Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Mercado

La “guinda” que pudo ser y no fue

El fichaje frustrado de Take Kubo, operación que Osasuna no pudo concretar por su desorbitado precio y la subasta entre grandes equipos con poderío económico, priva al club de una joven joya y de una repercusión inmensa en Japón, su país

Takefusa Kubo intenta alcanzar al jugador del Sevilla Lucas Ocampos.
Takefusa Kubo intenta alcanzar al jugador del Sevilla Lucas Ocampos.
EFE
Actualizada 06/08/2020 a las 23:18

El Centenario de Osasuna no contará con la “guinda” del fichaje de Take Kubo, el sueño posible que hizo meter horas a los responsables deportivos del club hasta que se rindieron a la evidencia: el dinero manda en el fútbol, una vez más. Y Osasuna tiene claro que no va a ofrecer más de lo que puede. “Nosotros hasta ahí no llegamos”, confesaban desde la entidad navarra al conocer que el Villarreal se había metido en la puja con una oferta de más ceros que la rojilla y que, a falta de confirmación oficial, es la que ha convencido al nipón, o, más bien, al Real Madrid. El joven futbolista estaba encandilado con la posibilidad de venir a Osasuna, por el trato personal de Jagoba Arrasate, por el estilo de fútbol, por el Centenario... pero sobre todo por su aspiración de jugar muchos minutos.

La gran cantidad de ofertas que habían llegado al Madrid había hecho evidente la dificultad de la empresa, pero fue la del Villarreal la que hizo desistir a Osasuna. El Madrid aceptaba su propuesta por encima de la del Bayern, mucho más elevada, porque el deseo de club y jugador de tenerlo en España. El Villarreal sigue sin hacer oficial la operación, aunque seguramente el Real Madrid esté esperando a la disputa del partido de hoy ante la Juve para comunicarlo.

EXPECTACIÓN EN JAPÓN

Pero lo cierto es que Osasuna estuvo a punto. Y, en ese momento, Japón miró a Pamplona. El periodista Taku Kudo se puso en contacto con este medio para solicitar un informe del club, del entorno, del estilo de juego, de si Osasuna se podía permitir un gasto tan elevado. Quería saberlo todo sobre el futuro equipo de Take Kubo.

“Me llamo Taku, periodista deportivo japonés y corresponsal de la agencia de noticias JIJI PRESS. Vivo en Barcelona desde el año 2006, informando del fútbol español y europeo”, se presentaba el reportero deportivo.

La evolución de las operaciones dio un giro al reportaje que ha publicado en una web donde escribe, jutabanet.jp, para un público millonario, ya que la demanda de noticias del joven astro es colosal.

En las últimas semanas parece que no hay otro futbolista en el mercado. Ayer, el diario El Mundo le dedicaba la página de apertura de su sección de Deportes: “Todo el mundo quiere a Kubo”. Curiosamente, ni mención a Osasuna.

En el reportaje se cita a Zidane, que dijo antes del Real Madrid-Mallorca: “Me alegro de su buena temporada, pero si se queda en casa, mejor”. Ésa ha sido la clave. La única alternativa era acceder a una cesión sin opción de compra, por lo que la inversión para el club que lo quisiera, en torno a los 5 millones por un solo año entre ficha y préstamo, era tremenda. Por si fuera poco, la puja abierta encareció aún más la operación.

El Real Madrid no se lo puede quedar por su condición de extracomunitario, por eso ha buscado la cesión. En un club tan capitalizado, la “máquina de dinero” de Kubo -como se dijo en Osasuna- es una golosina. El paso por los dos clubes grandes del país, Barcelona y Madrid, ha propiciado que sea considerado en Japón una estrella que firma contratos suculentos y atrae patrocinadores para sus clubes, como Konami al Mallorca.

Los billetes amarillos han sido más valiosos que aquellas conversaciones con Jagoba. Lo de Take Kubo queda como un sueño de verano para Osasuna.

¿LA HORA DEL CUCHO?

Braulio no ocultaba su desilusión el miércoles, pero enseguida añadió: “Si no viene él, vendrá otro”. Ese otro podría ser el Cucho Hernández, jugador que gusta mucho en el club pero que es propiedad del Watford y está resultando un hueso duro de roer en las conversaciones y, por supuesto, también lo quieren otros equipos, como el Betis, el Valencia, el Valladolid y, cómo no, el Granada.

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE