Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Literatura 

Zanón se la juega en cada texto

El autor catalán charló el jueves en Pamplona Negra sobre el ‘noir’ mediterráneo, que de inicio no creyó una buena idea escribir una historia sobre Pepe Carvalho, qué significa la música en sus novelas y por qué no es escritor de series

Ampliar Zanón presenta en 'Love song' a tres músicos de gira por el Mediterráneo con canciones de 1985
Zanón presenta en 'Love song' a tres músicos de gira por el Mediterráneo con canciones de 1985JESÚS CASO
Actualizado el 21/01/2022 a las 10:16
El covid no tiene respeto por la literatura”. Ver pronunciar la frase a Massimo Carlotto a través de una pantalla desde su casa, en Italia, no necesitaba el jueves mayor explicación para saber que no compartiría mesa con Carlos Zanón y Álex Martín Escribà -como moderador- para hablar de la novela negra mediterránea. Y si bien es imposible imaginar qué hubiera ocurrido en esa charla, el público sí comprobó la sintonía entre el escritor de obras como 'No llames a casa', 'Yo fui Johnny Thunders', 'Tarde, mal y nunca', 'Marley estaba muerto' o la recién 'Love song' y el profesor universitario y codirector del Congreso de Novela y Cine Negro. Hablaron de la etiqueta de novela negra mediterránea; de qué supuso para Zanón que le encargaran la ‘resurrección’ en una historia de Pepe Carvalho; de qué significa la música en su vida y su obra... Charla aderezada con humor.
Massimo Carlotto dirigió unas palabras al auditorio de Baluarte.
Massimo Carlotto dirigió unas palabras al auditorio de Baluarte. "La novela negra es esa capacidad de hablar de lo que pasa en la calle, esa relación muy estrecha con los tiempos que nos toca vivir"J.CASO
Recordó Martín un homenaje en Barcelona a Manuel Vázquez Montalbán en 2005, “cuando pegaba fuerte la novela negra mediterránea”. Era casi una voz, continuó, que daban una serie de escritores a través del discurso del desencanto, de un intento de unir los dos lados del Mediterráneo con un personaje antisistema, muy hedonista, con la gastronomía como parte fundamental.
Carlotto ha reflexionado mucho sobre el 'noir' mediterráneo y ha dicho que desgraciadamente es una etiqueta que ha muerto desde que no aceptamos la inmigración”. ¿Y cómo ve Zanón esta etiqueta que se confrontó rápidamente con los nórdicos? Fue contundente: “Resulta cateto que nos parezca más 'cool' cómo matan en Oslo, un 'psicokiller' finlandés y cómo viven los yonkis en Los Ángeles y tengamos una especie de esnobismo con respecto a lo que pasa en cualquier ciudad italiana o griega. Obviamos esa parte de la novela negra que funciona como espejo de la sociedad: nos tranquiliza mucho más un 'psicokiller' que empala a mujeres en las novelas de Mankell que la corrupción que Markaris puede denunciar en sus novelas”, señaló Zanón.
En su opinión hay “claramente” una novela negra mediterránea porque cómo vivimos, nuestros valores, qué consideramos que nos puede afectar y qué se puede llevar a la violencia tiene que ver con una forma de vivir y de pensar “en un trozo de mundo, el privilegiado, el de la civilización”.
Con Zanón sobre el escenario de Pamplona Negra y el recuerdo de que Vázquez Montalbán “supo ver el género desde fuera”, Pepe Carvalho iba a salir en la charla sí o sí, y también el encargo a Zanón, un escritor no de serial, que huye de estereotipos, con una novela negra de atmósfera, de ambiente, con personajes perdidos. “Nunca me lo planteé antes". De hecho, de inicio dijo que no, aunque la envidia y los celos -“si se lo daban a otro me iba a sentar fatal”- le hicieron cambiar de opinión. Pero no bromeó cuando contó que le empezó a gustar la idea de estar emparentado con un personaje icónico como Carvalho “que ha marcado la literatura negra mediterránea” y que creyó que fracasaría de haber imitado el estilo de Vázquez Montalbán. De ahí escribir la novela en primera persona, “que fuera Carvalho quien explicara la historia”. “Lo disfruté mucho. Lo siento como un libro mío, pero también tuve claro que no quería ser la persona que acabara haciendo libros de Pepe Carvalho”.
Utilizó esta circunstancia Martín Escribà para saber si no es más arriesgado experimentar en cada texto que escribe que tener un personaje seriado. ¿No tiene miedo a la decepción? “Supongo que sí, pero en el fondo uno solo puede hacer lo que es”, señaló Zanón, que citó a Heráclito: “El destino es el carácter”.
“Me gusta esa sensación de vértigo, de jugártela un poco, de que tu vida vaya paralela a lo que estás escribiendo. En el caos en el que vives, tratas de ordenar una novela. Al escribir me gusta ese riesgo, empezar de cero. Lo paso mal, tengo miedo de fracasar y perder la gente que me sigue, pero no puedo hacer otra cosa, soy así”, reflexionó.
Y le hizo continuar Martín Escribà con la reflexión al compartir que sus novelas “son siempre bandas sonoras”. Y es que para Zanón “la música diferencia escribir de redactar: te gusta un autor por cómo suena, por cómo ha elegido las palabras, el toque, el tono. Un libro te sugiere, te evoca, y eso es música”.
volver arriba

Activar Notificaciones