Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Automoción

Preocupación en VW Navarra porque Seat Martorell pueda hacer parte de su producción

Así lo recoge ‘La Tribuna de la Automoción’, cuyas cifras encajan con las del comité de Volkswagen; supondría perder empleo en la planta de Landaben

Ampliar Vista de la fábrica de Landaben desde Barañáin
Vista de la fábrica de Landaben desde BarañáinCordovilla
Actualizado el 15/09/2022 a las 20:30
Las piezas empiezan a encajar. Tras la alerta que lanzó el pasado viernes el comité de Volkswagen Navarra en relación con un excedente de plantilla a partir de 2026 por la falta de vehículos eléctricos, ayer La Tribuna de Automoción publicó que el grupo Volkswagen planea derivar entre 40.000 y 50.000 de los SUV eléctricos que estaban planificados en Landaben para que finalmente los produzca Martorell. Diario de Navarra contactó con Seat para contrastar el dato, pero la marca se ciñó al discurso oficial en torno a la electrificación de ambas plantas sin confirmar ni desmentir los datos ofrecidos por La Tribuna de Automoción. Por parte de Volkswagen Navarra, señalaron que no comentaban “especulaciones periodísticas”.
El posible recorte de la producción de coches eléctricos a Volkswagen Navarra conocido este miércoles, 14 de septiembre, cuadra totalmente con los datos que manejaba el comité de la fábrica de Landaben. De hecho, frente a la producción de 350.000 coches pactada con el acuerdo del segundo modelo en 2016, la información filtrada ayer hablaba de 310.000 coches a partir de 2026. Con esa estimación, no habrá trabajo para mantener a la actual plantilla, situada en torno a los 4.700 trabajadores en la actualidad, según el comité. Por contra, las fuentes del sector a las que se refería La Tribuna de Automoción señalaban que “la cesión se efectuará una vez que este último centro [en referencia a Landaben] esté trabajando a pleno rendimiento de lunes a viernes, saturando una capacidad de 310.000 automóviles al año, lo que podría suceder entre 2027 y 2028”.
Sin embargo, una producción de 310.000 coches estaría lejos de saturar la capacidad de Volkswagen Navarra, que ya produjo 353.353 coches en 2011. Los 50.000 vehículos que se atribuyen a Martorell tampoco encajan con el margen extra que tiene Landaben cuando activa todas las medidas de flexibilidad, que es mucho menor. De hecho, según recalca el comité, la fábrica sería capaz de ensamblar hasta 400.000 unidades al año si se activan todas las medidas de flexibilidad que contempla el actual convenio y se satura la capacidad instalada. En el marco de estas informaciones, el comité de Volkswagen Navarra solicitó ayer al Gobierno de Navarra una reunión de urgencia para “revertir” la situación y garantizar el actual tamaño de la plantilla de Landaben.
Lo cierto es que las fuentes a las que aludía el periódico digital insistían en que no habrá “ningún problema de carga de trabajo” en Volkswagen Navarra a partir de 2026, afirmación que entra en franca contradicción con las denuncias del comité de la fábrica de Landaben. Según razonaban las fuentes de La Tribuna de la Automoción, la planta navarra “experimentará una reducción de las necesidades de plantilla en el proceso de adaptación a la electrificación”, pero lo atribuían a las paradas técnicas que será necesario acometer entre 2024 y 2026 para adaptar las instalaciones a la electrificación. Para solucionar esta situación, estas mismas fuentes hablaban de “la salida pactada de los operarios más veteranos”.
ADELGAZAMIENTO DE PLANTILLA
El problema es que estas cuentas no encajan con la situación que vive Martorell. Según afirmó la marca en marzo de este año, la electrificación de la planta creará un excedente de 2.800 empleados, de los que 1.800 corresponderían a producción. Si en Martorell trabajan unos 8.000 operarios en la cadena, eso significa que sobraría uno de cada cuatro, ya que los vehículos de baterías tienen una carga de trabajo entre un 30% y un 20% menor. Echando la misma cuenta, el cambio al eléctrico en Landaben produciría efectos similares si se tiene en cuenta que en 2019 se produjeron 320.523 coches de combustión con una plantilla de 4.867 trabajadores, de los que unos 4.000 eran de la cadena. Por tanto, una producción de 310.000 coches eléctricos al año necesariamente conllevaría un excedente de cerca de mil de los actuales 3.800 operarios de cadena.
Todo ello hace pensar, según considera el comité, que la verdadera intención sea dejar que la plantilla de Volkswagen Navarra vaya adelgazando conforme salgan los trabajadores más veteranos. En la actualidad, entra en la empresa un menor de 30 años por cada prejubilado, pero este acuerdo caduca el 31 de diciembre de este año. El temor es que este procedimiento no se prorrogue en adelante y se vayan amortizando puestos hasta alcanzar un equilibrio entre producción y plantilla. Este escenario es el que quiere evitar el comité, ya que entiende que supondría una progresiva pérdida de relevancia económica y laboral.
La posibe transferencia de producción a Martorell estaría justificada, según lo publicado, tras cancelarse uno de los tres modelos eléctricos que se iban a adjudicar a Seat. Sin embargo, ya antes de conocerse este extremo, su comité venía solicitando mayores cargas de trabajo porque los tres eléctricos tampoco iban a ser suficientes incluso solucionando el excedente de personal.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE