Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sociedad

Las plazas concertadas en residencias de Pamplona aumentan de 531 a 783

El departamento de Derechos Sociales ha negociado un nuevo sistema de contratación o concertación de plazas en residencias privadas. En toda Navarra, el número de plazas pasa de 2.008 a 2.461, unas 500 más que reducen las prestaciones vinculadas all servicio que se conceden

Ampliar Dos personas mayores descansan en un banco de los exteriores de la Casa de la Misericordia de Pamplona
Dos personas mayores descansan en un banco de los exteriores de la Casa de la Misericordia de Pamplona BUxens
Actualizado el 29/12/2022 a las 08:00
Las personas que se ven obligadas por algún tipo de dependencia a ingresar en una residencia tendrán más opciones de conseguir una plaza pública en Pamplona y Comarca. Tradicionalmente, son las plazas más solicitadas por el mero hecho de que es donde se concentra la mayor parte de la población y los familiares prefieren tener a esa persona cerca para visitarla. El Gobierno de Navarra ha contratado un mayor número de plazas en residencias privadas para ofrecerlas a los solicitantes pero con una tarifa pública, más económica. Según su datos, de 531 plazas concertadas en el convenio anterior (firmado en 2019)con las residencias privadas se ha pasado a 783 en el recién estrenado acuerdo, que entró en vigor el pasado 1 de noviembre y que durará cuatro años.
De este modo, si en Pamplona y Comarca existen en torno a 3.000 plazas en residencias privadas, las 783 concertadas supone el 26% del total (una de cada cuatro) sin contar las 160 plazas que dispone la residencia de El Vergel, el único centro de titularidad del Gobierno de Navarra en la capital navarra.
En el conjunto de la Comunidad foral, el número de plazas concertadas ha pasado de 2.008 (ubicadas en 43 centros) en el acuerdo firmado en 2019 a 2.461 (localizadas en 58 centros) en el nuevo convenio, aunque el Ejecutivo prevé alcanzar las 2.500 en unos días.
Este aumento de plazas concertadas exige al Gobierno un mayor desembolso económico. El año pasado gastó 56 millones en pagar las 2.008 plazas y se prevé que en 2023 abonará 79 millones por las 2.500, según datos facilitados ayer por la consejera del ramo, Mari Carmen Maeztu, y la directora gerente de la ANADP, Inés Francés.
Ambas valoraron que el nuevo modelo de contratación de plazas (denominado ‘Open House’) permite que las personas tengan más posibilidades de elección de la plaza en el centro que desee y favorece el principio de unos cuidados centrados en la persona.
ABIERTO A NUEVAS INCORPORACIONES DURANTE LOS PRÓXIMOS 4 AÑOS 
Una novedad del concierto es que estará abierto durante sus cuatro años de vigencia a nuevas incorporaciones. “Sabemos que hay proyectadas, al menos, tres nuevas residencias,y hasta 11 centros de día ya iniciados. El próximo año estimamos que pueden comenzar otros 3 o 4 proyectos más de centros de día”, indicaron.
El precio que el Gobierno paga por plaza varía según ratios, como la calidad de servicio y el grado de dependencia del beneficiario. Aproximadamente, Francés indicó que el precio medio por plaza ha subido de unos 2.200 euros mensuales, un cuantía que se mantenía prácticamente estable en los últimos años, a unos 2.500
Esta mejora en los precios del módulo concierto, entre otras, responde a un incremento de las ratios de personal, así como una mejora en las condiciones laborales de las personas que trabajan en el sector.
500 PLAZAS MÁS Y 500 PRESTACIONES VINCULADA AL SERVICIO MENOS
El nuevo concierto ha reducido las Prestaciones Económica Vinculada al Servicio (PEVS). Es una ayuda (hasta 1.500 €/mes) que se da la persona que, teniendo el derecho reconocido a una plaza concertada, ingresa en una privada porque el centro que desea no dispone en ese momento de una plaza concertada para ella. Como, en números redondos, se ha aumentado el número de plazas concertadas en 500, otras tantas personas con PEVS han pasado a plaza concertada. Esto supone, en general, un ahorro a todas ellas, especialmente a las que ocupan una plazas privadas de Pamplona y Comarca, donde al menos unas 250 personas se han ahorrado entre 600 y 900 € al mes por el mero hecho de dejar la PEVS y conseguir plaza pública. Según la consejera, ahora quedan "unas 400" PEVS. Parte de estas 400 personas - no se especificó- han solicitado cambio de centro, lo que la sitúa en una lista de espera.  También hay siete personas que esperan en su domicilio la concesión de una plaza concertada.
61 CENTROS  (44 RESIDENCIAS Y 17 CENTROS DE DIA) MEJORAN LOS SALARIOS
Uno de los objetivos de Derechos Sociales era mejorar las condiciones económicos de los trabajadores de residencias a través del concierto con las residencias privadas. Así, se ha vinculado el precio que paga a la residencia a un incremento de las ratios de personal en los centros, así como una mejora en las condiciones laborales de las personas que trabajan en el sector. Según dijo Maeztu, casi el 76%de los centros residenciales ha mejorado las condiciones laborales de su personal. En concreto, 44 residencias y 17 centros de día han mejorado los salarios.
Para hacerse una idea de la mejoría: una gerontóloga con un sueldo base de 14.800 euros del nivel más bajo ha subido a 16.655 o 18.500 en 61 centros con plazas concertadas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora