Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ayuntamiento de Pamplona

NA+ y la oposición se culpan del fracaso de las obras de Sarasate

Fermín Alonso (NA+) acusa a PSN, EH Bildu y Geroa Bai, de bloquear la reurbanización del paseo, que supone, a su juicio, “un castigo para Pamplona”

Ampliar Recreación de cómo habría quedado Sarasate según el proyecto de los arquitectos municipales
Recreación de cómo habría quedado Sarasate según el proyecto de los arquitectos municipalesCedida
Actualizado el 18/01/2022 a las 07:51
“Bloqueo”, “cerrazón”, “interés político”, “castigo para Pamplona”, “obstrucción constante”. Son algunas de las palabras y expresiones que este lunes dedicó el concejal de Navarra Suma, Fermín Alonso, a la actitud de la oposición -EH Bildu, PSN y Geroa Bai- en el proceso fallido de reurbanización del paseo de Sarasate. Como ya informó el domingo este periódico, el Ayuntamiento suspende definitivamente la licitación de las obras del céntrico bulevar pamplonés. Sarasate tendrá que esperar.
Este lunes, tanto Alonso, concejal de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sotenibilidad del equipo de Maya, como los portavoces municipales de EH Bildu y el PSN, se acusaron mutuamente del fracaso del proyecto. 
La reurbanización del paseo de Sarasate partía como una de las grandes apuestas del Ayuntamiento para esta legislatura. El 2 de agosto de 2021 se licitaron las obras de un proyecto redactado por los técnicos municipales y que recogía aspectos de las tres propuestas finalistas del Concurso de Ideas, celebrado en 2019. 
La falta de entendimiento con el PSN, socio presupuestario de NA+ en 2021, provocó la primera suspensión de la licitación en septiembre, situación que se ha repetido hasta en tres ocasiones más.
Fermín Alonso anunció este lunes el final de la procelosa travesía de este proyecto con una rueda de prensa en la que apareció acompañado por cuatro concejales de NA+, algunos implicados desde sus áreas en la elaboración del proyecto, capitaneado por los técnicos municipales. Juan José Echeverría, concejal de Urbanismo; Fernando Aranguren, de Deporte y Juventud, Javier Labairu, de Seguridad Ciudadana y María Echávarri, de Servicios Generales, escenificaron el apoyo a Alonso con su presencia en la sala de prensa.
LA FINANCIACIÓN IMPOSIBLE
La explicación oficial para la suspensión definitiva de la licitación de las obras es de una lógica aplastante: “Dada la inexistencia de acuerdo presupuestario y por tanto la imposibilidad de asegurar una correcta financiación de la obra a ejecutar, se propone la renuncia a la licitación”, aseguró este lunes Alonso. 
Con un presupuesto de 10,2 millones de euros -2 de ellos los aportaba la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona-, el proyecto se topó con el problema de lograr una plataforma única, es decir, una solución que salvase el desnivel de cota entre el andén central y el vial norte (el más próximo al Casco Antiguo), sin tocar los árboles. El proyecto de los técnicos municipales planteaba una grada escalonada, con rampas para personas con problemas de movilidad.
La oposición se negó en rotundo a esta opción, lo que propició la primera de las cuatro suspensiones de la licitación de las obras. Entre tanto, el Ayuntamiento ha ido encargando diferentes informes, tanto internos como externos, para tratar de convencer a la oposición y de demostrar la imposibilidad de la plataforma única sin perjuicio para los árboles. 
Alonso declaró este lunes que han sido hasta siete informes, cinco de ellos de técnicos municipales, los que se han remitido a la oposición para tratar de conseguir el respaldo de la Corporación.
“Queda claro que no hay interés alguno en la oposición por sacar adelante este proyecto. Y eso que hemos hecho lo posible e imposible para lograr el consenso. No alrededor del equipo de gobierno, sino alrededor del trabajo de los técnicos municipales”, consideró este lunes Alonso. 
Para el concejal de NA+, que será reprobado mañana en la comisión de Urbanismo por este expediente de Sarasate, este final abrupto del proyecto supone “una oportunidad perdida para vecinos, comercios y hosteleros, además de un castigo para Pamplona”.
El concejal de NA+ lamentó asimismo “la falta de respeto” hacia los técnicos municipales. “No podemos ir en contra de sus informes”, aseguró, al tiempo que agradeció su disposición para tratar de explicar los obstáculos a la opción de la plataforma única. 
Alonso quiso lanzar un mensaje de “optimismo” para asegurar que la reurbanización de Sarasate se retrasa hasta la próxima legislatura.

APUNTE
Ruperto Mendiri
LA ERÓTICA DEL CONSENSO
Desarbolado el proyecto municipal para el paseo de Sarasate -al menos en el año largo que resta de legislatura-, queda para la hemeroteca el laberíntico juego político por liderar esta gran intervención en el corazón de Pamplona (10,2 millones de euros), un caramelo demasiado jugoso para dejarlo pasar. Todos (los políticos) habrán salivado con la posibilidad de dejar su impronta -al menos como impulsores- en un proyecto llamado a perdurar durante varias decenas de años en el paisaje de la ciudad. Lo reconocían de forma velada los grupos de la oposición cuando acusaban a NA+ de electoralismo. El equipo de gobierno, apoyado en los técnicos municipales y en siete informes que suscribían la reurbanización alumbrada por los arquitectos del Ayuntamiento, ha tenido que plegarse a la aritmética municipal y claudicar ante un 2022 sin acuerdo presupuestario. Mientras tanto, los vecinos de Pamplona, los comerciantes y hosteleros, observan cariacontecidos cómo la discrepancia y el interés político se imponen al de la ciudad. No es la erótica del poder, como clama el dicho, sino la del consenso.

PSN y EH Bildu acusan a Alonso de “falsedades y excusas”

El PSN, que era el socio necesario de NA+ para llevar a buen puerto el proyecto (descartado por completo en esta legislatura) reaccionó a las palabras de Fermín Alonso, a quien acusó de esgrimir “excusas y argumentos falsos” para “justificar su fracaso en el proyecto”.
A través de una nota de prensa, la portavoz municipal del PSN, Maite Esporrín, asegura que su grupo “siempre ha defendido la búsqueda de un “consenso”, frente al proyecto de NA+, que se planteó, según sus palabras, “sin dialogar ni buscar otras soluciones”.
 “Aquel proyecto planteaba gradas a lo largo del paseo, manteniendo barreras arquitectónicas e impidiendo una plataforma única, que sería lo más adecuado tanto para la ciudadanía como para el comercio y la economía local”, afirmaron este lunes desde las filas socialistas. 
En términos similares -al menos en las acusaciones personales- se pronunció EH Bildu, que este lunes criticó “las mentiras expuestas por el concejal Fermín Alonso, para argumentar la renuncia de su gobierno a la imposición de su proyecto para el Paseo de Sarasate”, lo que justifica, a su parece, la reprobación que se producirá mañana en la comisión de Urbanismo a la gestión de Alonso.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE