Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

G.P. Miguel Induráin

Manolo Azcona: “Kern Pharma es el premio tras tantos años en las trincheras”

Manolo Azcona recibirá este sábado el homenaje por una trayectoria de ciclismo

Manolo Azcona, junto al bus del equipo Kern Pharma un equipo que nació por iniciativa suya y de Juanjo Oroz.
Manolo Azcona, junto al bus del equipo Kern Pharma un equipo que nació por iniciativa suya y de Juanjo Oroz.
Fotos de la trayectoria de Manolo Azcona, presidente del equipo ciclista Kern Pharma 5 Fotos
Fotos de la trayectoria de Manolo Azcona, presidente del equipo ciclista Kern Pharma
Galería de fotos de la trayectoria en el ciclismo de Manolo Azcona, que será homenajeado en el Gran Premio Miguel Induráin
Actualizada 02/04/2021 a las 06:00

Habrá poca gente más feliz que Manolo Azcona Azparren (Zurucuáin, 19) este sábado en la Plaza de los Fueros de Estella. Cuando de niño comenzó a andar en bici por los alrededores de su pueblo no se le pasaba por la imaginación que tendría su propio equipo profesional, y que su tierra iba a reconocer toda una vida dedicada a una pasión, el ciclismo.

¿Cuándo empezó esto?
En 1993 , y no se me olvidará nunca porque la ilusión era desbordante.

Pero usted estuvo antes en la Peña Alas.
Sí, estuve con ellos año y medio, pero aquello fue como la prehistoria y algo que no era ni sentía como mío. Allí estaba de director.

¿Y antes?
Yo fui ciclista, en mis tiempos no había equipos, se corría de independiente. Tuve una lesión en la espalda, seguramente de una caída, que me obligó a colgar la bici. Teno una vértebra abierta; hoy día podría correr, pero en aquella época una lesión así era dejarlo.

¿Fue buen ciclista?
A mí la afición me venía de familia, íbamos a las carreras. Sin cumplir los 14 años ya empecé a correr en juveniles, tuve que trucar la licencia. Tenía fuerza y era apañado, subía bien y en el plano me defendía. De mi época eran Alcalde, Valencia, Nazabal... Andaba detrás mía el Kas, pero con la lesión se fue todo al traste. Creo que podría haberlo hecho bien.

Y tuvo que rehacer su vida.
Sí, me puse a trabajar. Estuve llevando una furgoneta de reparto, conduciendo un camión y un autobús mucho tiempo.

Y entonces el ciclismo llamó a su puerta.
En 1990 hubo algún ofrecimiento de clubes que necesitaban un director. Uno de ellos fue el Alas, estuve año y medio allí. Pero yo quería crecer, a mí me gusta estar arriba en el deporte y allí no había muchas posibilidades. No podía hacer lo que quería hacer. Entonces monté el Club Galibier y empecé a hacer las cosas a mi gusto.

¿Por qué Galibier?
Porque todos los años iba al Tour de joven, y era un puerto del que estaba enamorado, eran sitios míticos. La ilusión con la que empecé aquello era tremenda. A los patrocinadores iba y les decía, si me apoyáis os garantizo que en dos o tres años somos el mejor equipo de España.

Y partiendo de cero.
Sí, de cero absoluto. Tenía conocimiento de haber sido ciclista, pero me faltaban cosas. En el primer año me ayudó Otín, que conocía bien a los ciclistas. Pero siempre he creído en mí. Cuando arrancamos en el 93 ya estaba seguro de que en el 94 o 95 podíamos ser de lo mejor de España. Y así fue. Fichamos a Galarraga, a Manterola, Möller... con él ganamos la Vuelta a España en el 95.

¿Cómo les convencía para venir a un equipo incipiente?
Cuando a la gente le cuentas tu película pero se la cuentas de verdad, la gente te cree.

¿Cuál es su película?
Siempre ha sido la misma: quiero tener el mejor equipo de España. Y para eso me hace falta gente como tú. He tenido la suerte de tener equipazos. Y una vez que estás arriba las cosas van más facil, los chavales vienen porque quieren estar en un equipo bueno.

Usted peleó mano a mano con el Banesto de Jaimerena y Galilea.
Sí, con Banesto, Kaiku, CajaMadrid, el Avila Rojas... y nunca les tuvimos miedo. Siempre les peleábamos de tú a tú y a veces los poníamos patas arriba. Conseguí lo que quería.

Usted siempre ha hablado del carácter de un equipo.
Sí, el carácter Lizarte que le llamamos ahora es ser ambicioso. Es intentar ser el mejor equipo allí donde vayas. Aunque no ganásemos, teníamos que dejar la imagen de que habíamos sido el equipo fuerte de la carrera.

Que supone ir siempre al ataque.
Siempre. así hemos corrido siempre, y así correremos. Ahora con el Kern Pharma, que en teoría somos los últimos de la fila, pasamos al ataque, nos ponemos a tirar. Eso es carácter.

¿Y cuando no se puede ganar o no tiene buenos ciclistas?
Hay que traer a buenos ciclistas. Nosotros sabemos que ganar la semana que viene algo en Cataluña con Kern Pharma es muy difícil, porque estamos en un escalón muy lejano, pero estoy convencido de que en el plazo de dos o tres años vamos a estar en condiciones de pelear por una Vuelta a España o por carreras Wolrd Tour. Lo vamos a conseguir, y creo que va a ser así. Si no te crees las cosas, no las consigues.

Usted no coge a cualquier ciclista.
Juanjo, que es ahora quien lleva las riendas del equipo, siempre ha inculcado a los chavales la misma idea. Trabajo, trabajo y trabajo. Con seriedad, constancia y esperanza de que puedes llegar al objetivo, las cosas se consiguen.

¿Qué pasa cuando las cosas salen mal?
Que son muchas veces, esto no es Hollywood. En 30 años hemos pasado épocas malas, con pocos resultados, con problemas... pero ahí es donde aparece también el carácter y la forma de ser. En el mal momento es cuando tienes que sacar el carácter y ser capaz de recomenzar, borrón y cuenta nueva. Volvemos a empezar. El truco es el trabajo y la conexión que tenemos con los ciclistas.
Y tener muy buenos patrocinadores. ACR, Gráficas Ona, Lizarte, Kern Pharma. Eso es fundamental. Si no tienes alguien que apoye el proyecto es algo inviable.Pero los buenos patrocinadores aparecen si tienes un buen proyecto, si lo que transmites es de verdad.

¿Usted necesitaba culminar esta aventura con el proyecto Kern Pharma?
Yo nunca había soñado esto, en el fondo tenía el deseo de tener un equipo profesional. Y si nos hemos metido en esto es porque todos los años había un montón de corredores que después de estar en aficionados no tenían una salida de futuro porque no había equipos para todos. Kern Pharma le ha dado vida a toda la gente que hemos sacado a flote. Kern Pharma es mi equipo final después de tantos años en las trincheras. Estoy encantado, y lo que hago es disfrutar.

Hasta que haya gasolina.
Cuando llegó Juanjo tenía ganas de dejarlo, tenía dudas. Pero trabajar con Juanjo y con gente joven es un chute de energía diario. Tenemos una unión que es brutal, me suele decir Manolo no me dejes. Estoy con la ilusión de un chaval de 25 años.

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE