Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Envido

PSN (0)–Geroa Bai (-2)

La coalición de Uxue Barkos y el PNV está saliendo perdedora. Entre otras cosas, o quizás como la razón más influyente, porque su socia María Chivite así quiere que sea

Ampliar La consejera Elma Saiz (PSN), junto al consejero Mikel Irujo y Uxue Barkos, de Geroa Bai
La consejera Elma Saiz (PSN), junto al consejero Mikel Irujo y Uxue Barkos, de Geroa BaiEDUARDO BUXENS
Publicado el 07/11/2022 a las 06:00
El PSN y Geroa Bai son como una pareja que no se aguanta pero decide seguir compartiendo techo por el bien de sus hijos. Como dos jugadores de un mismo equipo que se tienen envidia pero simulan compañerismo para celebrar los goles. Como dos antiguos compañeros de colegio que al encontrarse se dicen “cómo has mejorado” y por dentro están pensando “y mi abuela es Cindy Crawford”. El PSN y Geroa Bai protagonizan la historia de un fingimiento por conveniencia. La de los socialistas luce clara, ostentar la presidencia del Gobierno encantados de haberse conocido. La de los nacionalistas, no tanto: secundarios en el Ejecutivo de coalición, a merced de la superioridad y el criterio de quienes en la pasada legislatura les laminaron el respaldo social poniéndoles a caldo desde la oposición a diario. Pero ahí aguantan porque todo les parece soportable con tal de que no gobierne UPN.
En el juego entre el PSN y Geroa Bai de sonreírse por encima de la mesa y patearse las tibias por debajo, la coalición de Uxue Barkos y el PNV está saliendo perdedora. Entre otras cosas, o quizás como la razón más influyente, porque su socia María Chivite así quiere que sea, habida cuenta de que necesita volver a quedar por encima en las próximas elecciones como clave para seguir liderando el gabinete. En la competencia soterrada entre unos y otros, el nombre de Sodena está quedando magullado. El caso Davalor, primero, y el de las mascarillas, después, se han resuelto de momento con el abandono forzoso de sus puestos en la estructura gubernamental por parte del consejero Manu Ayerdi y la directora de la empresa pública, Pilar Irigoien. Las dos bajas que se han registrado durante la actual legislatura ligadas a una gestión cuando menos en entredicho pesan sobre las espaldas de Geroa Bai porque son nombres de sus filas, de ahí la derrota frente a un PSN que, lo hizo con Ayerdi y lo hace hoy con 1,7 millones de mascarillas atrapando polvo y 1,8 millones de euros públicos lanzados al viento, pretende ponerse lejos para que no le alcancen las salpicaduras. En el tablón de los barcos piratas donde se hacía avanzar a los castigados rumbo al mar de los tiburones, la parte socialista del Gobierno posó sus manos en las espaldas de Ayerdi e Irigoien no para sujetarles o siquiera compadecerles, sino para que acelerasen el paso. Los nacionalistas vieron caer a Ayerdi al considerarle la Justicia como investigado y mantenerse en la dirección general de Administración Local al socialista Jesús Mari Rodríguez, pese a que también había sido citado como investigado previamente. Ahora tratan de involucrar a la consejera Elma Saiz, como responsable de la CPEN, y a Salud en la culpa por las mascarillas. “Y mi abuela es Cindy Crawford”, les responde el PSN.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora