Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fútbol

El exjugador de Osasuna atendió la llamada de Diario de Navarra días antes de la final, justo tras recibir la noticia de que iba el seleccionador español Luis Enrique le había convocado para la Eurocopa

El Chelsea, capitaneado por el futbolista navarro César Azpilicueta, ha logrado su segundo título de la Liga de Campeones tras imponerse este sábado en Oporto al Manchester City por 1-0.
El Chelsea, capitaneado por el futbolista navarro César Azpilicueta, ha logrado su segundo título de la Liga de Campeones tras imponerse este sábado en Oporto al Manchester City por 1-0.
    Publicado el 30/05/2021 a las 16:36
    El gusanillo enredaba como siempre en su estómago. Pero cuando Luis Enrique Martínez pronunciaba su nombre, César Azpilicueta Tanco (Zizur, 28-8-1989) no estaba pendiente. No podía. Le tocaba entrenar fuerte, porque el sábado a las 21.00 le esperaba una cita importantísima ante el Manchester City, la final de la Champions League en Oporto. Para él, la temporada no había terminado, por mucho que el fin de semana su club, el Chelsea, certificase su clasificación para la próxima edición de la Liga de Campeones en la última jornada de la Premier. Nada de eso. Estaba destinado a levantar otra copa más en su carrera. Cuando terminó el entrenamiento, recibió la otra gran noticia. Por fin, el seleccionador se había acordado de él. Estará en la Eurocopa 2020, y no puede ser más feliz.

    Desde Londres, en llamada telefónica, se escucha a un Azpi risueño, satisfecho, esperanzado. Es un día en el que está pendiente del móvil, pero mucho más de sus hijos, Martina, Carlota y Matteo, quienes junto a su mujer, Adriana, son la auténtica alegría en la vida del bravo defensa navarro.


    Ha vivido muchos momentos buenos a lo largo de su carrera, pero ¿es este día uno de los más bonitos?
    Pues sí, estar con la selección es para estar orgulloso, e ir a una Eurocopa es lo máximo, poder representar a tu país en un torneo de esta magnitud. Es especial porque hacía mucho tiempo que no estaba en la selección y siempre he luchado para tener esta oportunidad.

    ¿Dónde, cómo, con quién estaba en el momento que Luis Enrique daba la lista?
    Estaba entrenando, llovía y hacía un viento que no veas -ríe-. Cuando he entrado al vestuario, Jose Calvarro, nuestro fisio español, ha sido quien me ha dado la noticia. He cogido el teléfono y he podido ver que era verdad.

    ¿Y tenía algo en el estómago por si le llamaba Luis Enrique?
    Siempre tengo esa ilusión, esa esperanza por estar en la convocatoria de la selección. Cuando juegas poco ya sabes que tienes menos posibilidades de ir, pero desde que empecé tengo esa ilusión. Y hoy también tenía esa esperanza.

    Así que Jose Calvarro le ha cogido y le ha dicho: “Capi, estás en la lista”. ¿Qué ha hecho?
    -Risas-. Yo no sabía al 100% si me estaba diciendo la verdad, porque suele hacer bromas. Pero luego he visto que era cierto y me he puesto muy contento.

    ¿A quién ha llamado primero?
    A mi mujer, por supuesto -sonríe-, aunque ella ya lo sabía para cuando le he llamado. También he hablado con mis padres y estaban muy contentos.

    Ha tardado mucho en volver aunque se lo merecía. ¿Le habían llegado rumores de que esta vez sí le iban a llamar?
    No. Yo trabajo al máximo en mi club para poder ir. En esta segunda parte de la temporada he disfrutado de más minutos, hemos alcanzado la final de la Champions, hemos sido cuartos en la Premier gracias a una buena reacción desde Navidades, hemos jugado la final de Copa... Llevo representando a España desde que tenía 15 años y para mí siempre es lo máximo. Jugar en una Eurocopa me hace mucha ilusión.

    Ya sabe lo que es levantar copas con la selección.
    Sí, ganamos dos trofeos con la sub-19 y la sub-21. Esta vez lucharemos al máximo para intentar hacerlo con la absoluta.

    ¿Había hecho planes para el verano?
    Los niños aún tienen cole y aún teníamos que terminar de organizar. Pero no hay ningún problema. Ya habrá tiempo de vacaciones después.

    A Luis Enrique le han preguntado por qué va César Azpilicueta y ha dicho que ha decidido llevarle porque lo conoce “muy bien” y sabe “el rendimiento que va a dar, aunque no haya estado en las anteriores listas”... ¿Qué le parece?
    He ido a tres convocatorias con Luis Enrique y su staff. Soy una persona que me adapto a las situaciones y siempre he respetado las decisiones de los entrenadores. Agradezco la confianza por volver a estar en la lista.

    Lleva una carrera magnífica. Capitán de un equipo que va a jugar la final de la Liga de Campeones, con un gran rendimiento. Es más que merecida la convocatoria. ¿Qué supone para usted?
    Si echo la vista atrás a enero, cuando el equipo no estaba jugando bien, yo no estaba teniendo minutos, entonces lo veía difícil. Lo importante era ir paso a paso, mantener la confianza, ser positivo, y cuando trabajas y no te presionas, llega el fruto y yo he tenido esa recompensa tan importante para mí.

    ¿Luis Enrique o alguien del cuerpo técnico de la selección se ha puesto en contacto con usted después de darse a conocer la lista?
    No. Sólo he hablado con personas del staff por el tema de la covid.

    La semana puede ser redonda, con lo que le espera el sábado.
    Sí. Es uno de los partidos más importantes para un jugador. Vamos a hacer lo máximo para intentar ganarla. Confiamos en nosotros mismos aunque sabemos que va a ser complicado.  Tendremos que hacer un muy buen partido.

    Menuda Champions League ha disputado el Chelsea, con la culminación de la eliminación del Real Madrid en semifinales.
    Sí, en el grupo tuvimos al Sevilla, que venía de ganar la Europa League, en octavos ganamos al Atlético de Madrid que iba líder con muchos puntos de ventaja y al final ha sido campeón de la Liga. Después, en cuartos, a la Juventus, que es un rival muy duro, y en semifinales al Real Madrid. Creo que nos hemos merecido estar ahí.

    ¿Hoy -por ayer- está más centrado en su llamada a la selección o está enfocado en la final?
    -Sonríe-. Hombre, hoy es un día especial. Estar en una lista de una Eurocopa, que sería mi quinto torneo con la selección, es algo muy bonito. He tenido la suerte de representar a España en categorías inferiores y en la absoluta y volver otra vez me hace mucha ilusión. Estoy con ganas de hacerlo mejor que antes.

    No ha sido regular en la absoluta, lleva 25 internacionalidades, pero es capitán de su equipo, a pesar de su juventud -31 años- es un veterano. ¿Aportará también ese carisma y personalidad en el vestuario de una España con mucha juventud?
    Por supuesto. Cuando debuté en 2013, yo era joven y con menos experiencia. Ahora estoy en otra etapa, la ilusión es la misma o mayor que el primer día, y la experiencia que he podido ir adquiriendo en todos los torneos puede ayudar a la gente joven. Se trata de eso, de ayudar, de llevar la misma dinámica y de marcarnos un objetivo.

    No podemos eludir la pregunta sobre la ausencia de Sergio Ramos en la lista, que tanto está dando que hablar. ¿Qué le parece?
    Lo único que puedo decir es que es una decisión del seleccionador. De Sergio ya lo sabemos todo, los partidos que ha jugado, pero poco más puedo añadir. El seleccionador ha tomado la decisión y los que estemos vamos a ir a muerte a por el objetivo.

    ¿Qué diría el niño de Zizur que le daba al balón con esa sonrisa que ha mantenido siempre si le viera ahora?
    Buah -exclama-. Nunca jamás me habría imaginado de pequeño estar donde estoy. Me dedicaba a disfrutar. Y soñaba, veía los partidos de la selección y la Champions en televisión y ahora me encuentro ante una final y una Eurocopa. Me han enseñado a no rendirme y a trabajar. Seguiré haciéndolo.

    Ahora está en el cielo del fútbol.
    El fútbol va muy rápido. Hace unos meses, no estaba en mi mejor momento. Hay que valorar lo que cuesta. Cuando me lesioné en el 2010, que era muy joven, había firmado por el Olympique de Marsella, vi que de un segundo a otro no podía ni andar, me tenían que ayudar a ducharme, a darme de comer... Y yo aprendí a valorar cada vez que voy a entrenar, aunque tengas pereza, a dar el máximo, haga el tiempo que haga, sea el rival que sea. En el futuro nadie sabe lo que va a pasar.

    ¿De quién se quiere acordar en estos momentos?
    Por supuesto que de mi mujer y mis hijos, Martina, de 7 años, Carlota, que va a hacer 5, y Matteo, de 3 y medio. Son los que hacen disfrutar, los que me aguantan, los que me sacan una sonrisa. Son las personas por las que intento darlo todo y hacer que se sientan tan orgullosos de mí.
    volver arriba

    Activar Notificaciones