Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Crimen en Tudela

'Exprimir el limón’: una búsqueda de 24 h para dar con el fugitivo en Boisredon

Lograr dar con el fugitivo y hacerlo lo antes posible permite reducir las incógnitas del caso. Las primeras horas resultan siempre determinantes

Ampliar TUDELA Alrededor de 600 personas se dieron cita ayer en la plaza de los Fueros de Tudela para participar en la concentración convocada por la Plataforma 8M.
TUDELA Alrededor de 600 personas se dieron cita este matres, 11 de enero, en la plaza de los Fueros de Tudela para participar en la concentración convocada por la Plataforma 8M.MARIBEL TIERNO
Actualizado el 12/01/2022 a las 10:50
En cualquier desaparición, las primeras 24 horas de búsqueda resultan determinantes. Tanto si la marcha es voluntaria como si no. Investigadores consultados ayer al hilo de la búsqueda del investigado por asesinato de su mujer en Tudela coincidían en la importancia de lograr dar con el principal sospechoso “lo antes posible”. En este caso, a pesar de la distancia geográfica lograda por el fugitivo, y la ‘ventaja’ que llevaba a los agentes (escapó entre 24 y 48 horas antes de que comenzasen a buscarlo), pudo finalmente ser localizado, y responderá de su implicación en el caso ante el juez y los investigadores de la Policía Foral.
Todas las fuentes coinciden en la dificultad de que una persona, hoy en día, en Europa, consiga ‘borrarse del mapa’ de manera efectiva y sostenida en el tiempo. Pero, a la vez, localizar cuanto antes, horas mejor que días, a la persona en cuestión puede ayudar a resolver las incógnitas más abiertas. La premura en no perderle de pista conlleva una serie de acciones urgentes y simultáneas que, entre otros términos, se conoce en argot policial como ‘exprimir el limón’. Se refiere a centrar los primeros esfuerzos en apretar a familiares, amigos, entorno o ‘red’ del huido hasta dar con un posible escondite. En este caso, el sospechoso no era un delincuente habitual, por lo que ese recurso del limón, aunque se activó, ofreció pocas pistas desde el principio. Además, el hallazgo del teléfono móvil en la vivienda que ambos compartían y donde apareció el cuerpo, en el paseo de Pamplona de la capital ribera, ya complicaba el objetivo. Apuntaba a huida (si hubiera tomado otra determinación, como quitarse la vida, es improbable desprenderse así del teléfono) y anula la vía de geolocalizar a su propietario merced a la ubicación de la señal.
“El coche es determinante en estos casos. Si trata de esconderse, dar con el vehículo te lleva a un primer rastro. Si se mueve,a dónde o está quieto, ya es una pista”, indican agentes que han participado en operativos similares.
Para tratar de dar con él, la Policía Foral emitió una orden de búsqueda que implicó al resto de cuerpos policiales. Supone la puesta en conocimiento de su nombre, DNI o vehículo, modelo, color, matrícula, en una base de datos a nivel nacional que comparten todos las fuerzas de seguridad, así como otras acciones más directas (pedir autorización judicial a la compañía telefónica para ubicar su teléfono, registro de posibles movimientos bancarios y contacto con sus familiares o amigos).
En realidad, el archivo está abierto a todo el espacio europeo Schengen, y no es raro que una persona con una orden de búsqueda emitida por las autoridades de un país de la Unión Europea pueda ‘saltar’ cuando policías en España identifican a un ciudadano, por ejemplo.
En un crimen vinculado a la violencia de género, la opción de que el presunto autor se autolesione o trate de suicidarse siempre está sobre la mesa. “Tampoco es algo descabellado que si la persona no lleva una vida asociada a la delincuencia, le sobrevenga el peso de lo que ha hecho y, pasadas unas horas, decida entregarse”. No ha sido el caso en Tudela, donde el arrestado huía hacia el norte de Francia. Hoy en día, sin embargo, puede costar dar con él, pero a la vez es muy complicado vivir siempre escondido. “La huella electrónica (no hay móvil, pero el dinero en metálico en algún momento se acaba, o se para en una gasolinera, se registra en un hotel o llama la atención un coche español en Las Landas), un testigo o la colaboración policial acaban dando sus frutos”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE