Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Obituarios

Nati Bella, raquetista profesional

Ampliar Natividad Bella Esparza
Natividad Bella EsparzaCEDIDA
  • Miguel Ángel Sanz Yábar
Publicado el 14/10/2022 a las 08:09
La vida es un partido de pelota. El martes 4 de octubre, Nati Bella Esparza perdió el partido de su vida. Hablar de la vida de Nati es hablar de empoderamiento de excelencia, yo diría que innato. Nati comenzó su partido de la vida en el año 1933, en la calle Tejería de la Vieja Iruña, y estoy seguro de que la esencia del agua bautismal contenía alguna poción mágica que le facilitó usar ese empoderamiento tanto en los frontones como fuera de ellos.
En los 18 primeros tantos de su vida, hizo su vida en Pamplona. A los 6 años empezó a ir a la escuela. Contaba ella que sus comienzos con la pala fueron en el frontón que estaba a mitad de camino entre la casa donde vivía con sus padres en Tejería 2 y la escuela cerca de la catedral. Se relacionó con el canchero y a hurtadillas cuando éste, por señas, le hacía ver que el camino estaba despejado, Nati aprovechaba para jugar a pala.
Cuando contaba con 19 años, su padre se trasladó a Tanger y Nati vivió por temporadas allí, llegando a conocer a un señor pamplonés que tenía un negocio de restauración y, miren por donde, como aficionado a la pelota se hizo un frontón. Decía Nati, “a 50 metros de la playa”. Nati, también en este caso, aprovechó la oportunidad. Con afición, tesón y la bravura del mar Nati aprendió a dominar la raqueta con mucha maestría. Volvió a Pamplona pero aguantó poco. Era mayor de edad, se sentía libre y tenía las cosas tan claras que decidió irse a Madrid, donde entrenaban un grupo de mujeres. Contaba Nati que sus padres no estaban muy convencidos, pero ella sí.
En Madrid entrenó y compitió con un grupo de mujeres pelotaris y como dio la talla fue contratada en Barcelona como profesional. Estuvo durante más de dos décadas compitiendo y empoderándose junto a un grupo de mujeres valientes. Decía Nati que “bebíamos champán y muchas fumábamos puros; nos sentíamos igual de libres que los pelotaris hombres”.
Una vez acabada su carrera profesional se marcha a vivir a Denia. A los 82 años vuelve a Pamplona. Es entonces cuando me siento en la butaca del partido de su vida. Recuerdo cómo la conocí. La primera vez que vino al trinkete de Mendillorri permaneció sentada en un asiento durante las dos sesiones de entrenamiento de chicas. En la primera asamblea del club de pelota se aprobó por unanimidad nombrarla presidenta de honor.
Pasamos 4 años preciosos con su presencia. Las cenas del club en la sociedad Ezpondapea de Mendillorri, las continuas apariciones en el trinquete para ver jugar a sus chicas o la asistencia a alguna final de liga vasca. Mis visitas a los apartamentos de la calle Leyre, los potes con un plato de jamón del bueno, la manera de contar tus vivencias pelotazales…
Y llegó Sanfermines de 2018. El día 14 homenajeamos en vida su empoderamiento vital unido a un deporte que queremos, la pelota vasca. El club te regaló dos botellas de champán y un Cohiba. El champán lo disfrutaste, el puro te lo guardaste.
A los cuatro años de estar en tu tierra decidiste volver a Denia, con 86 años. Tus huesos necesitaban calor. A los 88 volviste a Pamplona para operarte de la cadera. ¡Y acaba el partido!
Estimada Nati, a partir de ahora te imagino jugando otro partido; la cancha construida de nubes, la espalda de Dios el frontis y tú jugando un partido interminable, eterno y etéreo. Natividad Bella Esparza, se va tu sombra pero tú te quedas.
Miguel Ángel Sanz Yábar, presidente del Club de Pelota Mendillorri (2005-2021).
============PieFoto-DDN (20690552)============
Natividad Bella Esparza. 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora