Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Atletismo

Los focos miran a Asier Martínez en su llegada a Pamplona

El campeón de europa llegó a noáin “cansado” y rodeado de cámaras

Ampliar Un serio Asier Martínez aparecía por la puerta de llegadas en Noáin pasadas las 21:30 de ayer. Se vio sorprendido por muchas cámaras. Su familia esperó al fondo.
Un serio Asier Martínez aparecía por la puerta de llegadas en Noáin pasadas las 21:30 de ayer. Se vio sorprendido por muchas cámaras. Su familia esperó al fondo.JESÚS CASO
Actualizado el 21/08/2022 a las 00:02
Llegas a tu casa después de haber completado el campeonato de tu vida. Por fin en tu tierra. Quieres abrazar a tu familia. Estar con tus amigos. Seguir con tu rutina sencilla. Y te das cuenta, de bruces, de que algo está cambiando a tu alrededor. Porque el sábado Asier Martínez llegó a Noáin, tres días después de proclamarse campeón de Europa de 110 m vallas, tras parada en Barajas y ronda por distintos medios de comunicación, y lo primero que vio fue un mar de flashes, cámaras y objetivos. Se quedó paralizado. No reaccionaba. Su rostro, tan serio como cuando le enfocan en las salidas. Durante unos segundos, duda, y finalmente acude adonde realmente le apetece: a la esquina donde se han quedado sus seres queridos. La familia Martínez Etxarte es pura discreción y sencillez, de casta le viene al galgo de Zizur.
Sus padres y hermano han esperado al atleta navarro a su llegada tras obtener la medalla de oro en el Campeonato de Europa de Atletismo.
SIN BENGALAS NI PANCARTA
No solo el gran número de medios desplazados a Noáin marcaba la diferencia con otras llegadas de Asier tras un campeonato. Esta vez no estaban los ruidosos Azpi Crew, la cuadrilla del navarro. Así que ni bengalas ni pancarta. Está claro que ellos siempre están, de hecho algunos acudieron a Múnich, pero en esta ocasión el homenaje a su amigo será sin testigos gráficos, en la privacidad de su entorno. Tampoco estaban otros inseparables, los Swan Team. La mayoría de atletas liderados por François Beoringyan, que estuvieron presentes en la final del miércoles, continúan en Múnich.
Sin ruido ni fuego ni cánticos, lo que se escuchó de fondo mientras Asier cruzaba la puerta fueron los aplausos de sus familiares y amigos. Una decena de personas entre las que estaban sus padres, Jesús y Elena, su hermano Aitor, sus tíos y sus primos se llevaron los abrazos del campeón de Europa. El zizurtarra seguía como zombie, en contraste con la emoción y alegría de su familia.
LA MEDALLA, DE CERCA
Abrió su mochila, sacó su medalla de oro, la mostró a las cámaras, atendió con paciencia a los periodistas presentes y volvió a acercarse a sus padres y tíos, que querían ver de cerca la medalla. El único que había sido testigo directo del triunfo de Asier era su padre, así que para los demás, especialmente para su madre, tocar la medalla, verla de cerca, era obligatorio. El triángulo dorado que colgaba del cuello de Asier ya forma parte de su imparable arsenal de logros.
Después, junto a su grupo familiar, posó fuera del aeropuerto. Al cabo de unos segundos, cuando escuchó a algún cámara pedir otra foto, se le escapó: “¡Ya vale!” Y todos sonrieron.
Fue desde ese momento, cuando se quedaron solos, cuando Asier se relajó y empezó a disfrutar de la intimidad de sus conversaciones en familia.

Asier Martínez: “No he entrado en el club de los mejores navarros”

Cansado y un poco saturado de la repentina atención mediática, Asier Martínez es sin embargo un dulce para cualquier periodista. Respondió a todo: otra vez la final, la medalla, las comparaciones con otros grandes deportistas, el saque de honor en El Sadar...
¿Cómo se encuentra?
Bien, tenía ganas de llegar a casa, estar con mi familia, mis amigos, y ellos me dan la fuerza.
¿Se va creyendo ya que tiene una medalla de oro europea?
Sí, aunque todavía cuesta asimilarlo y verse en esta posición. Estoy feliz.
Lleva unos días de ajetreo entre entrevistas, fotos...
Sí, y de pocas horas de sueño. Son momentos de bastante tensión, incluso después de la carrera. Pero ya estoy en Iruña, ya estoy en casa, y bastante mejor.
¿Cómo se siente al entrar en el club de los navarros que han ganado los títulos más grandes, como Induráin, Azpilicueta...?
-Sonríe-. No creo que todavía haya entrado en ese club. Me alegra que haya hecho cierta ilusión aquí, sobre todo a mi entorno, a la gente que ha vivido este proceso de alguna manera. Feliz por esa parte.
No están sus amigos y compañeros, como en otras ocasiones, ¿le tienen algo preparado?
No lo sé. A mí me eso me da un poco igual. Ya estuvieron allí en el momento importante, que era en el estadio y el hecho de correr con ellos al lado supone mucho.
Al llegar se ha quedado parado, como superado por todo esto.
Estoy cansado sí -ríe-, si te soy sincero. Pero es lo que toca y es fundamental esto y le doy la importancia que tiene.
Tendrá que dejar de ganar cosas...
Jaja...Éste es el menor de los problemas.
Dice que lo mejor está por llegar.
No sé, pero esta posición para mí es muy importante, estar en este nivel, en esta élite. Estoy muy contento. Esto también para todo mi equipo.
¿Sueña con los próximos Juegos?
Es la máxima competición para cualquier deportista, pero ahora mismo estoy feliz de estar donde estoy, de disfrutar de la cara más dulce del deporte.
Se le vio bromear con Kwaou-Mathey, el medallista de bronce, durante la semifinal. ¿Tienen buena relación?
Coincidimos en edad, aunque él es un poco mayor. Pareció algo más de lo que realmente fue -sonríe-. En realidad fue una mirada y nos reímos los dos, pero máximo respeto a todos los competidores, y más con gente como él que siempre tiene buenos gestos en la pista conmigo.
El 4 de septiembre, saque de honor en El Sadar. ¿Sabe que han ganado?
Sí, sí, ya me he enterado. No he podido estar. Me hace ilusión porque Osasuna es referencia para todo chaval de Nafarroa y que te concedan esas cosas hace ilusión.
¿Rojillo?
Bueno, diríamos que sí -risas-.
También le quieren hacer homenaje en Zizur.
No lo sé, ahora mismo no soy consciente de nada.
¿Qué le queda esta temporada?
Todavía tenemos calendario, la final de la Diamond League el 7 de septiembre e intentaremos competir alguna vez más.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE