Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Toros

Emocionante corrida en Cintruénigo con todos a hombros

A todos los toros de “El Pilar” se les cortaron trofeos en una triunfal corrida desarrollada bajo las normas COVID

Juan Leal, Javier Marín y David de Miranda son sacados a hombros de la Plaza de Cintruénigo
Juan Leal, Javier Marín y David de Miranda son sacados a hombros de la Plaza de Cintruénigo PASCAL LIZARRAGA
  • Pascal Lizarraga
Actualizado el 04/09/2021 a las 22:50
De un valiente a otra valiente. Así veía el público el brindis de Javier Marín a Marta Fernández. El de un matador reencontrándose con un toro fiero a una aficionada y activista taurina en las aulas de la universidad, en su Asturias natal y en las salas de quimio.
Se vestía este sábado Javier Marín de luces tras dos años y puede que el vestido y la montera fueran los mismos, pero la forma en que le encajaron en el ánimo fueron absolutamente distintos a los de sus últimas temporadas. El torero local anduvo toda la tarde por la plaza con un aplomo y tranquilidad digno de toreros de mayor rodaje y frente a los toros puede que Javier Igea, en la vida civil, cuajase su mejor actuación como matador desde la alternativa.
Moisés Fraile embarcó una corrida para Cintruénigo compuesta por repostería monacal con forma de toros de lidia. Bonitos de cara, nobles en las embestidas, descolgando en la muleta y con las fuerzas justas para no sobresaltar a los de luces. Para no empalagar demasiado la tarde el sexto rompió el molde y por hechuras, ofensividad y alzada pareció el toro del coñá al lado de sus hermanos.
De esta nobleza se aprovechó especialmente Juan Leal, que supo torear a su lote a placer mientras satisfacía con el torero en redondo al público pagano. El último torero sofronizado por Julián Guerra le pegó al cuarto una estocada a matar o morir que refleja que va a ser torero de ferias pese a la incredulidad de los ortodoxos.
David de Miranda estuvo correcto, aseado y mató por derecho a sus toros. La deseada vuelta a la normalidad dirá dónde está su sitio.
Frente al tercero Marín estuvo muy bien lo recibió con faroles de rodillas, le dejó a Ramitos pegarle el puyazo adecuado y le hizo un quite de frente y por detrás. Lo mató de estocada tendida y el toro tardó en doblar.
Con el sexto, que era un toro con toda la barba Marín olvidó actitudes temosas y fue capaz de hacerle una faena con tres tandas de naturales y una de derechazos. Sin pensarlo más se fue a por la espada se adornó y tumbó al toro de una estocada letal.
Dos años fuera del circuito han cambiado a Javier Marín. El triunfo local de este sábado no le valdrá de mucho. Pero mirando la vida de frente se conoce a los valientes en la calle o en el ruedo: como ayer a Marta y a Javier.
GANADO
Seis toros de la Ganadería de “El Pilar”, de bonancible comportamiento y presentación amable. Ovacionados al arrastre 1º, 3º, 4º y 5º. El sexto fue el de mejor presentación y actitud más feroz.
TOREROS
Juan Leal, 1 oreja y 2 orejas. David de Miranda 1 oreja y 1 oreja. Javier Marín 1 oreja tras aviso y 2 orejas.
PRESIDENCIA
A cargo de Oscar Bea Trincado asesorado por Jose Luis Gil en el terreno artístico y Rosa López en el veterinario. Contribuyeron al desarrollo artístico del festejo.
INCIDENCIAS
Muy buen ambiente con el aforo COVID de casi 800 almas completo, en todos los tendidos excepto en el de Sol.
volver arriba

Activar Notificaciones