x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Epidemia de coronavirus

Las consecuencias del coronavirus en algunas empresas navarras con presencia en China

Un recorrido por algunas de las empresas navarras con presencia en el país asiático permite comprobar que las consecuencias del coronavirus no son solo sanitarias

Foto del interior de la fábrica de Fluitecnik en China.

Fábrica de Fluitecnik en China.

DN
Actualizada 02/03/2020 a las 12:03
A+ A-

Exkal ha enviado 3.000 mascarillas y cerrado tres semanas la planta de China

La empresa navarra Exkal, fabricante de muebles frigoríficos para grandes superficies, ha tenido su planta de China, en Yanshu, en Haian, cerca de Shangai, parada durante tres semanas. Pero como ha estado parado todo el país, tampoco hubieran podido distribuir el producto.

Desde China Exkal vende al propio país, además de a Malasia, Vietnam, Taiwan, entre otros. En ella trabajan 55 personas, todas chinas, que no han podido acudir a la fábrica. Alfonso Antoñanzas, director general de Exkal, explica que el Gobierno chino decretó después de las vacaciones del año chino, dos semanas más de vacaciones, hasta el 10 de febrero. “El 10 de enero podían ir a trabajar siempre que tuvieran mascarillas. Pero casi nadie acudió porque no era fácil tener mascarillas para todos”, añade. Desde el principio, ante esta necesidad, desde España Exkal empezó a mandar mascarillas, 3.000 han enviado, pero fueron llegando de manera escalonada. Exkal las compraba en las farmacias de toda España. “No son las mascarillas de médicos, de usar y tirar, son especiales, con filtros, que se lavan por la noche y se reutilizan”, apunta Antoñanzas.

Ahora, están trabajando todos los empleados, con mascarillas (cada uno tiene entre 30 y 40) y deben tomarse la temperatura dos veces al día. Para ir a la fábrica no tienen problema porque van por sus propios medios.
Alfonso Antoñanzas estuvo justo en China la semana anterior al día en que comenzó todo. Acudió a celebrar el año nuevo con los trabajadores de la planta de Exkal en China y estuvo del 20 al 25 de enero. “Me volví el 26 de enero”, recuerda. Antoñanzas se muestra asombrado de la rapidez y contundencia de las medidas adoptadas en China. “Los hijos de los trabajadores no van al colegio, siguen el curso por internet”, explica. Y se congratula de no haber tenido a ningún trabajador afectado por el coronavirus.

Exkal, que cuenta con cerca de 900 trabajadores, de los que 660 están en Marcilla, facturó 90 millones de euros en 2019 y 5 corresponden a la planta de China, donde están presentes desde 2009.


Comansa. Una sala de aislamiento en la fábrica como medida de control

Comansa, fabricante de grúas para la construcción, ha enviado a China 3.500 mascarillas. La fábrica en Hangzhou cuenta 245 trabajadores y en ella se fabrican 80 grúas al año, que se añaden a las 105 que se producen en España. La planta china ha retomado la actividad después de varias semanas cerradas y haber obtenido el permiso de las autoridades, según explicó Javier Militino, responsable de márketing de la fábrica navarra, con sede en Huarte. La fábrica ha vuelto a funcionar con el 50% del personal, “los que disponen de sus credenciales sanitarias en regla”. El resto de los trabajadores, explicó, irán incorporándose en lo que queda de febrero a medida que tengan autorización para poder desplazarse desde sus lugares de origen, donde se habían desplazado para la celebración de nuevo año chino.

Militino explicó que, dependiendo del momento, en la medida en que vuelven deben pasar una periodo de cuarentena en los hoteles.

Comansa no ha tenido ningún trabajador afectado y la vuelta a la actividad se ha hecho incorporando medidas como un control de acceso parra autorizar la entrada, normas de seguridad e higiene, controles y registros diarios de temperatura y estado de salud, material de protección como máscaras de protección especial y la habilitación de una sala de aislamiento por si alguien se siente mal. Para iniciar la actividad también han tenido que solventar el problema de cómo trasladarse a la fábrica, porque el transporte público está casi totalmente paralizado.

Los retrasos en el suministro ocasionados por la parada de la producción podrán ser puestos al día durante al marzo, según explicó Javier Militino.

Comansa ha hecho una donación de 3.500 máscaras especiales para hospitales locales y están preparando un siguiente envío .

Comansa, con una facturación de más 100 millones de euros y que cuenta con 538 trabajadores, de los que 285 están en la fábrica de Huarte, se instalaron en China en 2006. Desde 2015 la planta china es en su totalidad propiedad de Comansa.


Bodegas. China, primer país destino del vino navarro

China es el principal mercado para el vino navarro. Lo es desde 2017. Y eso que hasta 2014 era un destino que no aparecía ni en las estadísticas. Porque hasta entonces ese primer puesto estaba ocupado por Alemania. Pero las exportaciones de China fueron aumentando y hoy de los 10,5 millones de euros que exportó en 2019 toda la DO (Denominación de Origen) de Navarra, tres millones de euros viajaron a China. Un año antes, en 2018, fueron 2,5 millones. Alemania ya ha pasado a segundo lugar, con 1,650 millones de euros exportados con ese destino en 2019. “A partir de 2017 China se abrió como mercado para muchos productos y para el vino, también. Antes, China se contemplaba como un mercado para destinar el excedente, el vino barato. Ahora se exporta vino de calidad y, aunque no es el mercado de mayor valor económico, sí lo es por volumen”. Así lo señaló Sonia Benito, gerente de la Asociación de Bodegas de Navarra, que agrupa a 25 bodegas y representa al 70% de la comercialización de DO Navarra.

Benito no tiene duda. El coronavirus afectará al sector durante este año. Porque el envío más importante al país asiático se manda para el 25 de enero, cuando se celebra el año nuevo chino. “Y este envío se ha hecho sin problema, por lo que el coronavirus no ha afectado al ejercicio de 2019. Pero lo que ocurre es que el producto enviado no se ha consumido porque está retenido en los puertos. Al haberse cerrado los restaurantes y el comercio ese vino no se ha consumido. Se beberá cuando se solucione el problema”, explica Sonia Benito.

La directiva dice que, ante esta situación hay que buscar otros mercados, pero Reino Unido, que es el tercer destino para Navarra, y EEUU, que ocupa el quinto puesto, también están “tocados”. “En Reino Unido se supone que en 2020 se podrá trabajar igual; la incertidumbre se produce para 2021, dependiendo del acuerdo al que se llegue. Y en EEUU mantiene unos aranceles del 25% sobre el valor del vino para que el producto pueda entrar”, explicó la gerente de la asociación.


MTorres. El personal en el sureste asiático ha regresado a España

Una empresa exportadora a China es la de MTorres, que con sede en Torres de Elorz vende su producto a grandes fabricantes de aviación comercial de ese país, como son Comac y Avic, entre otros. La previsión es que en 2020 el mercado chino suponga hasta el 40% de la facturación, señalaron desde la empresa. Esta actividad requiere la presencia de personal de MTorres en China que suele oscilar entre los 10 y los 30 trabajadores, dependiendo de la fase del proyecto. Pero todos los que estaban en el sureste asiático, donde hay clientes también de la actividad de converting, han vuelto a España y no regresarán hasta que no haya finalizado el riesgo del coronavirus, comentaron en la empresa.

MTorres se dedica a fabricar sistemas de automatización de procesos industriales, para el sector del papel y aeronáutica. Con 770 trabajadores facturó más de 160 millones de euros en 2018.


Focke Meler Gluing Solutions. China supone el 12% de su facturación

Para Focke Meler Gluing Solutions, con sede en Arazuri, dedicada a la fabricación de sistemas de aplicación de adhesivos y 160 trabajadores, China supone el 12% de la facturación total de 21 millones de euros. Por lo que es un mercado importante en el total de sus ventas. “Hay un parón de actividad en China generalizado. Esto hace que proyectos que tenemos en curso estén congelados. Tenemos ingenieros de China trabajando allí en proyectos de línea blanca y automoción. Pero están en su casa, no salen. En circunstancias normales habríamos cerrado proyectos que ahora están parados. Tenemos un pequeño parón, pero confiamos en recuperarlo y que no tenga impacto en el total del ejercicio. Esperamos que esté bajo control pronto y no se prolongue mucho la situación”, explicó Javier Aranguren, director general de la empresa.

El directivo confía en poder recuperar a lo largo del año las pérdidas ocasionadas por este parón. “Sólo han pasado dos meses del ejercicio y eso puede suponer una caída de entre el 10% y el 15% de las ventas totales que hacemos en China. Pero creo que cuando vuelvan a la actividad recuperaremos lo perdido. Como fabricamos soluciones adaptadas al cliente, no es que tengamos máquinas en stock, sino proyectos parados, parte del sistema está preparado, pero no todo el producto”, detalló el directivo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra