Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Campeonato de España

Manu y Nico Quijera se llevan el oro y la plata

Oro para Manu, que ya roza el Mundial, y plata para Nico, con marca del año

Ampliar RFEA
Manu y Nico Quijera
Actualizado el 27/06/2022 a las 07:22
Ocho medallas como ocho soles. Con bajas importantísimas. Con tres oros, una plata y cuatro bronces. Con sorpresas y con lucha. El atletismo navarro se va de Nerja con ocho metales, seis de ellos conseguidos en un domingo inolvidable. Poco más que decir. Ellos hablan en la pista.
Oro y plata. Manu y Nico. Nerja se convirtió este domingo por la mañana en un nuevo lugar para el recuerdo de los hermanos Quijera. Unidos desde niños por su amor a la jabalina, subidos desde hace una década a los podios nacionales más importantes,  convirtieron en medallas su trabajo denostado, la superación de sus lesiones, la lucha contra el dolor, las correcciones técnicas, los disgustos, las lecciones de su entrenadora, Idoia Mariezkurrena. Este domingo, los hermanos más laureados del atletismo hicieron historia.
En las 102 ediciones de los campeonatos, sólo en dos ocasiones dos hermanos habían sido oro y plata. En 1952, José y Antonio Teixeira lo lograron en los 3.000 obstáculos. En 2018, fueron los propios Quijera, en esta ocasión con Nico campeón y Manu subcampeón. En 2019, Manu se llevó el oro y Nico el bronce. Ayer, por tercera vez, los navarros estuvieron en un podio compartido. Junto a ellos, el riojano Rodrigo Iglesias, amigo y compañero de entrenamientos en Larrabide, todos ellos a cargo de Idoia Mariezkurrena.
La actuación de Manu fue impecable, pero la de Nico fue la nota más positiva, porque fue su mejor concurso de la temporada. En un año en el que el mayor de los hermanos no acababa de encontrar ese lanzamiento que le hiciera soltar el brazo y liberarse de la presión, fue justo en el mejor momento cuando lo hizo. Nicolás llegó a Nerja con una discreta marca, para él -que ha superado los 80 metros- de 72,54, pero con muchos intentos que no llegaban a los 70 por el camino, empezó ya superando los 70 en todos sus intentos. En el tercero, se fue hasta los 74,43. Sus gritos de rabia se oyeron hasta Zulueta.
Lo celebró como si fuera un título, un récord, porque por fin le salía ese tiro digno del gran campeón que es. Todavía lo mejoró en el sexto y último, rozando los 77 (76,92). Estalló de felicidad.
MANU, PENDIENTE DEL RANKING
Reconoció después que inició el concurso tenso, pero Manu Quijera mostró un semblante concentrado con un objetivo, ganar, claro, pero confirmar una buena marca para subir puestos en el ranking mundial que le acerquen a Eugene. Logró el esperado oro con un tiro que rozó los 80 (79,72) y suma 100 puntos. Ahora debe esperar a la madrugada del martes al miércoles para que se actualice la lista de World Athletics y ver si entra definitivamente entre los 28 mejores que van al Mundial.
“He estado regular, me ha faltado engancharla pero estoy contento. Soy campeón, son muchos puntos porque 79 y suma bastante, lo que no sé es si me dará o no. Hasta el miércoles no lo sabré así que habrá que estar expectante”, señalaba Manu a su club. Su hermano Nico, tan feliz como él, le miraba satisfecho.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE