Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Parlamento de Navarra

NA+ y PSN plantean dudas sobre el proyecto fotovoltaico en el Canal de Navarra

Se trata de un proyecto de instalación de placas solares a lo largo del recorrido del canal aprovechando la infraestructura existente

Ampliar Canal California
Imagen de un canal cubierto con placas solares en CaliforniaCEDIDA
  • Efe. Pamplona
Publicado el 22/12/2021 a las 16:17
Representantes de Navarra Suma y el PSN en el Parlamento han mostrado sus dudas ante la viabilidad del proyecto de instalación de paneles fotovoltaicos a lo largo del canal de Navarra, una solución que desde Geroa Bai y EH Bildu han considerado “interesante” por los beneficios que supondría.
Así lo han señalado durante la comisión parlamentaria en la que el vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José Mª Aierdi y la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, han presentado esta iniciativa reconociendo su complejidad pero asegurando que merece la pena la apuesta.
Según ha recordado Gómez, se trata de un proyecto de instalación de placas solares a lo largo del recorrido del canal aprovechando la infraestructura existente a través del que “Navarra podría ser propietaria de la energía que consume y la producción de la energía fotovoltaica se duplicaría sin ningún tipo de impacto en el medio natural”.
La portavoz de Navarra Suma, Elena Llorente, ha aclarado que apoyan “todo lo que venga a favorecer los objetivos de descarbonización”, pero el proyecto les suscita “muchísimas dudas” sobre su viabilidad técnica puesto que “la tecnología ni se ha desarrollado” y sobre su viabilidad económica al considerar que los costes serán mayor a lo estimado y que los beneficios no son realistas.
El socialista Javier Lecumberri ha coincidido en que “es un negocio con unos sobrecostes económicos y complicaciones técnicas evidentes” que les genera “bastantes incertidumbres”, por lo que ha considerado que ante la falta de información es “prematuro” posicionarse a pesar de que apoyan “la generación de energías renovables y sustitución de combustibles fósiles”.
Desde Geroa Bai, Pablo Azcona ha defendido que es un “proyecto interesante” y “no queda otra que intentarlo” puesto que “la falta de incertidumbres que quedan por resolver claramente es factible con los primero números encima de la mesa” y “aborda uno de los grandes problemas que tenemos como sociedad como es la crisis energética”.
En la misma línea Laura Aznal, de EH Bildu, ha considerado que “es un proyecto muy interesante con mucho potencial” poniendo en valor que “es una forma de conseguir objetivos medioambientales” evitando los “riesgos y el peligro de la privatización del suelo” de proyectos como el de la “megaplanta” de Peralta o el parque de El Perdón.
La consejera Itziar Gómez ha asegurado que los estudios de viabilidad iniciales dan pie para llevarlo adelante defendiendo que la necesidad de generar energía limpia y renovable, pública y que tenga el mínimo impacto ambiental les “obliga” a “ser audaces en un proyecto que es novedoso y complejo”.
Aierdi tampoco ha ocultado que “hay un conjunto de problemas que hay que resolver”, pero ha aclarado que de los primeros análisis extraen que estas dificultades “son resolubles” y ha señalado que en estos momentos se encuentran estudiando aspectos como su compatibilidad con los usos actuales del canal puesto que “si no lo es no se llevará adelante”.
“Casi cada semana ha venido un promotor diciendo que le parece un proyecto interesante y que estaría dispuesto a desarrollar esa infraestructura”, ha asegurado preguntando: “Por qué si hay un interés privado no vamos a ser capaces desde lo público de desarrollar un proyecto complejo, pero que pensamos que es posible resolver”.
Según un estudio presentado al departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente por la empresa Energi.k junto a Naga Solar, ha apuntado Gómez, “se trata de un proyecto técnica y financieramente viable” y desde la Comisión Europea lo han considerado como “un proyecto escaparate para Europa”.
Según ha indicado Aierdi, la impresión que obtuvieron en Bruselas es “que este proyecto podría ser una referencia a nivel europeo y contase con una participación de fondos europeos” y, más allá del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, están analizando la posibilidad de contar con otros apoyos e Europa con los que se podría financiar hasta el 60% de las inversiones.
Además, ha señalado el consejero, se plantea como un proyecto en fases con un primer desarrollo de aproximadamente unos 20 MW en la zona norte que “permitirían garantizar la financiación de entidades financieras” porque el consumo de esa energía quedaría garantizado desde el minuto 1 solo con los edificios del Gobierno de Navarra.
Este proyecto, ha recordado Gómez, conseguiría una “reducción de emisiones de Co2 y la huella de carbono” duplicando la potencia fotovoltaica actualmente instalada en Navarra y un 10% de la renovable, actuaría como “eje vertebrador en toda Navarra” y le dotaría de “capacidad de soberanía energética” lo que “podría estabilizar los costes energéticos”.
Asimismo, “optimizaría la infraestructura del propio canal evitando la pérdida de agua por evaporación de un 30%” y “abre otras fórmulas innovadoras para la incorporación de conectividad aprovechando la infraestructura”, ha indicado. 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE