Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Turismo

El Palacio Real de Olite recibió durante 2021 a 173.000 visitantes

Aunque el mes de agosto fue “bueno”, las cifras del pasado año están todavía bastante alejadas de las que se registraban antes de la pandemia

Ampliar Un grupo de visitantes sigue las explicaciones en una visita guiada al Palacio Real de Olite
Un grupo de visitantes sigue las explicaciones en una visita guiada al Palacio Real de OliteAlberto Galdona
Publicado el 22/01/2022 a las 06:00
A lo largo del pasado año 2021, fueron 173.360 las personas que visitaron el Palacio Real de Olite, una cifra ésta todavía muy alejada de las que se registraban en los momentos ‘pre pandemia’ -a lo largo de 2018, por ejemplo, fueron 250.000 los visitantes que pasaron por el castillo-. Así lo constatan desde Guiarte, empresa encargada de la gestión de este monumento y otros recursos turísticos de la zona. “Es cierto que durante el mes de agosto trabajamos muy bien pero no fue así el resto de los meses del año”, constata Katrin Setuain, una de las socias de la empresa.
Esta misma tendencia se traslada al recinto amurallado de Rada, que registró 1.470 visitantes, la Villa Romana de las Musas, que fue visitada por 2.195 personas; y la ciudad romana de Andelos, con 4.140 visitantes. En el caso de este último yacimiento, los datos se refieren al periodo comprendido entre enero y octubre ya que quedó cerrado al público a partir del 10 de diciembre debido a las riadas sufridas en la zona que provocaron importantes desperfectos en el puente del río Arga a su paso por Mendigorría que, además, da acceso al yacimiento. A día de hoy continúa cerrado y se desconoce todavía cuándo podrá volver a reabrir.
“Hemos tenido que seguir aplicando las medidas que ya adoptamos en 2020 para capear la difícil situación impuesta por la pandemia. Concretamente la drástica reducción de aforos, la necesidad de adaptar las visitas y otros formatos, el haber tenido que recurrir a los ERTEs para mantener los puestos de trabajo de nuestro equipo... En definitiva, la incertidumbre con la que convivimos desde hace un tiempo”, refería Setuain. Pese a todo, añadió, Guiarte siguió apostando por fomentar y potenciar la oferta turística ligada al principal monumento y más visitado de Navarra.
A lo largo de este año se aumentó la frecuencia de las visitas, dado el aforo reducido que se permitía. A la oferta de actividades que ya se venía ofertando hasta la fecha como las visitas infantiles o la de ‘Secretos de Olite’, se han sumado formatos novedosos en el Palacio Real como la denominada visita ‘Un brindis por Leonor’, enmarcada dentro de la serie de visitas temáticas ‘Historia en femenino’. Remarcan desde Guiarte que se han potenciado actividades culturales en el resto de espacios patrimoniales gestionados por ellos como los talleres infantiles en la ciudad romana de Andelos o las degustaciones de vino en bodegas de la zona.
“Fieles a nuestra gestión con visión de territorio, hemos sido un agente muy activo en el diseño y la creación de actividades de dinamización turística en nuestra comarca: programación de musicatas, visitas a la bodega y Palacio de Mencos en Tafalla, el día del Rosado en San Martín de Unx o visitas especiales teatralizadas con motivo de las fiestas medievales de Olite. Todo ello ha sido posible gracias a la estrecha colaboración con los ayuntamientos, el Consorcio de Desarrollo de la Zona Media y la Ruta del Vino de Navarra”, insistió Setuain.
El año que acaba de terminar, añadió, no ha sido bueno en parte por el contexto pandémico y sus efectos. Por ello, Guiarte sigue insistiendo en la necesidad económica y social de volver a ofrecer salidas a recursos monumentales al público escolar, fundamental en la desestacionalización del sector y para garantizar el conocimiento de los valores del patrimonio histórico y cultural a las siguientes generaciones.
volver arriba

Activar Notificaciones