Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Griñán y los amigos

Avatar del Chapu ApaolazaChapu Apaolaza20/09/2022
Cuatro mil personas han firmado la petición de indulto al ex presidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán. A Griñán lo condenaron por el caso de los ERE donde 680 millones de euros del fondo de los parados fueron al bolsillo de familiares, simpatizantes, amigos y amigos de los amigos de los cargos de la Junta de Andalucía durante más de una década. Pese al escándalo que supone la cifra, asistimos a la beatificación del reo. Cualquier día le pondrán una calle o lo sacarán en parihuela entre inciensos. El Gobierno prepara ya para él la medida de gracia que esta vez apoya la ya habitual abajofirmancia de la izquierda española. Las no sé cuantas mil firmas. Recoger firmas otorga a cualquier causa un barniz de épica justiciera, salvo cuando pretenden entorpecer a la justicia, como es el caso. El mensaje es que a fulano o mengano no les gustaría ver entrar en la trena a Griñán. A mí, tampoco: ni a Griñán, ni a nadie. La cárcel, que no es ninguna broma, humaniza profundamente al reo, pues lo desposee de todo lo que tiene salvo del tiempo. Piensas que Griñán podría ser tu abuelo, que podría ser tu padre, que podrías ser tú, y la magia funciona pues, pues solo los locos se saben a salvo de terminar viviendo en un cajero o en Puerto II. Todos somos humanos y tantos delitos son comprensibles que el deseo de impartir justicia hace crack ante la evocación del pobre hombre condenado. Hace un tiempo, todo eran relatos del bueno de Junqueras, yendo por el patio con el anorak y rezando en su celda como la reencarnación del Dalai Lama. Luego está lo de los amigos. Que si Del Bosque, que si Miguel Ríos, que si Garci, que si una del PP andaluz han firmado la petición. Hasta el peor asesino debería tener un colega que lo visite de vez en cuando y que le compre una radio para oír el futbol en el chabolo, los domingos por la tarde. La belleza de la amistad consiste en pasar por encima de las mayores vilezas para ofrecer ayuda a un amigo. El problema es cuando la ayuda se salta la Ley y deja sin efecto una sentencia o mete al primo en el ERE de una empresa en la que no trabajó nunca. Eso mismo es lo que se estaba juzgando.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE