Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Atletismo

Asier Martínez, el campeón perfecto

El navarro logra el oro por delante de Martinot-Lagarde en un final de carrera de infarto que se resolvió por una milésima

Ampliar Martinot-Lagarde y Asier Martínez cruzaron la meta a la vez y solo unos minutos después se dilucidó el campeón. A la izquierda, el suizo Jason Joseph. Por el suelo, el francés Zhoya, que se cayó y terminó último
Martinot-Lagarde y Asier Martínez cruzaron la meta a la vez y solo unos minutos después se dilucidó el campeón. A la izquierda, el suizo Jason Joseph. Por el suelo, el francés Zhoya, que se cayó y terminó últimoREUTERS
Actualizado el 18/08/2022 a las 14:50
¿Cómo estás a la altura de algo así para transcribirlo con palabras? ¿Cómo plasmas una de las gestas más importantes del deporte navarro en toda su historia? ¿Cómo enfocamos a partir de ahora tus retos, Asier? Te pegas todo el día con nervios, porque en Navarra no es que estemos acostumbrados a partir como favoritos en casi nada. Te repites que no pasa nada si no ganas, que ya tienes tu carrera encarrilada con matrícula de honor. Pero lo tuyo es otro rollo. Vas a tu aire, no te contagias de aspavientos como la mayoría de rivales, haces lo correcto en cada parte de la carrera, antes y después. Das una impresión maravillosa en semifinales y llega la final y.... ¡Oro! Con el corazón en un puño, con emoción, con una milésima sobre ese grandullón francés al que tanto has visto por la tele. Martinot-Lagarde superado en la misma línea por un suspiro. ¿Hay final mejor?
La final de los 110 vallas del Europeo de atletismo será recordada mucho tiempo. Asier Martínez Etxarte (Zizur Mayor, 22-4-2000) llegaba con el bronce mundialista y eso marca. Era el hombre a vigilar. Pero cada campeonato es un mundo y los que no habían rascado metal en el Mundial no iban a dejar escapar una oportunidad. Y entre ellos estaba un Martinot, del que se sabía que llegaba a Múnich bastante mejor. Y junto al galo, que tiene un 12.95 de 2014, un puñado de rivales dispuestos a soplarle al cogote a Asier.
UNA SEMIFINAL CON SONRISA
Pero había que ir paso a paso. Y el primero era solventar las peligrosas semifnales. Con una sonrisa. Así terminaba Asier Martínez la primera criba. El navarro completaba una excelente carrera, como siempre en progresión, y terminaba sin problemas y dejándose ir cruzando una sonrisa con el francés Just Kwaou-Mathey, que fue el segundo clasificado de su serie. Su tiempo, impresionante para su debut en el Olympiastadion, 13.25, el mejor de todos los semifinalistas, con 0.2 de viento en contra.
Con un tiempo de reacción de 0.147, el segundo más rápido de su serie, Asier ejecutó de la mejor forma su carrera. No se le vio inquieto en ningún momento, al revés, sorteó los obstáculos con técnica depurada y llegó sobrado a los cuadros, mientras sus rivales se esforzaban por ser los segundos. En la llegada, intercambiaba miradas y sonrisas con el vallista galo, al que aventajaba en 5 centésimas.
En la segunda semifinal, se producía la victoria de Pascal Martinot-Lagarde. Su tiempo, 13.35, aventajando a Jason Joseph, el suizo, que fue segundo con 13.45.
En la tercera y última semifinal se producían dos sorpresas. Por un lado, la inesperada victoria del amigo de Asier, Enrique Llopis, con su mejor marca personal, 13.30. Uno de los máximos rivales del navarro, Damian Czykier, quedaba fuera de la final al trastabillarse desde las primeras vallas y acabar desubicado tirando todas.
UNA FINAL DE INFARTO
Hubo que esperar casi dos horas entre la semifinal y la gran final, programada para las 22:22. Los ocho protagonistas, Asier, Llopis, tres franceses, dos suizos y el británico Pozzi. Todo podía pasar, aunque la imagen del navarro había sido la mejor de largo. Pero...
Tras el pistoletazo de salida, Asier fue de nuevo el segundo en reaccionar (0.149), solo superado por Llopis. Se le vio por delante en las primeras vallas, algo inusual. Pero Martinot progresó y con su increíble potencia le tomó la medida y realizaron la final casi a la par, con algunas trabas. Por momentos, Asier pareció superado.
¿Pero cómo dudar de él? ¿Cómo no confiar en el atleta perfecto en el que se ha convertido? Cruzó la línea de meta y permaneció impasible mientras el francés celebraba su teórico triunfo cuando aún no se había decidido el ganador. El grito de Asier lo confirmó: el oro era suyo. 13.137 por 13.138 de su rival. Imposible mejorar el sabor del oro. Sus amigos acudieron en masa a saludar al campeón. Múnich ya es historia del deporte navarro y Asier, leyenda.

Finalistas
1. Asier Martínez 13.137
2. Pascal Martinot Lagarde 13.138
3. Just Kwaou-Mathey 13.33
4. Jason Joseph 13.35
5. Finley Gaio 13.50
6. Andrew Pozzi 13.66
7. Enrique Llopis 14.81
8. Sasha Zhoya 16.51

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE