Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El terror a portada

María Jiménez: "Los hechos acaban por imponerse ante los empeñados en retorcerlos"

La periodista defendió que el relato de los dramas individuales “hace más fácil imaginar lo inimaginable”

María Jiménez, comisaria de la exposición 'El terror a portada'.
María Jiménez, durante su intervención.
  • I.S.
Actualizada 04/05/2021 a las 06:00

María Jiménez, comisaria de la exposición ‘El Terrorismo a portada’, realizó un emotivo recorrido por algunas de las historias de las víctimas que jalonan la sangrienta trayectoria de ETA.Begoña Urroz Ibarrola -inició la narración- era una bebé de veinte meses cuando una bomba del Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación acabó con su vida en la estación de Amara, en San Sebastián. La noticia de su asesinato ocupó un espacio discreto en la prensa de la época, donde el terrorismo era un fenómeno aún desconocido. Durante décadas apenas se supo nada de su fugaz biografía, que había comenzado en un pequeño pueblo navarro, Beinzta-Labaien. Ni de cómo sobrellevó el luto su madre, Jesusa Ibarrola, que cuando regresó a la estación después de comprarle unos zapatos a su niña, se la encontró “abrasada”. Tampoco hubo noticias de su familia, incluida su hermana, que había nacido después del atentado y a la que, como era costumbre entonces, llamaron también Begoña. Sin embargo, el nombre de aquella niña pasaría a la historia como el de la primera víctima del terrorismo en España”.

“Algunos de los hechos relatados -prosiguió Jiménez- ocurrieron muy cerca del lugar donde estamos. ETA asesinó a más de diez personas en dos kilómetros a la redonda de esta sala del Palacio del Condestable. En una ciudad como Pamplona, el terrorismo tiene ese agravante, su carácter local, que permea las biografías de los vecinos y que une inevitablemente a las víctimas. A Joaquín Ímaz Azcona lo mataron en el aparcamiento de la plaza de toros. En ese momento el policía nacional Ángel Postigo Mejías se dirigía al cine con su mujer. Ambos vieron cómo tapaban el cadáver del comandante con una manta. Ángel Postigo sería asesinado en 1980. La noche del crimen de Ímaz, el primero de ETA en Navarra, un inspector de la Policía, José Manuel Baena, trató de reconfortar a la viuda diciéndole que ya sabía quiénes eran los asesinos. Baena caería muerto unas semanas después en San Jorge, en la operación antiterrorista desplegada para detener al comando. Con el comandante Ímaz había coincidido un joven guardia civil, Francisco López González, quien acabaría siendo testigo del asesinato de su hermano Manuel a pocos metros de esta sala, en la cuesta de la Estación, junto a la plaza de los Ajos y la iglesia de San Lorenzo”.

“Asomarse -añadió- al callejero del terror, al hilo que une a las víctimas, a los hitos que recoge esta exposición, implica admitir que los hechos acaban por imponerse incluso ante los más empeñados en retorcerlos, y hasta en ocultarlos, y hasta en crear relatos condescendientes para eludir sus propias responsabilidades.

También recordó que en la muestra hay un espacio dedicado a la letra pequeña del terrorismo. “Por debajo de los titulares, grandes y fugaces, se encuentran las historias concretas y anónimas de centenares de familias, y es en ellas donde reside buena parte del peso de la historia y de la memoria y de su trascendencia. Porque el relato de los dramas individuales hace más fácil de imaginar lo inimaginable”.

Recordó a Diego Torrente asesinado junto a El Sadar cuando preparaba su coche para la primera comunión de dos de sus tres hijos y a Francisco Berlanga del que su viuda muchos años después aún decía: “ si hubieran tratado a Paco y hubieran sabido lo bueno que era, nunca lo habrían matado . “Solo cuando nos asomemos a los hechos con verdadero interés por conocer a las personas nos daremos cuenta de que los muertos de los otros o de otras épocas que nos suenan lejanas son también los propios, son también nuestros”.

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE