Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"El supuesto carácter “milagroso” del Gobierno de Sánchez y el recuerdo de Francisco Casanova"

Avatar del Jose Miguel IriberriJose Miguel Iriberri12/08/2022
Con una fingida ingenuidad, o quizás con sorna veraniega de 37 grados, un ministro resaltaba en estas páginas que el Gobierno -el suyo, el grupo capitaneado por Sánchez- es un gobierno “milagroso”. ¿Y dónde está el milagro? Pues a la vista de todos, según su ministerial mirada. “Este Gobierno es milagroso -aclaró Iceta- porque no pierde votaciones, a pesar de ser tan ruidoso y tan diverso y contar con apoyos tan variopintos”. La fórmula para sumar coberturas iba en otra sencilla metáfora mercantil: “mire, yo voy al mercado y cojo los apoyos que encuentro”. No hacía falta que detallara los productos cogidos, francamente insalubres algunos de ellos.
Para desacralizar la oratoria ministerial, diríamos que el Gobierno, el presidente Sánchez, hace portentosos juegos de magia. Aquí está la chistera vacía al inicio de la sesión parlamentaria y admiren ahora el conejo que saco de ella, tras la votación, con las mayorías que garantizan el triunfo del Gobierno, su estabilidad y continuidad. Sobre todo su continuidad. O miren la baraja, mágica también, de la que voy tomando, una a una, entre todas, precisamente las cartas deseadas. Pura magia. Y trampa pura.
El conejo va en la chistera, aunque el mago y la compañía lo escondan hasta el final: votos. Para ganar, lo que haga falta. Y si son necesarios los votos de gente como la de ERC o Bildu, declarados enemigos de la Constitución, pues se les da lo que pidan a cambio, y a brindar por el éxito. Todo un cursillo avanzado de magia. Pero lo verdaderamente mágico, el “milagro” en la Moncloa, es que el presidente, célebre por su afirmación de que no podría dormir en paz con Podemos al lado, duerma tan ancho, además, con independentistas que se niegan a condenar a ETA y a los etarras, y dan a entender, a modo de lamentación, que todo aquello no tenía que haber ocurrido, como si se tratara de catástrofes naturales.
El pasado martes, en el aniversario del asesinato de Francisco Casanova, perpetrado por pistoleros de ETA en Berriozar, su viuda, Rosalía Saínz-Aja, y los dos hijos del matrimonio, Javier y Laura, acudieron como cada año al homenaje convocado por el colectivo Vecinos de Paz. A Casanova, un vecino querido en el pueblo, lo acribillaron a la puerta de su casa por ser militar y llevar la bandera de España en el uniforme y en el corazón. En septiembre de aquel año 2000 iba a incorporarse a una misión de paz en los Balcanes. Ni Rosalía, que se aferra al lema de memoria, dignidad, justicia y verdad, ni nadie a su lado, podría entender la política de los supuestos milagros y el mercadeo de votos que ha elevado a Bildu a la categoría de interlocutor de turno.
Un interlocutor preferente y determinante si las circunstancias lo exigen, en asuntos tan sensibles como el de la memoria. Víctimas de ETA observan indignadas la deriva gubernamental. “Hay un empeño infame en blanquear a ETA, pasar página y olvidar a quienes perdieron la vida por la libertad de todos”, afirmó Maribel Vals, portavoz de Vecinos de Paz, que lamenta y denuncia el reflejo, en la presidenta Chivite, de la línea política seguida por Sánchez con Bildu. Las víctimas ponen hoy oraciones, flores, recuerdos -jotas de Laura a su padre, en Berriozar- para hacer justicia haciendo memoria de todas en cada acto conmemorativo.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE