Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

“El amor es el mismo y siempre repite la misma historia única y distinta”

Avatar del Pedro CharroPedro Charro05/07/2021
He visto la tercera temporada de Master of none, en la que su creador y protagonista Aziz Ansari, que hasta ahora hacía el personaje central, ha desaparecido de escena. En la serie, Aziz era una especie de Woody Allen hindú que trataba de salir adelante como actor en un Nueva York gris y multirracial, y no terminaba de encontrar su media naranja. Parece que Aziz tuvo algún problema con una chica del rodaje y pidió perdón, esa es otra historia, y ahora el protagonismo en la serie pasa a su amiga Denise, esa chica lesbiana de humor y color negro, con perdón, qué viste siempre chándal y gorras ladeadas y que tiene una relación de pareja con otra mujer de color con la que vive en el campo, en una gran casa victoriana con vigas de madera y caballos en la niebla, y lo que hasta este momento eran la historia de un cómico treintañero da un giro brusco, se convierte en otra cosa, y de hecho cambia el título, ahora se llama Moments of love y es eso, una delicada historia de amor entre dos mujeres realizada con gran preciosismo, que transcurre en los otoños campestres de Nueva Inglaterra y se cuenta en planos largos en las que vemos a Denise enamorada doblando pensativa la ropa y los encuentros y desencuentros de una pareja con problemas y aunque se trate, según se dice ahora, de una historia Black Queer, no es sino una historia de amor y por tanto igual a cualquier otra, pues puede que vivamos en una aparente desorden amoroso, en una multiplicidad de goces, enredados en todas las combinatorias sexuales pensables, pero en el fondo nada ha cambiado, da lo mismo ser de un palo o de otro, de ayer o de hoy, blanco o negro, el amor es el mismo y siempre repite la misma historia única y distinta: lleva al éxtasis y trae sufrimiento, se busca y no se encuentra, nos salva o nos condena y sin él, está escrito, no somos nada; en el amor hay quién da más y quién da menos, quien está en posición masculina o en femenina, quien arriesga y quien no y todo esto es lo que vemos en esta historia de amor black-queer que no es sino la misma de Adán y Eva, la de todo quisque, no hay nada nuevo bajo el sol, está escrito y Aziz lo demuestra.
volver arriba

Activar Notificaciones