Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Mundial de Catar

Los argentinos en Pamplona, desatados

La plaza del Castillo se vistió de albiceleste este domingo 18 de diciembre tras la victoria de Argentina, un país que cuenta con 326 residentes empadronados en Navarra y con ilustres representantes del deporte que vibraron como solo ellos saben hacerlo

Actualizado el 19/12/2022 a las 09:13
Si hay una hinchada que vive el fútbol como si fuera lo más importante de la vida ésa es la argentina. Se vio en el escenario de la final del Mundial, donde la campeona estuvo arropada como si jugase en casa, se vio en la nación, que se lanzó a la calle, y se notó a pequeña escala, pero muy ruidosa, en Pamplona. La capital navarra se vio inundada de camisetas albicelestes, con el portero del Helvetia Juan Bar como gran protagonista de las celebraciones. 326 argentinos están empadronados en Navarra, pero la Albiceleste cuenta con miles de simpatizantes.
Vídeo de aficionados de Argentina celebrando el Mundial en la Plaza del Castillo de PamplonaDIARIO DE NAVARRA
Juan Bar, internacional y olímpico con la albiceleste, salió a celebrarlo a lo grande al Casco Viejo de Pamplona junto a su pareja, Natalia Milagros, y a Daniela Natale y Daniela Moreno, también compatriotas en el Helvetia Anaitasuna pero de la División de Honor plata femenina . “No he sudado más en toda mi vida”, reconocía eufórico acerca de los nervios que pasó en la final de este domingo. El meta no olvidó al otro internacional argentino del equipo navarro de la Asobal, Nico Bonanno -de viaje a su país de origen- y, por ello, llevó la remera con el 77 de su compañero internacional, con el que en unos días iniciará la preparación de su Mundial.
JUAN BAR, CON LA ‘REMERA’ DE NICO BONANNO. Juan  Bar, meta internacional argentino del Helvetia Anaitasuna, celebró el triunfo junto a su pareja Natalia Milagros y a las también jugadoras Daniela Natale y Daniela Moreno.
JUAN BAR, CON LA ‘REMERA’ DE NICO BONANNO. Juan Bar, meta internacional argentino del Helvetia Anaitasuna, celebró el triunfo junto a su pareja Natalia Milagros y a las también jugadoras Daniela Natale y Daniela Moreno.cedida
También en el Gurpea Beti Onak Azparren Gestión, equipo de la máxima categoría del balonmano femenino nacional, se ha vivido con intensidad el Mundial debido a la presencia de tres argentinas: Mari de Uriarte y, especialmente, de las internacionales Maca Sans y Ayelén García. Ésta última, una auténtica fan de Messi y sus compañeros, vivió la final  en Bilbao, en compañía de su pareja Juan Pablo Cañete, y sus compañeros de vestuario en el Balonmano Romo.
AYELÉN GARCÍA, CON PASIÓN DESDE LA DISTANCIA. La extremo internacional argentina Ayelén García ha vivido con pasión el Mundial. Ayer festejó la final, con su pareja Juan Pablo Cañete y la plantilla del Romo, en Bilbao. 	cedida
AYELÉN GARCÍA, CON PASIÓN DESDE LA DISTANCIA. La extremo internacional argentina Ayelén García ha vivido con pasión el Mundial. Ayer festejó la final, con su pareja Juan Pablo Cañete y la plantilla del Romo, en Bilbaocedida
CHIMY DE CELEBRACIÓN
Osasuna cuenta en sus filas con Ezequiel Ávila, Chimy, un argentino de cuna que disfrutó con su círculo más cercano la consecución del título. El delantero rojillo es natural de Rosario, igual de Leo Messi. En los festejos del futbolista se lucieron varias camisetas del 10, elegido mejor jugador del Mundial. La alegría se desbordó con el gol de penalti que certificó el título.
chimy
CHIMY ÁVILA, EN FAMILIA. El jugador de Osasuna celebró el título rodeado de su círculo cercano. En la imagen, de blanco, con su hija a hombroscedida
También el atletismo navarro cuenta con representación argentina. Pablo Branchi, presidente del Grupompleo Pamplona Atlético, siguió la final preso de los nervios, junto a su mujer, Lorena, sus hijos, Augusto, que es lanzador de jabalina  del equipo, y Sofía, y una amiga de ésta, Nahia.
LOS BRANCHI, DE LOS NERVIOS A LA EUFORIA. Pablo Branchi, presidente del Grupompleo Pamplona Atlético, vio el partido con su hijo Augusto, atleta, su hija Sofía, la amiga de ésta, Nahia, y su esposa, Lorena.	cedida
LOS BRANCHI, DE LOS NERVIOS A LA EUFORIA. Pablo Branchi, presidente del Grupompleo Pamplona Atlético, vio el partido con su hijo Augusto, atleta, su hija Sofía, la amiga de ésta, Nahia, y su esposa, Lorena. cedidacedida
Cuando al descanso Argentina vencía 2-0, en casa de los Branchi no se cantaba victoria todavía. La agonía final la soltaron cuando se vieron campeones. “Qué locura de partido. En los primeros 60 minutos, ha sido el mejor partido que vi de Argentina en mi vida. Ni con el Diego. pero después, qué carrusel de emociones... Se sufrió un montón”, acertaba a decir Pablo Branchi después de reconocer que había “llorado un rato”.
“Costó pero se tiene. Por fin... Se puede decir que Messi ya tiene la suya. Ya no hace falta comparar más a Messi y a Maradona, los dos son merecedores de esa copa. Estoy muy feliz”, añadía con voz entrecortada Augusto.
Los argentinos celebraron desatados una victoria que alegra a muchos millones de personas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora