x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Educación

Educar entre dos | ¡Resistiremos!

Carlos Goñi y Pilar Guembe.

Carlos Goñi y Pilar Guembe.

ARCHIVO
24/03/2020 a las 10:14
A+ A-

Nadie dijo que iba a ser fácil. Si ya cuesta quedarse en casa con los niños un domingo lluvioso o cuando están enfermos, si evitar que se peleen un día normal es casi misión imposible, ¡cuánto más difícil resulta cumplir un confinamiento como el que estamos obligados a respetar! En las circunstancias que nos están tocando vivir es normal que, al cabo del día, vayan surgiendo conflictos, situaciones críticas, momentos de agobio, que hacen de la convivencia casi un infierno. A veces, el pico de tensión nos sobrepasa y perdemos los nervios. ¡Qué difícil resulta, entonces, mantener la serenidad!

Pero justamente ahora es cuando los padres tenemos que esforzarnos al máximo para mantener la serenidad. Si nos venimos abajo, los hijos se encontrarán sin asidero, sin una referencia para soportar esta situación que quizá ellos, sobre todo los más pequeños, no llegan a entender. Si nosotros, los adultos, perdemos el sosiego, la calma y la entereza, será muy complicado conseguir que la tengan ellos y el desánimo puede llegar a ahogarnos.

Son momentos difíciles, muy difíciles. Y es ahora cuando más necesitamos echar mano de esas virtudes que quizá habíamos descuidado durante la época de bonanza, cuando la vida no nos exigía tanto: autoridad, obediencia, disciplina, esfuerzo, sacrificio, colaboración, empatía… No queda otro remedio que hacer de la necesidad virtud, nunca mejor dicho, y realizar un curso acelerado (y obligado) de convivencia. Llevar a cabo lo que propusimos cuando esto comenzó: planificar, seguir un horario, no abusar de las pantallas, diversificar actividades…, no es la panacea (no la hay), pero puede ayudar a sobrellevar el encierro.

No todas las familias son iguales, cada una tiene sus circunstancias: número de hijos, situaciones personales, tamaño de la casa, miembros que conviven, entorno…, por eso, lo que a una le sirve, puede que a otra no. Nos consta que hay familias que, mal que bien, lo van superando y que están llevando una convivencia enriquecedora; sin embargo, hay algunos padres que lo están pasando mal, muy mal, que están agobiados y superados.

En estas ocasiones críticas, los padres sabemos sacar fuerzas de flaqueza, pero también necesitamos ayuda. De algún modo debemos buscar momentos para desahogarnos, para descansar y desconectar. Tendremos que repartir los tiempos con nuestra pareja; si no contamos con ella, por la razón que sea, aprovechemos cuando los niños están entretenidos, o la hora de la siesta o por la noche, para relajarnos y dedicarnos a nosotros mismos: escuchar música, descansar, leer, hablar por teléfono… Así recargaremos las pilas para no perder esa energía que nos da serenidad.

Nadie dijo que iba a ser fácil. La convivencia en condiciones “normales” no lo es, ¿cómo lo iba a ser en esta coyuntura tan extraordinaria? Sin embargo, seguro que, si persistimos, la dificultad sacará de nosotros fuerzas de flaqueza y conseguiremos lo que se nos resistía antes, porque, como escribió el pintor Vicent van Gogh, “la normalidad es un camino pavimentado: es fácil de caminar, pero ninguna flor crece en él”. Si queremos recoger flores hemos de salir del pavimento. No es que esta situación sea una oportunidad, ojalá no se hubiera dado, pero hay que vivirla, no queda otra, y hay que vivirla lo mejor posible, para que de ella salga fortalecida nuestra familia.

¡Resistiremos! No queda otra.

 

Sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias ante el coronavirus. Frente a las noticias falsas, haz caso solo a fuentes oficiales y a la información, veraz y contrastada, de los medios de comunicación. Si tienes dudas o presentas síntomas puedes llamar a tu centro de salud en días de labor; si solo requieres información, llama al 948 290 290; si tienes síntomas claros, si has viajado a una zona afectada o has tenido contacto con alguien que ha dado positivo, puedes llamar al 112. La manera más eficaz para evitar la propagación del coronavirus es el lavado de manos con jabón; las mascarillas se recomiendan cuando hay síntomas o contacto con personas mayores con bajas defensas.

;

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra