antes de pasar a profesionales con el Kelme estuvo en el equipo amateur del Banesto. Más tarde, en 2005, José Miguel Echávarri le recuperó para el equipo Illes Balears. Y desde entonces siempre ha sido fiel a la estructura de Eusebio Unzué.

Estas carreteras también han sido escenario de algunas de sus victorias. El mismo año que se incorporó a Illes Balears quedó segundo el Paseo de la Inmaculada detrás de Javier Pascual, y días después se adjudicaba al esprint la victoria en la etapa Vitoria-Alsasua de la Vuelta al País Vasco 2005.

Será talismán o no, pero en 2010 volvió a quedar segundo en Estella -esta vez en El Puy- por detrás de Purito Rodríguez. Y días después conseguía la victoria en la etapa de Viana de la Vuelta al País Vasco, en un final espectacular.

BRILLANTE EN ESTELLA

Era política de José Miguel Echávarri en Reynolds y Banesto, también la siguió a pies juntillas Eusebio Unzué en Movistar. La carrera de Estella era la carrera de casa, y por eso la estructura en sus diferentes denominaciones siempre ha traído una muy buena participación a la carrera. Desde 2005 Alejandro Valverde ha sido el cabeza de cartel del equipo navarro, el faro, el hombre para el que todos han trabajado buscando la victoria. Y ahí estáb los hechos. Dos victorias y tres podios como balance.

Estella ha sido una carrera en la que el murciano se ha encontrado cómodo y que siempre ha sido un buen rodaje previo para las clásicas de las Ardenas. Por dureza y por kilometraje. El Gran Premio Miguel Induráin ha sido un banco de pruebas inmejorable.

“Carreras como el Gran Premio Miguel Induráin o Amorebieta son carreras que por perfil y por kilometraje vienen muy bien para preparar esas clásicas, aquí me suelo probar y ensayo para la Amstel, la Flecha... Igual no tienen tanto kilometraje como esas clásicas de Bélgica, pero Estella me gusta porque es una carrera muy dura, en la que terminas vacío, aquí te pones bien. Ya he ganado y he hecho podio, es una carrera que me gusta mucho”, comentaba ayer el murciano, al que no le importó el cambio de la meta. “A mí El Puy me gusta, es explosiva y se hace dura por la altura que llevas de carrera. ¿La nueva meta? Bueno, el repecho de Ibarra va a determinar mucho la carrera, si llegas ahí con tiempo se puede ganar abajo”.

DOS VICTORIAS DIFERENTES

Valverde consiguió ganar en Estella después de dar dos veces en el palo. La primera fue el 5 de abril de 2014. En aquella ocasión Movistar trabajó magistralmente para el murciano, diseccionando para el la carrera poco a poco.

Hasta que en la ascensión a Erául, a 21 kilómetros de la cima de El Puy, lanzó un ataque definitivo que le permitió marcharse para llegar en solitario a la basílica, con más de un minuto de diferencia respecto a Slagter y Chernetsky.

Desde aquella victoria Valverde se convirtió en el enemigo a batir cada vez que tomaba la salida en Estella. Hubo que esperar cuatro años para volverle a ver alzar los brazos. En esta ocasión fue en el Paseo de la Inmaculada, donde también se plantó en solitario. Fue el 31 de marzo de 2018.

El adiós de un campeón irrepetible

Ese día el Club Ciclista Estella homenajeaba a José Miguel Echávarri por su trayectoria en el ciclismo. Valverde fue capaz de rematar el trabajo de todo su equipo con otro ataque más o menos lejano. Una vez coronado Erául, el murciano asestó un golpe definitivo en la subida al repecho de Muru, para presentarse con 20 segundos respecto a Carlos Verona, hoy su gregario en Movistar, y Nick Schutz, que también estará hoy en Estella.

Valverde escribirá este sábado su última página de ciclismo en Navarra. No descarten que sea una página gloriosa.

 

15 PARTICIPACIONES tiene Alejandro Valverde en el Gran Premio Miguel Induráin, con dos victorias y tres podios.

PARTICIPACIONES
Año - puesto
2002 - 49º
2003 -24º
2004 - 10º
2005 -  2º
2006 - 16º
2007 - 3º
2008 - 30º
2009 - 11º
2010 - 2º
2011 - No participó
2012 - No participó
2013 - 4º
2014 - 1º
2015 - 5º
2016 - No participó
2017 - 17º
2018 - 1º
2019 - No participó
2020 - No se disputó

El adiós de un campeón irrepetible

El adiós de un campeón irrepetible

 

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

 

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE