Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Encierros San Fermín 2017

El 'atropellado' en Estafeta: "El toro me ha llevado a la pared y ha sido todo muy fugaz"

El melidés Óscar Erviti cuenta con treinta años de experiencia en el encierro, siete de ellos como pastor en la Cuesta de Santo Domingo

Ampliar El 'atropellado' es Estafeta:
El 'atropellado' es Estafeta: "El toro me ha llevado a la pared y ha sido todo muy fugaz"
  • Iñigo Salvoch. Pamplona
Actualizado el 10/07/2017 a las 21:08
El melidés Óscar Erviti, con treinta años de experiencia en el Encierro y siete de ellos como pastor en la Cuesta de Santo Domingo, sufrió este lunes su primer susto serio como corredor ante los toros. Fue Perdigón, el Fuente Ymbro negro listón que salió adelantado de la curva de Mercaderes, el causante del mal trago. El protagonista, que fue enganchado del blusón negro por el pitón izquierdo de Perdigón, ponía las palabras tras el almuerzo. “Venía el encierro normal, en velocidad y con la manada agrupada. Yo suelo correr siempre en este tramo de Mercaderes e inicio de Estafeta y la curva la he tomado abierta, por la izquierda. La manada venía agrupada, lo que dificulta al corredor la salida más que cuando los toros van estirados. He cogido cabeza, pero algunos corredores han caído delante mía y he perdido ritmo al saltar. Entonces, el toro me ha llevado hacia la pared. Ha sido todo muy fugaz: me ha enganchado por el blusón y la camiseta me ha volteado y he caído al suelo”, recordaba Erviti.

Muy cerca suya se encontraba otro veterano corredor del tramo, Raúl Lasierra, natural de Santo Domingo y presidente de la Asociación de Corredores, Aficionados y Recortadores de Toros de España. “A la salida de la curva había demasiada gente, mucha parada y ha habido varias caídas. El primer toro ha salido por la izquierda y ha embestido con cierta mala intención”.

Sin embargo Perdigón no quiso hacer sangre. Desde la óptica del Fuente Ymbro, él se topó en su carrera con Erviti, pero se lo quitó de encima con una leve sacudida, un varetazo, suficiente para que la ropa del corredor quedara enganchada al pitón un instante antes de rasgarse y de que éste acabara estrellándose contra el suelo.

El veterano corredor melidés se levantó por su propio pie y no necesitó asistencia médica. Se fue a almorzar con el recuerdo de un leve dolor cervical y el varetazo en el costado izquierdo. Nunca hasta ayer había tenido un encuentro cara a cara con un toro tan cercano y sin una vara en la mano. Recuerda Erviti que su estreno como pastor fue en 1988, el año en que la ganadería de Cebada Gago protagonizó uno de los encierros más sangrientos (seis corneados) y largos de los últimos años (duró 7 minutos y 47 segundos). Erviti, que también fue campeón de España en Atletismo, se encargó ese día de varear por Santo Domingo a Relojero después de que este hiciera el camino inverso hasta los corralillos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora