Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Champions League

El jugador navarro, como capitán del Chelsea, ha sido el encargado de levantar la copa que les acredita como campeones de la Champions League

El Chelsea, capitaneado por el futbolista navarro César Azpilicueta, ha logrado su segundo título de la Liga de Campeones tras imponerse este sábado en Oporto al Manchester City por 1-0.
El Chelsea, capitaneado por el futbolista navarro César Azpilicueta, ha logrado su segundo título de la Liga de Campeones tras imponerse este sábado en Oporto al Manchester City por 1-0.
  • EFE. Madrid
Publicado el 29/05/2021 a las 23:47
César Azpilicueta llegó a un Chelsea campeón. Un equipo que acababa de ganar su primera Liga de Campeones y que aspiraba a levantar muchas más. El éxito no pudo ser inmediato. Nueve años después, el capitán 'bleu' se convirtió en el primer español en la historia en levantar la 'Orejona' con un equipo extranjero.

"Es increíble. Llegué aquí para repetir lo de 2012 y aquí estamos", dijo un Azpilicueta extasiado instantes antes de recoger su medalla de campeón y levantar la copa al ritmo de Queen.

Un largo viaje para él, en el que lo había conquistado todo, incluidas dos Ligas Europa y dos Premier League, pero sin la gloria del máximo honor europeo, la razón por la que llegó procedente del Olympique de Marsella hace nueve años. En las entrevistas, a lo largo de los años, no ocultaba su amor a la competición. La que siempre quiso ganar desde que era pequeño. El sueño de cualquier niño, en sus propias palabras.

Por eso sintió casi como un gol cuando sacó un pase de la muerte dirigido hacia Ilkay Gündogan en la última media hora de partido. El navarro siempre estuvo ahí, en el centro de la defensa o en el lateral, siendo constante y preciso. Sin grandes alardes, pero con todo el trabajo en sus hombros que requiere ser el capitán de uno de los equipos más grandes del mundo. Desde este sábado, el más grande de Europa.
Tras levantar el trofeo que acredita al Chelsea como campeón de la Liga de Campeones, afirmó que para él "es un orgullo ser capitán de este equipo". "Es difícil de explicar. Terminar de esta manera la temporada es increíble. Nunca había podido dar este paso y es una noche muy bonita", dijo a Movistar+. "Es mucha emoción. Es una larga trayectoria y esto es lo máximo que se puede ganar a nivel de clubes. Es un orgullo ser capitán de este equipo y me ha tocado a mí levantar la copa", agregó.

Azpilicueta cree que la clave del triunfo del Chelsea es "un trabajo increíble. Y también saber sufrir". "Desde el banquillo nos llegaba la energía. Como esta sensación no hay ninguna. Ha sido espectacular", agregó. También recordó el partido y dijo que tras marcar el 1-0 su equipo dispuso de "ocasiones para meter el segundo". "Luego hemos sabido sufrir", señaló.

"La clave de este equipo es la energía y la fuerza del grupo. También el trabajo colectivo. Estoy muy orgulloso del equipo. Al principio nadie contaba con nosotros y aquí estamos. Hemos ido paso a paso. Sabíamos que iba a ser difícil", abundó.

"¡Ahora a la selección a tope!. También me hace estar muy orgulloso estar en el grupo porque representar a España es lo máximo. Ahora tengo esa oportunidad y quiero ir a por todas porque tengo una espinita clavada porque cuando he estado antes no lo he hecho a mi nivel", comentó.

Al referirse al árbitro de la final, su compatriota Antonio Miguel Mateu Lahoz, Azpilicueta dijo: "Pitar una final es un motivo de orgullo para él y su familia".
TEMPORADA COMPLICADA
La temporada de Azpilicueta no ha sido la más fácil, puesto que Frank Lampard, el predecesor de la gloria, no le consideraba titular indiscutible, como sí lo hicieron sus entrenadores anteriores, acumulando récords de participaciones campaña tras campaña.

La llegada de Thomas Tuchel le abrió las puertas de la continuidad de nuevo. Y ya no la soltó. Fijo en los onces desde el aterrizaje del alemán. Azpilicueta ha sido titular en todos los encuentros desde la fase de grupos. Presente en los triunfos ante el Atlético de Madrid, el Oporto y el Real Madrid, y, cómo no, en la gran final contra el Manchester City.

Su reacción nada más ganar el título fue irse a la zona donde estaban sus familiares y celebrarlo con un salto y un puñetazo al aire. Igual que cuando el equipo cayó en otras ocasiones y él era el último en marcharse al túnel de vestuarios de Stamford Bridge, quedándose agradeciendo el apoyo a cada una de las gradas del estadio londinense. Porque por algo es el capitán. Y a partir de ahora, el capitán del campeón de Europa.
volver arriba

Activar Notificaciones