Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Retornados

Gratien Etchebehere: "Mi padre fue de pastor a EE UU y yo volví a Pamplona para jugar a pala"

Gratien pisó suelo navarro por primera vez para jugar un campeonato de pala con Estados Unidos

Ampliar Gracian y Cecil Etcheverry
Gratien Etcheverry y su esposa Cecile EtchebehereJ.C. Cordovilla
Actualizado el 02/01/2023 a las 11:47
Gratien Etchebehere, de 41 años, y su esposa Cecile Etchebehere, de 32, representan un perfil de retornados poco común. Ella es natural de la localidad bajonavarra de San Juan de Pie de Puerto y viajó a Estados Unidos en 2012, donde conoció al que hoy es su marido, nacido en San Francisco y de raíces también vascofrancesas.
“Mi padre emigró a Estados Unidos para trabajar como pastor en California, al igual que la familia de mi madre. Mi abuela cuidaba los niños de una familia y mi abuelo trabajaba como pastor en Colorado. Pero ni a mi padre, ni a mi abuelo les gustaba mucho esa vida y buscaron otras ocupaciones en San Francisco", recuerda. En esta ciudad nació Gratien, quien se hizo jugador de pala. “En la Euskal Etxea de San Francisco teníamos un buen frontón”, sonreía ayer. Curiosamente pisó suelo navarro por primera vez en 2010 para jugar un campeonato de pala con el equipo de Estados Unidos. Y se enamoró de esta tierra.
Su mujer, Cecile Etchebehere, quien había estudiado Comercio, tuvo diversas ocupaciones en California en las áreas de hostelería, comercio y marketing. Fue en el momento de decidir ser padres cuando apostaron por retornar a Navarra “en busca de una mejor calidad de vida”. Llegaron en plena pandemia y Cecil aprovechó para hacer algún curso de formación. Por su parte, Gratien, a través de sus contactos y amigos en Pamplona, se empleó en la empresa Onegin de Berriozar, de especialidades gastronómicas y que en estas fechas prepara cestas de Navidad para toda España.

BEATRIZ BASTERRA BEROIZ (LUXEMBURGO): “TOMAR LA DECISIÓN DE VOLVER FUE LO QUE MÁS ME COSTÓ"

Beatriz Basterra Beroiz.
Beatriz Basterra BeroizJ.C:CORDOVILLA
Más de una década ha durado el ‘exilio’ en Luxemburgo de la pamplonesa Beatriz Basterra Beroiz. Después de estudiar Física con especialidad en Materiales en la Universidad Complutense de Madrid y de obtener una beca Erasmus para cursar en el Real Instituto de Tecnología THK de Estocolmo, se incorporó al centro de innovación de la multinacional Goodyear en Luxemburgo, donde continuó investigando y trabajando en gestión.
En junio de 2022, volvió a Pamplona para incorporarse a la sociedad pública Tracasa Global, donde ocupa el cargo de responsable de desarrollo de negocio internacional.
Ayer, se mostraba satisfecha de que al trabajar ahora en una empresa pública navarra puede contribuir “al retorno económico y tecnológico de nuestra región, aportando el valor de mi experiencia internacional”.
Explicó que después de haberse instalado en Luxemburgo y de disfrutar de su entorno profesional, el proceso de retorno es difícil. “Lo más fácil hubiera sido seguir allí. En mi caso, el punto más dificil fue tomar la decisión de volver. Es un salto al vacío y no sabes si vas a acertar”. En su caso, además, requería de que su pareja pudiera continuar su carrera profesional en Navarra, por lo que Basterra agradeció ayer la existencia de programas de atracción de talento, como Andia, enfocados a las personas del entorno de los navarros afincados en el exterior.
Asimismo destacó la “ayuda” que ha supuesto la ventanilla única del programa NEXT Retorna para simplificar los trámites administrativos de la vuelta.

MIRIAM OSÉS RUIZ (REINO UNIDO): “HAY QUE RECICLAR EL SISTEMA DE INVESTIGACIÓN ESPAÑOL”

Miriam Osés Ruiz.
Miriam Osés Ruiz.J.C.CORDOVILLA
La investigadora e ingeniera agrónoma Miriam Osés Ruiz (Pamplona, 1983) es la tercera persona de la Universidad Pública de Navarra que ha recibido una ayuda “Starting Grant”, la de mayor prestigio científico de la Unión Europea (UE). Supone una financiación de hasta 1,5 millones de euros en cinco años que se otorga a la persona beneficiaria, quien determina la institución europea donde se ejecutará. En su proyecto, Miriam Osés Ruiz se dedicará a estudiar el proceso de infección de uno de los patógenos fúngicos agrícolas más amenazantes del mundo, Magnaporthe oryzae.
Este hongo destruye anualmente entre el 10 y el 30% de las cosechas de arroz que alimentan a más de 60 millones de personas en todo el mundo y afecta también al trigo y a la cebada.
Osés, quien también se ha beneficiado del programa ANDIA de retorno de talento, afirmó que este tipo de iniciativas son “fundamentales” y con ellas “Navarra se iguala a convocatorias de oteas regiones europeas”. No obstante, la investigadora de la UPNA también reconocía que todavía es necesario “reciclar el sistema de investigación español, promoverlo y estabilizarlo a nivel de investigadores”. Por ello, abogó por “renovar el sistema científico y universitario, fomentando nuevas mentalidades y adquiriendo nuevos riesgos”.
También destacó el reto que supone para los investigadores que, como en su caso, deben abordar ahora el liderazgo de sus equipos de investigación.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora