Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gastronomía

El Mesón Las Torres de Ujué busca relevo

Los hermanos Ana e Ismael Ibáñez Valencia buscan el relevo para su negocio,el Mesón Las Torres de Ujué. Mientras llega, seguirán trabajando

Ampliar Los hermanos Ana e Ismael Ibáñez Valencia, en el acceso al mesón, ubicado en el corazón de Ujué
Los hermanos Ana e Ismael Ibáñez Valencia, en el acceso al mesón, ubicado en el corazón de Ujuégaldona
Actualizado el 20/12/2022 a las 10:07
No ha sido una decisión fácil pero los hermanos Ana e Ismael Ibáñez Valencia creen que ha llegado el momento de dejar de trabajar y empezar a pensar en la jubilación. Estos dos hermanos están al frente del Mesón Las Torres de Ujué, un establecimiento que tiene en la preparación de las migas de pastor y las costillas de cordero asadas en brasa de sarmiento su principal carta de presentación. Ambos constituyen la segunda generación de un negocio que echó a andar en 1967 impulsado por sus padres, Hipólito Ibáñez y Juli Valencia. Los hermanos Ibáñez crecieron en el negocio y desde la niñez comenzaron a ayudarles.
Los progenitores abrieron hace cincuenta y cinco años el conocido como el establecimiento antiguo, “pegado al castillo”, añade Ana Ibáñez. Años después, ya en 1995, abría sus puertas el actual. “El actual, como llamamos al que abrió después, tiene unas vistas maravillosas es todo un lujo asomarse a esa cristalera”, remarca Ibáñez, cocinera del mesón. A sus 68 años ella sigue entre los fogones mientras que su hermano Ismael, de 60, se encarga de servir. “Él es el que hace de relaciones públicas”, bromea Ana.
Tras llevar prácticamente toda la vida en el negocio, primero ayudando a sus padres y luego al frente de la gestión, han decidido poner a la venta el mesón. Una decisión que viene motivada por la falta de relevo generacional. “Yo tengo ya 68 años. Mi hermano 60 y él podría seguir algún tiempo más pero solo no es algo factible. Por eso creímos que era buen momento para intentar pensar en dejar el negocio y traspasarlo a quien quiera continuar. El mesón goza de buena salud, tiene ya cierto renombre porque son muchos años de trabajo”, argumenta Ana.
Aclaran no obstante que la decisión de poner en venta el mesón no conlleva su cierre inmediato ya que, aunque a partir del jueves cerrarán hasta el día 9 de enero con motivo de las fiestas navideñas, la idea es seguir trabajando con el inicio del próximo año a la espera de algún comprador. De momento, sí que ha habido alguna persona interesada pero la cosa no ha trascendido, al menos de momento, de un interés inicial. “Queremos dejar claro que vamos a seguir trabajando de momento como siempre. Solamente que ya estamos pensando en dejarlo pero no hemos puesto una fecha ni nada parecido”, aclara. En caso de no encontrar un comprador, estos dos hermanos no se cierran a otra fórmula pero es algo en lo que no piensan todavía.
Tanto Ismael como Ana Remarcan la “buena salud de la que goza el mesón” e insisten en el atractivo turístico que tiene Ujué, un pueblo pequeño pero que, constatan, atrae muchos visitantes. “Cuando nuestros padres abrieron Ujué no era tan conocido como hoy. Hemos estado muy a gusto tras las paredes del mesón y lo seguimos estando pero creemos que ha llegado el momento del relevo”, concluyeron.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora