Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Parlamento

Intervención dice que no se encontraron indicios de delito en la compra de mascarillas pero sí negligencias en Sodena

Así lo ha manifestado este miércoles Iñaki Arrizabalaga en una comparecencia parlamentaria solicitada por Navarra Suma

Ampliar El director general de Intervención del Gobierno foral, Iñaki Arrizabalaga; la consejera de Economía, Elma Saiz, y la parlamentaria Isabel Aramburu, de Geroa Bai.
El director general de Intervención del Gobierno foral, Iñaki Arrizabalaga, y la consejera de Economía, Elma SaizJosé Antonio Goñi
Actualizado el 18/01/2023 a las 15:17
El director general de Intervención del Gobierno de Navarra, Iñaki Arrizabalaga, ha afirmado que no encontraron indicios de delito en el procedimiento para la compra de mascarillas pero sí un comportamiento "negligente" de Sodena.
"En nuestro trabajo no se han encontrado indicios de responsabilidad contable ni de delito. No obstante, surgieron cuestiones en la elaboración de ese trabajo que, a nuestro juicio, justificaban una ampliación del análisis realizado", ha indicado, tras añadir que estas cuestiones se pusieron, "junto con las evidencias encontradas en conocimiento de la Cámara de Comptos".
Así lo ha manifestado este miércoles, en una comparecencia parlamentaria solicitada por Navarra Suma para explicar "los indicios de responsabilidad contable y de conductas delictivas observados en relación con el acuerdo entre Sodena, CEN y Albyn Medical para la compra de mascarillas y el traslado de dichos indicios".
Arrizabalaga ha afirmado que es "consciente de que el interés que despierta el contenido de la comparecencia radica en las manifestaciones que realizó el presidente de Sodena, Mikel Irujo, el 21 de diciembre, en el sentido de señalar que yo transmití que los papeles de trabajo del control realizado contenían posibles evidencias de negligencia y responsabilidad contable que incluso podrían constituir alguna tipología enmarcada en el Código Penal".
Según ha explicado, esta conversación se produjo en el mes de agosto, "después de enviar el informe definitivo a sus destinatarios y antes del cese de Pilar Irigoyen" y, "por supuesto, mucho antes de que la Cámara de Comptos decidiera analizar esta operación". En palabras de Arrizabalaga, Irujo le consultó "por las consecuencias del informe de auditoría, que ya tenía él".
"Le contesté que las consecuencias de ese informe señalaban una infracción de la ley de Hacienda Pública y una actuación de Sodena al margen de las actuaciones del Gobierno, pero que esa cuestión no tenía en sí misma más implicaciones", ha apuntado. Sin embargo, ha señalado que le trasladó dos cuestiones que a su juicio "tenía que tener presentes": que el informe y los papeles de trabajo se iban a poner en manos de la Cámara de Comptos y que el comportamiento de Sodena que aparecía allí reflejado cabría calificar por lo menos como negligente".
"A la vista de ese documento, la Cámara podía actuar en consecuencia, cabiendo la posibilidad de que decidiera ampliar el análisis que se recoge en nuestro informe", ha añadido, tras apuntar que "sería de este análisis ampliado, y no del trabajo que realizamos, de donde podrían derivarse posibles consecuencias en términos de responsabilidad contable o incluso delictivas". La otra cuestión que le comunicó a Irujo fue que "cuanto menor fuera el perjuicio final, menores serían las consecuencias de todo tipo que pudieran derivarse, por lo que era necesario avanzar en cualquier solución".
En definitiva, Arrizabalaga ha manifestado que lo que trasladó en la citada conversación es que "a la vista de la información obtenida en la realización de ese trabajo, una actuación de control que profundizara en el análisis podía dar pie a la exigencia de responsabilidades". "De todas formas, la Cámara de Comptos ya ha concluido el informe, en el que se ha ampliado el ámbito de análisis, por lo que la incertidumbre con la que hice esas afirmaciones puede darse por desaparecida", ha añadido.
Por otro lado, ha apuntado que "quizá pueda sorprender" que la Intervención "formule verbalmente conclusiones tan vagas e insinuantes como que "podría haber indicios de alguna actividad tipificada en el Código Penal", pero que "las conclusiones contrastadas del trabajo son únicamente las contenidas en el informe elaborado, y la posible exigencia de responsabilidades no estaría fundamentada en la información obtenida en ese trabajo".
"La información que se transmitió de forma verbal e intencionadamente vaga e imprecisa pretendía mostrar el abanico de escenarios que podrían darse si en un examen más amplio de la operación, algo que podría decidir la Cámara de Comptos, se obtuvieran evidencias lo suficientemente sólidas para iniciar los procedimientos correspondientes, lo que obviamente yo desconocía si eso iba a suceder o no", ha asegurado.
Además, ha explicado que las conclusiones de Intervención "se refieren solamente" a los aspectos del prestamos que había en aquel acuerdo, que entendíamos que es un acuerdo complejo, que tiene muchas facetas", y a la participación de Sodena.
Durante el turno de réplica, Arrizabalaga ha añadido que en la conversación mantenida con Irujo "el nombre de Pilar Irigoyen -directora gerente de Sodena que fue cesada- no salió en ningún momento, ni se habló de quién podía tener la responsabilidad sobre aquello que podía estar pasando", sino que el sentido de la conversación con el consejero era "trasladarle la necesidad de que tenía que buscar una solución". "Esa vinculación de lo que yo le dije a Irujo con el cese de Irigoyen es una cuestión de quien cesó a Pilar Irigoyen", ha afirmado.
Durante el turno de los grupos, la parlamentaria de Navarra Suma Marta Álvarez ha destacado la "gravedad" de las afirmaciones de Arrizabalaga. "Después de lo que ha dicho, los que tendrían que haberse ido a su casa son usted y la señora Saiz, y que vuelva la señora Irigoyen", ha afirmado, tras remarcar las "contradicciones" de su discurso y añadir que "solo hay dos posibilidades: una administración desleal o un delito contable". "No sabemos quién miente, pero alguien miente. El oscurantismo y las ganas de tapar constantes son una auténtica vergüenza", ha reivindicado.
Por su parte, la parlamentaria del PSN, Ainhoa Unzu ha asegurado tener una "percepción completamente contraria" a la de Navarra Suma, pues a su juicio "está perfectamente explicadas todas las cuestiones que se han hablado sobre este tema, se han despejado muchísimas dudas y se han dado muchísimas explicaciones". "El que está de que no, siempre va a estar de que no, y el que no quiere entender, nunca va a entender porque le interesa entender otras cosas", ha criticado.
En nombre de Geroa Bai, Mikel Asiain ha calificado como "graves" las "elucubraciones" realizadas por Arrizabalaga sobre "posibles consecuencias". "Se está anticipando a Comptos con unas afirmaciones que entendemos que no deberían haber tenido lugar", ha señalado, tras cuestionar "por qué se atreve a lanzar ese tipo de elucubraciones sin saber lo que iba a decir Comptos".
El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha reivindicado que Arrizabalaga "tiene que ser consciente de la gravedad" de las afirmaciones que trasladó en la conversación mantenida con el consejero Irujo, quien, a su juicio, "se precipitó" al cesar a Pilar Irigoyen, ya que "podía haber esperado" al resultado del informe de Comptos "y no haber pensado que de esa ampliación de la auditoría se podían deducir esos indicios o situaciones de cierta responsabilidad penal".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora