x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
DN Running Dudas y consejos
DN Running Dudas y consejos

De "niño obeso" a "adolescente atlético" en apenas 200 días

DN running

De "niño obeso" a "adolescente atlético" en apenas 200 días

Actualizada 16/10/2018 a las 19:19
Etiquetas
A+ A-

Gabriel Castro López consigue perder más de 30 kilos de peso en seis meses y medio, mejorando tanto su composición corporal como su forma física. Ha pasado de tener una gran obesidad a un normopeso y además con un cuerpo atlético. Con tesón, disciplina, constancia, actitud y entusiasmo todo es posible y sobre todo creyendo en lo que hace.

 

 

Cuál ha sido tu peso máximo? En qué año? Mi peso máximo ha sido 105 kilos en este año 2018 a mediados de marzo.

Siempre recuerdas haber tenido un exceso de peso? Sí. Que yo recuerde, desde pequeño siempre he tenido obesidad.

Su madre me dice que nació con un peso de 3,3 kilos y se retrasó el parto hasta la semana 40. Ella padeció de diabetes gestacional durante su embarazo. El peso de Gabriel era “normal” hasta que entró en la escuela a los 3 años de edad.

Y qué pasó entonces? Tuvo muchísima ansiedad y durante toda la semana vomitaba las comidas hasta llegar al viernes donde dejaba de vomitar (comenzaba el domingo a la noche y no paraba hasta el viernes). Sufrió pánico en sus inicios a la escuela y esa ansiedad le duró varios años.

Hasta cuándo le persistió esa ansiedad? La fase aguda duró mucho tiempo, pero no terminó de solucionarse hasta que entró en la ESO y ya empezó a tener problemas de peso a la edad de 4 años.

No quiero entrar en este delicado tema, así que sigo la entrevista con Gabriel. Has llevado a cabo muchas dietas? No. Iba al pediatra y al endocrino, pero me decían que adelgazara y que anduviera mucho.

Su madre me indica que le generaba ansiedad ir al pediatra, pues siempre oía cosas negativas (al menos eso interpretaba él). Anda mucho y ponte a dieta” era el mensaje que sacaba de las visitas.

Entonces cuándo llevas a cabo tus primeras “dietas”? Yo sólo he seguido las dietas que me pusiste tú,que en total han sido tres distintas.

Te funcionaron? Sí, a la vista está.

Cuándo decidiste dar el cambio? El cambio lo decidí dar a últimos de marzo de este año cuando fui a visitarte.

Por qué? Me veía muy mal con el cuerpo que tenía porque no podía hacer cosas que una persona de mi edad hacía sin ninguna dificultad.

De pesar 104,7 el día 22 de marzo, a pesar 91,8 el día 9 de mayo, a pesar 84,3 el día 18 de junio y a pesar 73,5 el día de hoy. Te tomaste muy en serio eso que te dije de venir a verme cada vez que vieras el primer dígito inferior a la consulta anterior? Así es, es lo que me dijiste y lo cumplí.

Viste el 10, luego el 9, más tarde el 8, ahora el 7 y estás muy cerca del 6. Mi consejo es que reduzcas un poco más la grasa, que no pierdas mucho más peso y que sigas con los buenos hábitos actuales. Estás de acuerdo? Pues claro que lo estoy.

Te da la sensación de “Estar a Dieta”? No, al revés. Yo no me lo tomaba como si fuese una dieta ya que comía la cantidad que yo elegía y esas “dietas” no eran difíciles de seguir si te las tomabas en serio.

De sobrepasar el 35% de grasa corporal a llegar al 15%. Te ha supuesto mucho esfuerzo? No, mucho esfuerzo no me ha costado ya que desde un principio me mentalicé que quería cambiar. Sabía que tenía que seguir tus consejos y hacer algo de deporte para conseguir el objetivo que me propuse.

¡Qué bueno es eso de marcarse objetivos! Facilita las cosas. Estoy de acuerdo Javier.

Has variado los menús desde el inicio hasta ahora? Sí, cada vez que iba a revisión llevaba a cabo una dieta diferente en función de la reducción del peso.

Alguna anécdota que contar ante tal espectacular cambio? La gente que me ve alucina con el gran cambio que he dado. Muchos me preguntan a ver que he hecho y me han felicitado por lo que he logrado.

Cómo te encuentras actualmente de energía? Nada que ver la energía que tengo en estos momentos con la que tenía hace 7 meses, me canso muchísimo menos y ahora hago cosas que antes ni pensaba que podría llegar a hacer. Además haciendo deporte me encuentro genial.

Apenas han pasado 200 días desde que Gabriel pesaba 105 kilos. Un niño con todas las probabilidades de seguir sumando kilos si no hubiera decidido dar el paso de “cambiar”. Pero lo dio, creyó en el sistema y entendió que un ser humano no puede comer “un poco de todo”, sino que debe comer mucho de varios alimentos y nada o casi nada de la mayoría de “productos” que invaden los actuales hipermercados, tiendas de chucherías, máquinas de distribución de alimentos... Y que tampoco el ser humano puede beber cualquier cosa, sino que lo que debe beber es agua como cualquier mamífero del planeta y el resto de las bebidas están para consumirlas “de vez en cuando”, esporádicamente. Y esa reeducación le llevó a estar donde está ahora.

El título es una “evidencia personificada”. Gabriel está atlético porque su relación cintura/altura está en 0,47 cuando hace apenas 7 meses estaba en 0.67. Eso resalta su figura a día de hoy, que es más longilínea. Cuanto más por debajo tengamos la relación cintura/altura de 0,5 de más apariencia atlética gozaremos. Y ese marcador antropométrico es mucho más importante que el peso corporal, pues está mucho más vinculado a patologías cardiovasculares y metabólicas. Y desde luego que Gabriel ha conseguido mantener ese cociente en cifras saludables.

 

 

Cada cuántas horas comes? Hago las 5 comidas al día y entre ellas pasan unas 3 o 4 horas.

De forma general, cómo confeccionas tus menús diarios? Sigo las indicaciones que me pusiste en las hojas.

Qué desayunas? En la primera dieta tenía un desayuno muy completo con tortillas o lomo o yogures naturales. En esta última ya puedo tomar hasta pan con jamón algún día.

Qué almuerzas? Frutos secos y embutidos magros. Ahora que he empezado la escuela algún día llevo pan con lomo o jamón si es que no tomé pan en el desayuno.

Qué comes? Primer plato de verduras y segundo plato de carne, pescado o lentejas. Sin pan y sin postre. Y si hago deporte puedo tomar arroz o pasta.

Qué meriendas? Yogures naturales, latas de conservas, una tortilla francesa o unos frutos secos.

Qué cenas? Lo que me dijiste. Lo que come un caballo, un delfín y un lobo. Primer plato de verduras y segundo plato pescado, huevos o algo de carne, en función de lo que he comido a lo largo del día. Pero sin pan y sin postre.

Y qué bebes? Agua siempre.

Reduces cantidades o eliges mejor los alimentos? Elijo los alimentos y no miro nunca la cantidad.

Has reducido tu peso más de un 30% respecto al inicial. Hasta dónde quieres llegar? Yo quería llegar a pesar unos 70 kilos más o menos y ya lo he conseguido. Entonces yo creo que ahora ya no tengo que perder más, solo mantenerme en el peso en el que estoy.

Te ha cambiado la vida de alguna manera? Sí, ahora puedo hacer muchas cosas que yo antes no pensaba que pudiera hacerlas. En estos momentos no me da vergüenza quitarme la camiseta en público y ya no me siento mal conmigo mismo.

Viniste a la primera consulta hace casi siete meses realizaste deporte simultáneamente mientras seguías mis consejos nutricionales? Sí, hacía bicicleta desde que empecé y natación en verano.

Echas de menos algo que en tu anterior etapa consumías con frecuencia? No, ya me he acostumbrado a la nueva manera de comer y los productos que me hacían engordar ahora solo los consumo de vez en cuando. De todas formas en cada nueva dieta me has ido introduciendo alimentos que me gustan más, así que sigo tus recomendaciones y disfruto de la comida.

Muy bien, Gabriel, veo que distingues entre lo que son productos y lo que son alimentos. Así es Javier.

Te permites algún capricho? Por supuesto pero sólo de vez en cuando, quizás una vez por semana, como me dijiste desde la primera vez.

Cómo explicarías las claves de tu éxito? Con constancia y mentalizándome en lo que he hacía. Al final como tú decías, uno consigue lo que se propone.

Tomas alguna vez azúcar, edulcorantes, harinas? Muy de vez en cuando aunque soy consciente que es mejor no tomarlas.

Consumes productos light? No, porque no sirven para nada, los alimentos hay que tomarlos naturalmente, mejor un yogurt natural entero que uno de frutas desnatado.

Así es, Gabriel, al menos introduces a tu cuerpo una menor carga de química “absurda”.

Qué consejos les darías a quienes estando en tu situación inicial quieren cambiar a mejor? Que no lo piensen más y que modifiquen su forma de comer, que se van a sentir muy bien con ellos mismos, van a disfrutar más de las cosas y que se lo tomen muy en serio.

Pesas lo que vas a comer? No. Yo no peso nunca la comida.

Qué se te quedó en mente de la primera conversación que tuvimos en consulta? Que si no me hubiera puesto a dieta a finales de marzo, en vez de 105 kilos podría haber llegado a pasar fácilmente de los 110 kilos en verano.

La forma en la que te recomendé comer en la primera cita te resultó complicada de llevar? No, a mí no me costó la verdad, al principio se me hacía raro pero no me costó.

Qué tal afrontabas antes la asignatura de Educación Física? Se me hacía muy cuesta arriba y aprobaba con dificultad. Me daba vergüenza hacer algunas cosas y muchas ni las intentaba.

Y ahora? No soy un profesional pero se me da muchísimo mejor que antes. Se nota muchísimo la diferencia. A la hora de correr aguanto mucho más y me siento muy bien.

Cómo te ven tus padres? Y tus demás familiares? Y tus amigos? En general me ven muy bien y ni se lo creen lo que he hecho. Muchos amigos que hace tiempo que no nos veíamos ni me reconocían cuando nos cruzábamos por la calle.

Cómo has comenzado tus estudios? Con más vitalidad? Los he comenzado muy bien y con más vitalidad.

Te has marcado algún objetivo? Sí, completar 4º de la ESO con buenas notas.

Desde hace tres semanas estás en el Gimnasio Abejeras? Qué tipo de ejercicios realizas? Sí, estoy yendo muy a gusto y la gente es muy maja. El monitor y los dueños me ayudan mucho. Realizo ejercicios para ponerme en forma y vaya si estoy mejorando.

Un gimnasio ejemplar, donde el trato personal y la gran formación de quien allí trabaja hacen de él un lugar idóneo para practicar actividades físicas. De eso soy testigo.

Regresarás Gabriel a la situación pasada? Volverás a superar los 100 kilos de peso con un porcentaje de grasa de más del 35%? No, eso nunca.

Tú no formarás parte de la Pandemia futura de sobrepeso y obesidad nunca, simplemente porque no quieres. https://www.diariodenavarra.es/blogs/dn-running-dudas-consejos/2018/10/02/formaras-parte-de-la-pandemia-del-futuro/

Aquí realizo una corta entrevista a Gabriel, un chico adolescente que se toma muy en serio lo que hace. La naturalidad le caracteriza y tengo que decir a su favor muchas cosas, pero sobre todo lo listo que es, pues lo coge todo al vuelo y esa ha sido una de las claves de su éxito, el no ver complicado lo que otros ven y sobre todo el poner en práctica el sistema en el que creyó desde el primer día.

https://www.facebook.com/esportrium10/videos/297853947486364/

 

 

Gabriel es el ejemplo de que quien algo quiere y lucha por ello lo consigue. No hay excusas, no es culpa de nadie el que esté con una gran obesidad. Sé que la sociedad te empuja al consumo, pero tú has aprendido a elegir y por lo que observo lo has hecho muy bien. Sólo queda que esto se mantenga a largo plazo y que “de verdad” no regreses jamás a los hábitos que tenías antes. No regresaré jamás, Javier, ahora he descubierto cómo uno se encuentra con 32 kilos menos y nada que ver las sensaciones que tengo ahora con las que tenía antes.

La obesidad infantil tiene solución, pero para ello hace falta motivación para dar el paso hacia el cambio de hábitos y acción. En definitiva, lo que ha hecho Gabriel, nada más.

Estar a Dieta” no tiene sentido, en el momento en que uno piensa que “está a dieta” el fracaso está asegurado. Educación nutricional y comer en función de lo que vas a hacer. Come lo que debes cuando debes y el problema de la obesidad se atajará.

No hay excusas. Uno consigue lo que se propone, si es que “de verdad” se pone a ello. Echar la culpa al sistema en el que estamos sumergidos es alimentar la propia debilidad, pues la solución sólo depende de ti, pues eres tú quien eliges lo que comer y lo que beber. Y eso es lo que Gabriel entendió desde el primer día y vaya si lo entendió.

 

 

 

 

 

 

En la imagen junto a Gabriel que tan sólo hace siete meses pesaba treinta kilos más que yo. Ahora soy yo quien le saco tres kilos.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra