Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OPINIÓN

“Leo un artículo que dice que los hombres blancos mayores de 60 años deberíamos callarnos, que estamos de más”

Avatar del Pedro CharroPedro Charro19/04/2021
L EO en un periódico importante un artículo que dice que los hombres blancos -los negros deben ser otra cosa- mayores de 60 años deberíamos callarnos, que estamos de más, que somos irrecuperables. Esto no es nuevo. El hombre de sesenta, se dice, cree tener la razón, es difícil discutir con él, no ha sabido adaptarse a lo nuevo. Su experiencia no vale nada, y su forma de pensar pertenece al medievo. Decir algo parecido de las mujeres de 50, que deben cerrar la boca de una vez, por ejemplo, o que los millenials harían bien en no quejarse, levantaría una ola de justas protestas pero parece que con el varón maduro hay barra libre. Cualquier minoría, identidad o grupo puede reclamar su espacio y blandir sus ofensas, salvo los hombres de más de 60 que vienen con el pecado original de serie y que bastante tienen con vacunarse con Astra Zeneca, para lo que parecen resistentes. Todo esto no es sino una caricatura, pero responde a un rasgo de nuestra época que consiste en no tener que deber nada al padre, es decir, a los orígenes, a la historia previa, a lo de antes. Ahora se trata de determinarse a uno mismo desde cero, como uno quiera, sin ataduras y condicionante y elegir sin que nadie pueda decir nada. Es la libertad del supermercado, donde hay de todo. Nadie elegiría ser hombre de 60, aunque hay que advertir que muchos acabarán llegando allí sin remedio. La última modernidad es adanista, parte de cero, tiene la osadía, como todas las anteriores, de creerse mejor. En realidad los 60 es una edad complicada -cual no- en la que de un día para otro se pasa de cortar el bacalao a ir afrontando perdidas, a ir soltando lastre, simplificando la vida. Puede que esto se haga mejor junto a una mujer, y al revés. Tal vez a los 60 hay que ir callando o tal vez sea el mejor momento para hablar. Montaigne, que seguía al escéptico Pirrón, escribió que la mejor manera de desconcertar al enemigo es contenerse y suspender el juicio, la epoché de los griegos, que es la máxima que hizo grabar en una medalla. Dejarse de estas tonterías y dedicarse a vivir cada edad. No otro es el camino a la serenidad, que es el regalo que se consigue con el paso del tiempo.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones