Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Movilidad

La invasión de la calle Subiza de Pamplona

Vecinos denuncian multitud de vehículos aparcando a diario en plena zona peatonal, junto a dos colegios y el centro de salud

Ampliar Imagen tomada poco antes de las diez de la mañana de este lunes
Imagen tomada poco antes de las diez de la mañana de este lunesn.g.
Actualizado el 18/10/2022 a las 07:18
Como hipótesis, cambiar no debería suponer un problema. Casi a cada instante, las transformaciones configuran nuestro día a día. En el trabajo, supermercado, colegio, rutina... Pero, la complejidad de asumirlos provoca reticencia. Fue precisamente la sensación que vivieron los vecinos de la Txantrea cuando el Ayuntamiento de Pamplona escogió modificar la configuración del barrio y 'colorear' muchas de sus calles sin otro objetivo que buscar ampliar las zonas peatonales y calmar el tráfico.
Sin echarse las manos a la cabeza, lo cierto es que las primeras reacciones provocaron incertidumbre entre los vecinos, que no tenían muy claro cómo asumir semejante mezcolanza. Fue pasando el tiempo y ese espacio peatonal ganado en calzada fue interiorizado como una buena idea. Incluida la calle Subiza, una de las zonas que conforman ese nuevo eje peatonal del barrio. 
Fue una especie de plataforma añadida a esas aceras tan estrechas que caracterizan a este sector de la capital. 
El problema, insisten, es diario
El problema, insisten, es diarion.g.
El problema sobreviene ahora cuando, una vez ofrecido preferencia a los peatones, los coches hacen caso omiso a esos códigos de colores y estacionan día sí y día también sobre un espacio prohibido y, por descontado, destinado a los vecinos. 
Como se recordará, la modificación que puso en marcha el consistorio se llevó a cabo desde el llamado 'urbanismo táctico', conseguido a base de pintura y mobiliario. Una alternativa que, sin ser definitiva, busca empezar a cambiar los hábitos. Costumbres que, insisten los vecinos, no pueden materializarse si no se actúa en consecuencia.
Y es que la cercanía a dos colegios (Bernart Etxepare y Izartegi) y al centro de salud de la Txantrea motivan todavía más enfado en la zona."El Ayuntamiento de Pamplona tendrá que multar a quienes incumplen", sostienen en la zona, quejándose además de que, en ocasiones, sean los propios vehículos municipales los que incumplen la directriz. En la imagen que acompaña a estas líneas sin ir más lejos, tomada poco antes de las diez de la mañana de este lunes. 
Por ello, cansados de la situación, los vecinos han llegado incluso a denunciarlo en redes sociales, con la esperanza de que el problema adquiera más relevancia y la solución llegue en el corto plazo. "No se trata de algo puntual, sino que la gente aparca a diario", lamentan.
Asimismo, insisten, no son pocos los coches que se detienen frente al centro de salud para dejar o coger a una persona, como si de un espacio de carga y descarga se tratase. "No es el cometido de esta zona peatonal, como no lo sería estacionar en mitad de Carlos III", declaran. 
No podemos olvidar que  el estacionamiento regulado ya está implantado en el barrio y que la rotación en las calles aledañas es constante. Además de que, en general, encontrar sitio para estacionar en calles perpendiculares no es excesivamente complicado. "Es cuestión de voluntad", coinciden. 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora