Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

EMPRESAS

KSS anuncia el cierre para 2021 de su planta de Orkoien y el despido de 136 empleados

Las primeras 80 salidas vendrán con un ERE de extinción que la empresa presentará en mayo. Sus 136 trabajadores serán despedidos en dos fases y la fábrica será clausurada en 2021

KSS de Orkoien plantea despedir a sus 130 trabajadores y cerrar la planta
Planta de KSS en Orkoien.
Archivo
  • C.L.
Actualizada 09/04/2019 a las 10:28

La multinacional japonesa Kayaba, que cuenta también con las fábricas Kybse en Ororbia y KAMS en Los Arcos, anunció ayer por la tarde al comité el cierre de Kayaba Steering Spain (KSS), la planta ubicada en Orkoien dedicada a la producción de bombas hidráulicas para direcciones de coches. La noticia la daba el responsable nipón de la factoría, Chiguchi Shinichi, que adelantó que la clausura se realizará en dos fases. La primera comenzará el mes que viene con un expediente de extinción para 80 de sus 136 trabajadores, que saldrán progresivamente durante lo que queda de año. Los otros 56 empleados abandonarán la fábrica a partir de 2020, tras lo que echará definitivamente el cierre en 2021.


“Ha sido la crónica de una muerte anunciada”, reconocía ayer un representante sindical de la plantilla en referencia a los sucesivos ajustes de personal que ha sufrido la empresa desde 2012, el último de los cuales terminó con la salida de 71 voluntarios hace un año. Los problemas en KSS comenzaron hace aproximadamente una década, cuando la irrupción de los motores eléctricos como sustitutos de las bombas hidráulicas en las direcciones asistidas redujo rápidamente la demanda del producto fabricado en Orkoien, con una caída prevista de los pedidos del 72% para 2019. Los responsables de la planta llegaron a un acuerdo con el comité en 2013 para reconducir la situación, lo que implicó “importantes sacrificios laborales y salariales”, con la promesa de traer nuevos productos para dar carga de trabajo.


En enero del año pasado, la multinacional japonesa presentó el esbozo de un plan industrial que solo garantizaba 70 empleos a partir de 2021. Sin embargo, según explicaba ayer una fuente sindical, esta posibilidad finalmente ha sido descartada debido a su coste. Esta misma fuente recordaba que la matriz nipona atraviesa dificultades a raíz del escándalo por la falsificación de los datos de calidad de los amortiguadores sísmicos para edificios que produce otra de sus marcas, una crisis agravada tras conocerse que se utilizaron materiales “irregulares” en 165 edificaciones de Japón.


La fábrica de Orkoien pondrá en 2021 punto final a una actividad que comenzó en 1997 con 120 empleados, plantilla que creció progresivamente hasta alcanzar más de 450 trabajadores en 2003, año en el que se eran necesarios tres turnos para atender los pedidos. En 2008, Kayaba planeaba sustituir la producción de bombas hidráulicas por dispositivos de asistencia eléctrica, un proyecto que finalmente no cuajó debido a cuestiones técnicas y el estallido de la crisis financiera global. Los primeros despidos debido a la caída de la producción se ejecutaron a principios de 2012 y las circunstancias siguieron deteriorándose a lo largo de los siguientes años. El comité celebrará hoy asambleas con la plantilla para estudiar la situación y plantear posibles movilizaciones.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE